ENTREVISTA

Cachanosky: por qué la inflación "tiene un piso de 60%", Guzmán está "desdibujado" y el impacto de no cerrar con el FMI

El economista anticipó de cuánto cree que será el aumento de precios y qué sucederá si el país no acuerda con el Fondo post elecciones, en una entrevista con El Cronista. Además, alertó que aunque el Gobierno pueda ganar las elecciones por no aumentar las tarifas, el costo de esos votos es la destrucción del sistema energético.

Roberto Cachanosky fue elegido este año como uno de los influencers económicos que más repercusión tiene en redes sociales, de acuerdo a una investigación de la Universidad Johns Hopkins. El economista afirma que la inflación de 2021 rondará en el 60 por ciento y, aunque el Gobierno no llegue a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) post elecciones "seguirá la misma decadencia que hay ahora".

En una entrevista con El Cronista, una de las voces más escuchadas dentro y fuera de lo que él denomina el movimiento ‘liberal clásico' apuntó contra el ministro de Economía, Martín Guzmán, y definió su función como "desdibujada". También, planteó cuál sería el plan de shock que considera que tiene que aplicar actualmente la Argentina.

Sobre las elecciones de medio término adelantó: "es probable que se logre ganar una elección sin aumentar las tarifas de los servicios. Ahora, también es probable que te quedes sin luz, sin gas, sin agua. Así destruyen el sistema energético".

El economista Roberto Cachanosky en una entrevista virtual exclusiva para El Cronista

- Mañana se conocerá la inflación de mayo, que acumulada en cinco meses representaría el 75% de la meta que se había puesto el Gobierno. Una de las formas de darle pelea es con controles de precios como el que se acaba de anunciar de 70 productos que tendrán el precio impreso, ¿Estas medidas desaceleran el ritmo del avance de precios?

- No creo que vaya a ser una canasta a la que pueda acceder toda la gente. Cuando vos ponés un precio máximo es por debajo del nivel de mercado, por lo que no está en equilibrio. Eso quiere decir que va a tener que ajustar por cantidad, va a haber menos oferta y más demanda, es decir, faltante a ese nivel de precios. Es probable que le vaya a servir al Indec para tomarlo como referencia y bajar tanto el índice de precios al consumidor, como la línea de pobreza.

Lanzan "canasta antiinflación" con 70 productos a precios congelados por 6 meses

- La inflación en 2021,  ¿Se aproxima a las nuevas proyecciones del Gobierno en torno al 33% o a la de analistas?

- No soy de hacer pronósticos porque nadie serio puede hacerlos, pero por la tendencia el piso que tiene hoy es de 60%. La tasa de inflación mensual promedio da 4%, con esos números no creo que pueda terminar más abajo, ni que la vayan a bajar mucho más.

- ¿Cómo evalúa la gestión del Ministro de Economía?

- Creo que está totalmente desdibujado. No maneja la tarifa de los servicios públicos porque la maneja el Instituto Patria aparentemente, los precios los maneja Paula Español midiendo las estanterías -toman medidas económicas con centímetros- y la política monetaria la maneja el Banco Central. Por último, las cuestiones salariales quedaron demostradas que tampoco las maneja él, entonces ¿Cuál es la función del Ministro? Ni siquiera lo dejan con el arreglo de la deuda externa porque a los pocos días de reunirse con el Fondo el kirchnerismo duro salió a tirarle con misiles.

-¿Es entendible la estrategia de no aumentar tarifas teniendo en cuenta que Macri en parte perdió por esa causa?

- Es probable que se logre ganar una elección sin aumentar las tarifas de los servicios. Ahora, también es probable que te quedes sin luz, sin gas, sin agua. Así destruyen el sistema energético. El kirchnerismo lo hizo en su momento y gastó en subsidios entre el 2006 y el 2015 u$s 161.00 millones para mantener bajas las tarifas de los servicios públicos. ¿Sabés de dónde sale esa guita? de la expansión monetaria. Vas a estar pagando una tarifa artificialmente baja pero o se va a caer el servicio o vas a tener que emitir para pagar las pérdidas que te genera el atraso tarifario y ahí la población termina perdiendo poder adquisitivo.

- Siguiendo en la línea de si se deben hacer o no ciertos ajustes, ¿Cuál es la consecuencia de que se demore el acuerdo con el FMI post elecciones?

- Creo que la situación no va a ser mucho más grave de lo que es ahora, seguiría la decadencia. Arreglar con el fondo no significa generar confianza para atraer inversiones, crecer o generar puestos de trabajo y mejorar la productividad.

- ¿Qué opina sobre las acusaciones del ministro Martín Guzmán en torno de la fuga del dinero y las altas tasas que pagó Argentina por el préstamo del FMI al gobierno de Macri?

- Lo más barato era tomar deuda con el Fondo. La tasa que se paga por esa deuda es 3,05% en dólares. Si no arreglamos ahora, nos van a cobrar por mora otro punto más y va a ser de 4,05%. ¿Es caro o es barato? Si se compara con la tasa de interés que se paga en el mercado voluntario de deuda es regalado porque se paga en torno al 16%.

-Pero si lo comparamos con cómo se endeudaron otros países de Latinoamérica es caro...

- Lógico, porque nos estamos excediendo en el monto y en el plazo. La tasa de 4,05% es porque usamos la tarjeta de crédito en más del monto que estábamos autorizados. Cuando te pasa eso, te matan. Si además no pagamos y pedimos más plazo nos cobran más tasa. Lo que hizo Macri fue tomar deuda para pagar deuda del mercado voluntario, con lo cual salió más barato. El tema es que el Fondo pide hacer reformas que el Gobierno no está dispuesto a hacer. un riesgo país de 16 puntos.

-En este panorama, ¿Puede seguir calmo el dólar hasta noviembre?

- Mientras no baje demasiado la soja, pueden mantenerlo.

Reformas económicas estructurales:

-El gobierno de Mauricio Macri también fracasó en el intento de bajar la inflación. Si lo llamaran y le preguntaran a usted, ¿Qué haría para bajar la inflación?

- El problema de la inflación es un problema de expansión monetaria, derivado del déficit fiscal. Como Argentina tiene una presión tributaria fenomenal no hay mucho margen para cerrar la brecha fiscal. La única manera es bajar el gasto, pero para eso tenés que tener respaldo político. Sino tenés respaldo político no llegás ni a la esquina.

-¿Cómo haría ese recorte del gasto?

- No lo hacés de un día para el otro, a lo largo del tiempo, pero tenés que elegir dónde. Todo lo que es obra pública lo debería hacer el sector privado, para una ruta, por ejemplo, se llama a licitación y que cobren peaje. Y después hay que ir reduciendo los planes sociales que los tenés que transformar en cultura del trabajo. Para eso hay que abrir escuelas de oficio para que la gente se capacite en ser gasista, carpintero, plomero, electricista. Hay un montón de oficios que hacen mucha falta. Hay laburo para ese sector de la sociedad. Se pueden financiar esos planes de estudio con créditos blandos del Banco Mundial. Mientras la persona estudia le das el subsidio y cuando terminó se lo vas reduciendo 15% mensual.

- ¿O sea que sería más "gradualista" y no aplicaría un "shock"?

- El shock es anunciar un plan económico de golpe, si yo tuviese el respaldo político para implementar una serie de medidas tengo muy claro cuáles serían. Son siete. Antes de hacerlo hay que contar la situación catastrófica de la economía argentina. Primero, una reforma monetaria porque no tenemos moneda. Segundo, una amplia desregulación de la economía para poder facilitar la actividad económica. Tercero, una reforma laboral para que por lo menos se pueda contratar gente y terminar con la industria del juicio. Cuarto, una reforma del Estado que obliga a trabajar en dos campos: el nivel de gasto y la calidad de gasto. Quinto, una reforma impositiva eliminando impuestos distorsivos como el impuesto al cheque. Sexto, incorporar la economía argentina al mundo. Séptimo transformar los planes sociales en trabajo para reducirlos y eliminarlos.

- Muchas políticas de protección social no se pueden transformar en trabajo, pienso en la Asignación Universal por Hijo...

- La gente no debería cobrar una AUH en un país donde tenés trabajo y alimentás a tu familia con trabajo. Eso no tiene explicación en un país próspero. Si estamos pensando a sacar a la Argentina de esta situación y apuntamos a tener un país con un ingreso per cápita de 30.000 dólares por año la AUH no tiene sentido. El principio básico es que la gente tiene que vivir de su trabajo no de la plata que el Estado le saca a otra para dárselo a él.

-¿Cómo llevaría a cabo la reforma monetaria que menciona?

Una opción es quitarle el curso forzoso al peso y darle curso legal a todas las otras monedas y que la gente haga las transacciones en las monedas que quiera. Intuyo que el mercado se va a concentrar en dos monedas: el dólar y el euro.

- Es decir que, ¿dolarizaría la economía?

- Yo no dolarizo, eso lo va a decidir la gente. Dolarizar es entregar todas las reservas a cambio de toda la base monetaria más los pasivos.

- Si la economía pasa a manejarse en dólares, ¿no es un problema que el país se quede sin posibilidad de hacer política monetaria? ¿el Banco Central no paga un alto costo?

Obvio. Es la idea. Justamente el Banco Central arruinó la moneda. Para que un Banco Central pueda hacer política monetaria primero tiene que tener moneda. Si no tenés moneda no podés hacer política. ¿El peso es moneda? no porque no cumple los requisitos de ser medio de intercambio ni reserva de valor, es una cuasi moneda. El Banco Central va a tener que producir una moneda en la cual la gente crea.

-Sobre una posible reforma impositiva, ¿Hay margen para bajar la carga, si a la vez es una preocupación que no aumente el déficit fiscal?

- La clave depende de si funciona la curva de Laffer. En Estados Unidos cuando Ronald Reagan llegó al Gobierno y bajó la tasa del impuesto a las Ganancias de las empresas hubo una avalancha de inversiones. Eso a Macri le funcionó, cuando bajó las retenciones agroindustriales la producción agropecuaria aumentó, entonces recaudó menos por derecho de exportación, pero aumentó la recaudación por otro tipo de impuestos como el IVA.

economía en redes sociales:

-Un estudio de la Universidad Johns Hopkins lo posicionó como uno de los influencers económicos argentinos con más repercusión, ¿qué cree que hace que lo sigan?

Muchos me deben seguir en Tuiter para insultarme. No todos los seguidores son seguidores fieles a tus ideas. Creo que no tengo un estilo agresivo, por lo menos no insulto. Y después hay una gran retroalimentación entre las producciones de distintos medios audiovisuales que antes se basaban en cables y ahora leen Tuiter.

-¿La palabra derecha genera rechazo en nuestra sociedad? ¿Cómo se define usted?

La palabra derecha se la identifica más con fascismo que otra cosa. ¿Qué es derecha? los militares eran de derecha, Perón era de derecha, López Rega era de derecha y era una persona que no tenía nada de liberal. Por eso la palabra derecha no dice nada. Creo que genera rechazo, como así decir que uno es progresista genera simpatía. Yo no sé si me definiría de derecha, creo que me defino como parte del movimiento liberal clásico.

-¿Qué es un liberal clásico?

Alguien que cree que el Estado tiene que existir pero limitado en el poder que puede ejercer. 

Tags relacionados

Comentarios

  • MF

    Marcela Furtado

    16/06/21

    Excelente Roberto!!!!

    0
    0
    Responder