Vivir, invertir y hacer negocios en Uruguay

En los tiempos actuales las personas buscan certezas, normas claras que se cumplan y que se hagan cumplir. Desde siempre, pero más aún en los últimos años, Uruguay potenció su tradición de un país serio y confiable, condición siempre valorada, pero ahora aún más por la situación que atraviesan las economías de otros países de la región.

Asimismo, el gobierno actual lleva adelante una política de atracción de capitales con beneficios tributarios considerables para extranjeros, posicionando a Uruguay como una opción muy favorable para desarrollar negocios con mayor tasa de retorno. De hecho, estableció la posibilidad de un "Tax Holiday" de 11 años para extranjeros.

Estas características, no pasaron desapercibidas y ya empresarios emblemáticos como Marcos Galperín (Mercado Libre), Gustavo Grobocopatel (Los Grobo), Francisco de Narvaez, entre otros, optaron por el cambio de residencia fiscal o por aumentar sus inversiones allí. Pero son muchos los extranjeros que eligieron establecerse en Uruguay, tanto empresas, como inversores y particulares, en busca de un contexto amigable en lo social, estable en lo económico y más conveniente en lo fiscal. Para llevarlo a cabo hay que gestionar la residencia legal y luego la fiscal.

Residencia legal para nacionales del Mercosur

Uruguay implementó un procedimiento muy práctico y sencillo para que los ciudadanos de países miembros del Mercosur y países asociados puedan obtener su residencia legal, siendo posible incluso iniciar los trámites en su país de origen.

La Residencia Legal es el trámite que deben realizar los extranjeros interesados en establecer un vínculo migratorio con Uruguay, ya sea mediante permanencia temporaria en el territorio o radicación en el país. Durante la Pandemia los residente legales pudieron ingresar al país sin limitaciones, ni necesidad de permisos especiales.

Dada la posibilidad de iniciar el trámite ante los Consulados, en Argentina, miles de personas así lo hicieron, lo que les habilitó poder viajar, concretar inversiones, realizar negocios, visitar sus propiedades si ya las tenían, abrir cuentas bancarias y muchas actividades más que habilita la "nueva normalidad" que actualmente se vive en Uruguay.

Según datos difundidos en medios de prensa, en el último año se procesaron más de 5.000 solicitudes de residencia legal de ciudadanos argentinos, lo que se vio reflejado en el incremento de inversiones inmobiliarias, radicación de empresas, desarrollo de negocios y apertura de cuentas bancarias.

Con las fronteras parcialmente cerradas por la Pandemia, los extranjeros residentes legales pueden ingresar a Uruguay sin necesidad de solicitar una autorización especial, trámite que muchos propietarios de inmuebles en dicho país se arrepienten de no haber realizado antes.

A su vez, la residencia legal permanente en un tercer país, es condición establecida como necesaria por la AFIP para procesar la baja de los contribuyentes que emigran, por lo que la residencia legal en Uruguay produce un doble efecto beneficioso para quienes la tramitan.

Residencia fiscal e impuestos

Es famosa la afirmación de que los seres humanos no se salvan de dos cosas, la muerte y el pago de impuestos. Ello también es cierto en Uruguay, pero con una salvedad, los extranjeros pagan menos impuestos que en otros países.

Ello es así porque Uruguay diseñó su sistema tributario aplicando el criterio de la fuente, es decir, gravando las rentas generadas en el país, a diferencia de la mayoría de los países del mundo que gravan la renta mundial, es decir, los ingresos que perciben sus ciudadanos en cualquier lugar del mundo, como es el caso de Argentina.

A modo de ejemplo, un extranjero que configure residencia fiscal en Uruguay tributaría sobre sus rentas pasivas en el exterior a una tasa que, según su situación, sería del 7 % o del 12 %, mientras que en Argentina pagaría el impuesto a las ganancias sobre dichas rentas en franjas que van del 25 % al 35 %.

Si a ello le sumamos la aplicación del "Tax Holiday", es decir, las vacaciones fiscales para el pago de impuestos por el plazo de hasta 11 años, terminaremos de comprender por qué Uruguay hoy es el país que los extranjeros eligen para vivir, invertir y hacer negocios. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios