Ucrania e Islas Salomón: entre líneas rojas y patios traseros

EE.UU. y Australia amenazan invadir las Islas Salomón por su acuerdo de seguridad con China, que cuestiona que el argumento para apoyar a Ucrania contra Rusia era defender el principio que los países son libres de elegir sus propias alianzas.

El ministro de defensa australiano, Peter Dutton, afirmó que "nos preocuparía claramente que se estableciera cualquier base militar" a menos de 2.000 km de nuestra costa, cuando se filtró que China firmaría un acuerdo de seguridad con las Islas Salomón.

Frente a esas especulaciones, el primer ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, reveló que el acuerdo con China no incluía una presencia militar a largo plazo o bases militares. No obstante, Allan Gyngell del Instituto Australiano de Asuntos Internacionales, atribuyó la perturbación en su país a que aún sin "la temida base militar", implicaría una proyección externa de China sobre el Océano Pacífico.

Una giro en la historia

Mihai Sora, del Lowy Institute de Australia, sostiene que la amenaza de China no se debe a una posible invasión, sino a preocupaciones mucho más inmediatas a corto plazo, como que Beijing mejore la recopilación y el monitoreo de inteligencia. El peligro sería que Australia y otros países del Pacífico pierdan el disfrute de estar en una zona benigna con "libertad para moverse dentro de nuestra zona en el Pacífico".

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 63: Ucrania prevé "semanas extremamente difíciles" por la invasión de Rusia

Pero las Islas Salomón, que han tenido relaciones de seguridad históricas con Australia con quien mantienen un acuerdo vigente, decidieron cambiar sus lazos diplomáticos de Taiwán a Beijing en 2019. Sogavare dijo que la decisión había "colocado al país en el lado correcto de la historia". Aún así, su funcionaria del área de seguridad Karen Galokale afirmó que el acuerdo con China era similar al que tenían con Australia.

Brian Berletic, ex investigador geopolítico del Cuerpo de Marines de EE.UU., explica que la decisión de las Islas Salomón de acercarse a China se explica porque EE.UU., Australia y Taiwán han socavado su paz, estabilidad y seguridad durante años. Por eso es que han procurado "un socio de seguridad más confiable" en China que lo es ya económicamente. 

En especial, luego de los violentos disturbios a fines de 2021 en su capital Honiara-dejando muertos y heridos-, mientras las tropas australianas demoraron en llegar. Además, su provincia más grande Malaita, que considera independizarse por rechazar la opción de China sobre Taiwán, recibió apoyo monetario directo de EE.UU., pasando por alto al gobierno central.

"Asesinamos campesinos inocentes": la brutal confesión de ex militares colombianos

Manasseh Sogavare declaró que tomaron "la debida consideración por todos nuestros socios", pero que el Tratado de Seguridad se estableció ‘a pedido de las Islas Salomón, y no hemos sido presionados... de ninguna manera por nuestros nuevos amigos". Después remató que no tenía ninguna intención "de participar en ninguna lucha de poder geopolítica."

¿Islas chicas, infierno grande?

Al conocerse la noticia del acuerdo, la reacción australiana fue enérgica. Su ministra de Asuntos Internos, Karen Andrews, sostuvo que la región del Pacífico era "nuestro patio trasero". También así se refirió el líder de la oposición laborista, Bill Shorten, al criticar al primer ministro Scott Morrison por acuerdos de este tipo que "se firman en nuestro patio trasero". 

Morrison, se defendió afirmando que a las naciones de las islas del Pacífico no les gustaba que Australia les dijera qué hacer y que no estaban "bajo el control o la dirección de Australia"-aunque envió a su ministro Zed Seselja a las Islas solicitándoles que no firmenel acuerdo con China.

ALERTA | China confirmó el primer contagio humano de gripe aviar H3N8, ¿Cuáles son los síntomas de la nueva enfermedad? 

David Llewellyn-Smith, fundador la principal revista de asuntos exteriores de Asia Pacífico, The Diplomat, declaró que una base naval china en las Islas Salomón sería "el fin efectivo de nuestra soberanía y democracia". Para él, Australia debería estar dispuesta a invadirlas y derrocar a su gobierno si era necesario para impedir el pacto, porque se trata de la "crisis de los misiles cubanos de Australia".

Desde The Diplomat, Patricia O'Brien considera que "el acuerdo de seguridad entre China y las Islas Salomón lo cambia todo" porque va "a aumentar las tensiones estratégicas tanto en las Islas Salomón como en el Indo-Pacífico en general". Siguiendo esa visión, Eileen Natuzzi sostiene que ese acuerdo ha colocado a "las Islas Salomón en el centro de las preocupaciones geopolíticas de Estados Unidos".

Muy buenos amigos

Los argumentos presentados por los isleños fueron, de alguna manera, convalidados por James Carouso, ex embajador interino de EE.UU. en Australia, al afirmar que "no se puede tratar a un país con negligencia o subcontratar sus relaciones", en referencia a que EE.UU. había cerrado su embajada en el país en los 90 y pasó a manejarse a través de Australia. 

Elecciones en Brasil: Bolsonaro se acerca a Lula en las encuestas, a meses de las presidenciales

También se despreocupó de sus necesidades, sobre todo en salud y en particular durante la pandemia del Covid. De hecho, en lo inmediato, la Casa Blanca declaró que iría a reabrir su embajada en Honiara y brindar más ayuda médica.

Pero también envió en seguida una delegación de visita de a las Islas Salomón, liderada por, Kurt Campbell, el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional para el Indo-Pacífico, a raíz del pacto de seguridad con China. El embajador Daniel Kritenbrink, que formó parte de dicha delegación, detalló que le explicaron "a nuestros amigos de las Islas Salomón cuáles son nuestras preocupaciones", que tratan de "posibles implicaciones de seguridad regional del acuerdo no solo para nosotros, sino también para los aliados y socios en toda la región".

Más enfáticamente, explicitó que por supuesto, "respetamos la soberanía de las Islas Salomón" pero que les hicieron saber que si permitían que se estableciera "una presencia militar permanente de facto, capacidades de proyección de poder o una instalación militar", pasaría a responder "muy naturalmente a esas preocupaciones." 

Mientras Rusia amenaza con la Tercera Guerra Mundial, Estados Unidos y Europa envian más armas a Ucrania

Kritenbrink sostuvo que EE.UU. no se dedica a pedirles a los demás países que elijan entre ellos y China o cualquier otro, pero que sí está interesado en promover "una visión proactiva para los intereses y principios compartidos que creemos que son vitales para todos nuestros amigos en la región."

Sin afirmar directamente, no descartó la posibilidad que Estados Unidos emprenda una acción militar contra las Islas Salomón en el caso que se establezca una base naval china, concluyendo que no tenía "mucho que agregar más allá" de lo expresado por el primer ministro australiano, Scott Morrison, de que la base sería atravesar una "línea roja".

¿Una advertencia imposible de rechazar?

Al retornar la delegación, la Casa Blanca emitió un comunicado declarando respetar "el derecho de las naciones a tomar decisiones soberanas en el mejor interés de su pueblo" y, aun observando que "los representantes de las Islas Salomón indicaron que el acuerdo tenía únicamente aplicaciones nacionales", la delegación señaló "posibles implicaciones de seguridad regional del acuerdo", para Estados Unidos, aliados y socios. Así, que ante "capacidades de proyección de poder o una instalación militar", sentenció que EE.UU. "respondería en consecuencia".

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 63: Ucrania prevé "semanas extremamente difíciles" por la invasión de Rusia

La Casa Blanca sostiene que "seguirá de cerca los acontecimientos", incluso reiterando que Sogavare repitió que no habría base militar. Pero Sogavare en otra entrevista se quejó que "nos parece muy insultante que nos califiquen de no aptos para gestionar nuestros asuntos soberanos". Respecto a esa cuestión, el analista Benjamin Norton sostuvo que "las Islas Salomón son una nación soberana en el Pacífico" y que su población de casi 700.000 personas supera a países de la Unión Europea o de la OTAN, como Luxemburgo, Islandia, Montenegroy Malta.

Esa comparación viene a colación por las justificaciones dadas para apoyar a Ucrania en su conflicto con Rusia. En enero, la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman, le dijo al diplomático ruso Sergey Ryabkov que Estados Unidos estaba comprometido con el principio de que los países son libres de elegir sus propias alianzas. Esas palabras fueron replicadas esta semana por el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken declarando que "Ucrania es soberana e independiente y seguirá siéndolo durante mucho más tiempo del que Vladimir Putin estará en escena. Los apoyaremos durante el tiempo que sea necesario para tener éxito."

Derechos y amnesias

El contraste entre el trato dado a ambos casos no pasó desapercibido. Guan Xin del medio chino CGTN ironizó declarando "pensé que Occidente no hallaba que la expansión de la OTAN a las puertas de Rusia se entienda como una línea roja para Rusia"-en referencia a que las Islas Salomón están a 3000 km de Australia, mientras que Ucrania a 300 km de Moscú. Similarmente, Chris Trotter de The Daily Blog de Nueva Zelandia, sentenció "Doble discurso: lo que es malo en Ucrania es aparentemente bueno para las Islas Salomón."

El medio chino Global Times sostuvo que era "ridículo que Australia, por un lado, haya seguido de cerca a EE.UU. al condenar lo que percibe como una "invasión brutal y no provocada" de Rusia a Ucrania, pero por otro lado, sus élites amenazaron sin rodeos con invadir a su vecino en el Pacífico Sur y fomentar un cambio de régimen"-agregando que Australia estaba llevando a cabo con EE.UU. una gran cooperación militar, y que ambos con Gran Bretaña firmaron el acuerdo AUKUS "que lo ayudará a adquirir submarinos de propulsión nuclear". Así, cuestiona:"¿Las acciones de Canberra no representan una amenaza mayor para China?"

Timur Fomenko, analista político, cuestiona los argumentos occidentales que colocan a Rusia como ‘mala" y sin excusas para atacar a Ucrania por haber calificado su argumento de seguridad como ‘propaganda". Así observa que la misma lógica no se aplicaba a los países occidentales en situaciones similares, y que "no ha habido un ejemplo más grande de eso que la forma en que las clases políticas estadounidenses y australianas han reaccionado al acuerdo ahora firmado de "seguridad bilateral" entre China y las Islas Salomón." Luego concluyó que "los mismos países que dijeron que Ucrania tiene derecho a ‘elegir' a sus aliados, o en otras palabras, a la autodeterminación", no se aplicaba cuando elegían "estados percibidos como rivales".

Tarcisius Kabutaulaka, nativo de las Islas Salomón y próximo director del Centro de Estudios de las Islas del Pacífico de la Universidad de Hawai, exclamó "no digo que sea bueno estar endeudada con China. Pero sí que el doble discurso de los países occidentales y la amnesia selectiva sobre la historia nunca dejan de sorprenderme. Es arrogancia que bordea el racismo".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios