Las elecciones en Estados Unidos: "Es la economía estúpido"

En febrero del 2017 cuando Donald Trump triunfó en las elecciones presidenciales de Estados Unidos escribí que las ideas del entonces recién elegido presidente de los EE.UU. en materia económica y comercial presentaban una mezcla de "trickle-down' economics" (el efecto derrame de Reagan) al apostar a reducir los impuestos para los más ricos y las empresas, pero al mismo tiempo a diferencia de Reagan adoptar una política proteccionista a través de barreras arancelarias directas e indirectas, mientras que al mismo tiempo implementar un "Keynesian stimulus" a través de obras de infraestructura (algo que nunca se implementó). Pasados ya cinco años, la política del partido demócrata se asemeja en ciertos aspectos a la de Trump de aquellos años mientras que las del partido republicano (o lo que queda de él) se ha radicalizado.

Biden no promueve eliminar la competencia (proteccionismo) pero sí eliminar "unfair competition", (ahora bien, habrá que ver qué es lo que se considera "unfair competition"). Hasta ahora China encabeza la lista de países a sancionar por su legislación y prácticas, pero podríamos decir que cualquier país puede caer en la definición.

El partido republicano siguiendo a Trump no se opone a los "trade agreements" sino que dice que los quiere renegociar (al fin de cuentas su libro es "The art of the deal"). En ambos partidos ha crecido la desconfianza a la globalización que caracterizó a los últimos quince años.

Se podría decir que hoy triunfa una forma de neo-mercantilismo que promueve la ayuda a las exportaciones y limita o castiga a las importaciones. America First o "make America Great again" son términos similares que no son otra cosa que "ganar o perder". Si América "gana" no hay duda de que habrá algún país que en el concepto mercantilista "pierde". Asimismo, como es de público conocimiento cuando se establecen barreras arancelarias que muchos sectores celebran se encarecen los productos para el consumidor quien es el que paga el costo. Hay un efecto inflacionario. Lo mismo con el "Made in America" que no queda duda producirá un aumento de los costos internos.

Mientras el costo de vida crece, la inflación no se refleja en los índices generales, pero afecta los consumos básicos (transporte, comida, alquileres, educación) y el aumento de sueldos no acompaña y los ingresos no crecen. He leído que se estima que los ingresos de la clase media y baja han disminuido en un 20% en los últimos años. Es cierto que hay lo que se considera "pleno empleo" (menos del 3%) pero también es cierto que al menos en las grandes metrópolis ha habido y seguirá habiendo una racionalización debido al efecto de la tecnología, nuevas formas de trabajo y la competencia...

En su reciente libro "The Algebra of Wealth", Scott Galloway, Profesor of Business en la Stern School of Business de New York University afirma que por primera vez en los Estados Unidos una persona de 30 años tiene un standard de vida inferior a sus progenitores.

Miran hacia arriba, ven riqueza, una riqueza excepcional en las anteriores generaciones y en personas de ciertas industrias y servicios, pero ellos realmente están pasando apuros y no ven la luz al final del túnel. Su poder adquisitivo está disminuyendo y las universidades crean escasez artificial en el campus. Las mismas según Galloway están orgullosas de rechazar al 90% de los solicitantes para que el título/diploma aumente en valor. Entonces, los que ya tienen un título, se benefician por lo que el título/diploma aumenta en valor.

Algo similar sucede con la vivienda. El que ya la posee se beneficia porque los precios de la vivienda han pasado de 290 a 420 en los últimos cuatro años. Pero para los jóvenes las acciones de una casa que no posee se disparan a un valor inalcanzable.

Estos factores tendrán una influencia decisiva en las elecciones. Es probable que la famosa frase de "es la economía estúpido" la que defina también las elecciones de este año.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones en EE.UU. 2024
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.