Zoom editorial

Ganancias: la última jugada de Mercedes Marcó del Pont antes de salir de la AFIP afecta a 2000 empresas

El Gobierno tenía que pegar un volantazo. Y lo hizo. Presionado por una economía golpeada y con disparadas de los dólares financieros y el blue, al presidente, Alberto Fernández, no le quedó otra que ceder.

Sergio Massa, el ahora superministro, se juega una parada importante. Algo así como Eduardo Duhalde en 2001, cuando el país estaba en llamas. El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y ex compañero de fórmula presidencial de Carlos Menem, había perdido las elecciones con Fernando de la Rúa. Sin embargo, dos años después se sentaba en el sillón de Rivadavia. Massa no llega para ser Presidente, pero tampoco llega para no tener poder. Por ahora, el mercado se entusiasmó con el cambio y los bonos subieron.

La CGT apoyó a Sergio Massa: le dará a Economía "una orientación productivista y de desarrollo industrial "

Pero el entusiasmo no fue solo del mercado. Otro ejemplo se dio en el Restaurante Central del predio ferial de Palermo, dónde por estos días se desarrolla la exposición Rural. Los hombres vinculados al campo, que ayer aplaudieron al ex presidente, Mauricio Macri, cuando almorzó en el salón principal, festejaban el ingreso de Massa al Ejecutivo, ilusionados tal vez, con algún plan favorable al campo que les permita liquidar la cosecha a un dólar más parecido a los financieros que al oficial con retenciones.

En el tumultuoso jueves político que vivió la Argentina, con cambios en el Gabinete de ministros que ocuparon sus cargos por tan poco tiempo, como Daniel Scioli en Producción o Silvina Batakis en Economía, los cambios que sorprendieron sin dejar de sorprender. Desde el mismo día de la renuncia de Martín Guzmán, el círculo rojo sostenía que a Massa pronto lo iban a ir a buscar.

¿Qué se viene con Massa? El riesgo país cayó otro 6% en la previa de los cambios

La llegada de Carlos Castagneto a la AFIP, el ex arquero de Gimnasia, que ya había ocupado cargo en el ente recaudador nacional en reemplazo de Mercedes Marcó del Pont, que ahora ocupará el lugar que deja Gustavo Beliz en Asuntos Estratégicos, completan el nuevo Gabinete. Antes de irse, Marcó del Pont deja lista para instrumentar una medida que mejora los ingresos fiscales mediante el establecimiento de un pago a cuenta extraordinario del Impuesto a las Ganancias para las sociedades. La herramienta alcanzará a las 2000 empresas más grandes que registraron "beneficios extraordinarios" asociados a los aumentos en los precios internacionales de los alimentos y la energía.

Massa no será Presidente ni jefe de ministros, pero nadie duda que ingresa al Ejecutivo con un poder de fuego diferente. A partir de ahora, no solo hay que seguir atentos a las reacciones de los mercados, también a ver cómo se amalgama el triunvirato del Frente de Todos, con Alberto, Cristina y Sergio.

Los lineamientos para un plan económico integral

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios