Miniturismo

Los 'tesoros ocultos' de Quilmes, el balneario de la aristocracia hace un siglo

Se lanzaron 6 recorridos autoguiados para conocer, con podcast y mapas online, desde la Manzana Histórica hasta Villa Argentina, una pintoresca mini ciudad jardín. Una salida diferente para un fin de semana de otoño

Sin dudas, cada fin de semana de otoño es una gran oportunidad para hacer alguna escapada exprés. Pero si no hay ganas de armar la valija y subirse al auto para manejar entre 2 y 3 horas, siempre está la opción de hacer miniturismo por el día, sin alejarse mucho de la ciudad de Buenos Aires.

Los Toldos: la ruta del queso y un monasterio famoso por su hostería "de silencio"

Un clásico son las visitas a los pueblos rurales de la provincia de Buenos Aires, ideales para una escapada gastronómica en el día. Ahora, se suman 6  recorridos autoguiados para (re)descubrir Quilmes, que supo ser el balneario de la aristocracia argentina, a través de una serie de podcasts y mapas online. 

Esta provincia es la 'estrella' del turismo astronómico en el país

Los relatos ponen el foco en los atractivos naturales, culturales e históricos de Quilmes. Y proponen desde un paseo por la Manzana Histórica hasta un recorrido por Villa Argentina, incluyendo las 'huellas' de las Invasiones Inglesas, así como las historias de los cines, teatros y clubes deportivos de la época de oro de la ribera quilmeña.

Una laguna con cisnes de cuello negro y la mejor vista del Paraná, a 2 horas del Obelisco

1. Manzana Histórica

Está comprendida por las calles Rivadavia, Sarmiento, Alem y la Avenida Mitre, en el centro de la ciudad. Allí están la Casa de la Cultura (antiguo Palacio Municipal) de singular belleza arquitectónica, la escuela primaria Bernardino Rivadavia, la Plaza San Martín y la Catedral Inmaculada Concepción.

En ese cuadrilátero nació Quilmes cuando, en 1666, se instaló la Reducción de la Santa Cruz de los Indios Kilmes

Un hito para el área sucedió en 1858, cuando fue sede de los festejos por el aniversario de la Revolución de Mayo. Niñas y niños de las escuelas locales participaron, por primera vez, de la celebración oficial de esa fiesta patria y vistieron los delantales blancos ideados por Domingo Faustino Sarmiento para los alumnos de la educación pública en 1839.

2. Villa Argentina

También conocida como Barrio Cervecero, es la expresión del vínculo de la ciudad con la elaboración de cerveza, actividad desarrollada por los Bemberg, una familia de pioneros cuyo legado sigue vigente en la zona.

Se trata de una verdadera ciudad jardín: hay 192 casas de estilo pintoresquista y neocolonial, organizadas a través de una diagonal y rodeadas de una frondosa arboleda. La primera etapa se inauguró en 1925 y se destinó como vivienda al personal de la Cervecería Quilmes.

Este itinerario invita a escuchar relatos pintorescos sobre la vida cotidiana de antaño en el lugar que fue declarado Patrimonio Histórico Cultural, y concluir el paseo en el Parque Cervecero. 

Otra perlita de la zona es la capilla San José Obrero. De estilo neoclásico, el templo inaugurado en 1966 fue diseñado, a pedido de la familia Bemberg, por el reconocido arquitecto Alejandro Bustillo, de cuyo tablero salieron el hotel Llao Llao, en Bariloche, y el Casino y Hotel Provincial en Mar del Plata.

3. Invasiones inglesas

Este podcast propone un viaje en el tiempo, concretamente al siglo XIX y a los distintos sitios de la ciudad que fueron escenarios clave de un momento crucial para la historia argentina.

El punto de partida es el Cantón Independencia, un reservorio de historias en torno de las invasiones de 1806 y 1807. Luego se sugiere ir hasta Punta Quilmes, lugar del desembarco británico, en las costas de Bernal.

La Casa de Santa Coloma, ubicada en las calles Paz y Roca, de Bernal, fue construida en 1805 y es la más antigua del partido. En 1807, las tropas invasoras la tomaron por asalto para protegerse de una lluvia inclemente. Desde 1945 es Monumento Histórico Nacional.

4. paseo de la Ribera 

Pese al transcurso impiadoso de los años, con un poco de imaginación es posible reconstruir mentalmente la época de oro de la rambla, con sus instituciones náuticas centenarias todavía en actividad. Se destacan el Club Naútico, que ya cumplió 100 años, y el Pejerrey Club, fundado en 1938, cuyo muelle sobre aguas pasantes tiene uno de los espigones más largos de Sudamérica.

Otro imperdible es La casa de las botellas, construida por el artista local Tito Ingeniero, declarado Ciudadano Ilustre.

5. aquellos cines y teatros

En este itinerario se rememora la primera proyección cinematográfica pública que se realizó en la Plaza San Martín, el 9 de julio en 1905. También evoca la historia de varios espacios teatrales y cines locales, hoy lamentablemente desaparecidos.

En 1912 se inauguró el Cine Teatro Colón, convertido en la galería que lleva el mismo nombre, que perteneció a la Sociedad Italiana. Era tal su importancia en la escena cultural nacional que allí se presentaron desde la poeta Alfonsina Storni hasta el cantante Carlos Gardel.

En la temporada de verano 1917/18, en la ribera quilmeña se inauguró el Biógrafo de la Rambla, primer cine al aire libre del país

El Cine Teatro Cervantes, a cargo de la Sociedad Española. tuvo su momento de apogeo en las décadas de 1950 y 1960. Ya en los '90, su escenario recibió a artistas como 'China' Zorrilla, Mercedes Sosa, Charly García y Pappo.

6. Clubes deportivos

Este circuito se divide en dos, según su orientación geográfica. El Oeste está integrado por el Polideportivo Municipal Reinaldo Gorno (en homenaje al atleta olímpico), el Estadio Centenario y el Estadio Nacional de Hockey.

El Este, recorre la Asociación de Tiro y Gimnasia de Quilmes, el Quilmes Atlético Club y el Club Atlético Argentino de Quilmes Los Mates, fundado el 1° de diciembre de 1899 por un grupo de jóvenes del Colegio Nacional Buenos Aires para la práctica de 'fútbol criollo'

¿Por qué Los Mates? Fue el primer club creado por argentinos. Para diferenciarse del Quilmes Atlético Club, integrada sólo por ingleses y sus descendientes, decidieron brindar servicio de mate cocido y bizcochos de grasa en vez del tradicional té con scones que ofrecían sus adversarios históricos.


Tags relacionados
Noticias del día