Escapadas

Esta provincia es la 'estrella' del turismo astronómico en el país

Muchos pueblos rurales bonaerenses, además de algunos hoteles, proponen actividades de astroturismo, ideales para una escapada de fin de semana

El astroturismo es un fenómeno en pleno crecimiento en Argentina, que se potenció con los últimos eclipses de Sol que pudieron verse en varios puntos del país el 2 de julio de 2019 y en la Patagonia el 14 de diciembre de 2020. Puede realizarse de norte a sur y en cualquier época del año, incluso, en la provincia de Buenos Aires.

Lejos del ruido y de la contaminación lumínica de las grandes ciudades se puede tener acceso a un cielo plagado de infinitas estrellas. Basta con alejarse algunos kilómetros de la Capital Federal para vivir exploraciones nocturnas y observar lluvias meteóricas, planetas e infinitas estrellas. 

Muchos pueblos rurales de la provincia de Buenos Aires y también algunos hoteles vienen desarrollando actividades de astroturismo, perfectas para una escapada de fin de semana en tiempos pandémicos ya que conjugan la conexión con la naturaleza con el encanto de los misterios estelares.

Turismo en los cielos bonaerenses

Un destino especializado en  turismo astronómico es la ciudad de Trenque Lauquen, ubicada a unas 5 horas de la city porteña. Allí el Hotel Howard Johnson Trenque Lauquen brinda diversos programas de astronomía con varias noches de duración, que varían según la época del año, y son acompañados por un equipo de astrónomos que realizan una charla y manejan los equipos.

"Las sesiones son de introducción a la astronomía, entendimiento de los cielos nocturnos, el movimiento de las estrellas, los distintos tipos de objetos que se pueden observar (constelaciones, estrellas, planetas, lunas, asteroides, nebulosas, galaxias, cúmulos de estrellas). Por supuesto todo esto se realiza bajo las estrellas, con la ayuda de un equipo láser y un telescopio de gran potencia, único de su tipo en el país", explica Fernando González del Solar, director del hotel.

Actualmente el hotel ofrece un programa llamado "Fin de Semana de Estrellas", que incluye dos noches con media pensión y una sesión de observación a cielo abierto, pero durante las vacaciones de verano e invierno cuenta con programas semanales.

Cariló también se sumó a esta tendencia. Este fin de semana, después de posponerlo dos veces por mal clima, se realizará el encuentro Astroturismo de Luna Llena organizado por el hotel Ville Saint Germain y Cariló Golf.

El sábado 1 de mayo a las 18 horas brindarán una experiencia a cielo abierto libre y gratuita en el driving del Golf, a cargo del astro guía Ezequiel Brahim. Con una duración de una hora, empezará con la salida de la Luna Llena, acompañada por música y un relato para aprender a disfrutar del cielo cualquier noche estrellada.

En

 Lobos, a 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires

, también se realizan encuentros de

astroturismo

. Comenzaron en enero de 2021 y hay distintas charlas bajo el lema "Conozcamos el cielo de la laguna".

Poner en valor el cielo

Con la pandemia y la cuarentena, el turismo astronómico cobró impulso en el último año y se transformó en una propuesta atractiva al realizarse al aire libre.

El pasado 13 de abril, en el marco del Día Mundial de la Astronomía, muchos aficionados a esta actividad realizaron un recorrido estelar por los cielos rurales de la provincia de Buenos Aires.

"El astroturismo sirve para conocer nuestro paisaje del cielo. Muchas veces un guía turístico te muestra la montaña, el río y deja de lado el cielo. La idea es ponerlo en valor, conocerlo, respetarlo y cuidarlo", cuenta Juan Francisco Ceser, aficionado a la actividad, en la ciudad de Vedia, en el partido de Leandro N. Alem, al noroeste bonaerense.

Para Ceser, los cielos de esa zona de la Provincia "son excelentes por la poca contaminación lumínica", cualidad fundamental para llevar adelante esta propuesta "que combina relatos científicos, culturales y mitológicos". A esto se suma la observación con telescopios profesionales.

José Luis Sanchís, astrónomo aficionado desde 1984 y fotógrafo astronómico, vive en el municipio de Ituzaingó pero recorrió varias localidades del interior bonaerense como Navarro, Capitán Sarmiento y Chascomús con telescopio y binoculares para captar las imágenes de sus cielos.

Asegura que el ambiente rural es ideal para hacer esta actividad por la oscuridad que ofrece y explica por qué: "Cada día las ciudades son más grandes y la iluminación cambia el color del cielo, que pasa de negro a gris, entonces cuando queremos observar algún objeto como una nebulosa o galaxia la captación es cada vez más débil".

Tags relacionados