Este domingo

Los únicos argentinos que van a estar en el Super Bowl: cuál es su original idea

Un grupo de publicitarios argentinos pensó un comercial que se transmitirá en la tanda más cara del mundo.

Jugar un Super Bowl es el sueño de muchos deportistas. Cantar en su show de medio tiempo, es el de muchos artistas. Pero, también, pensar una publicidad para la tanda es, sin duda, el sueño de cualquier publicista.

Es que se trata de una audiencia gigantesca y los números para aparecer allí se cuentan en consecuencia. Según el sitio especializado LatinSpots, a pesar del descenso de la audiencia de la Super Bowl del año pasado (más de 9 millones de personas menos), los precios de los anuncios comerciales siguen aumentando. En un esfuerzo por llegar a una audiencia de casi 100 millones de personas, los anunciantes gastaron hasta u$s 7 millones por un anuncio en la retransmisión de la NBC. Este año hay 30 anunciantes que participan por primera vez en la Super Bowl, frente a los 26 del año pasado y los siete de 2020.

Uno de esos nuevos anunciantes es Wallbox, una firma catalana dedicada a la fabricación de cargadores para autos eléctricos que apostó por una publicidad para entrar de lleno en el mercado estadounidense.

Y para hacerlo, contaron, nada más y nada menos, que con la creatividad argentina. La agencia de publicidad David Buenos Aires puso su ingenio en acción para dar con un creativo anuncio que se emitirá este domingo en la tanda más importante del mundo.

El anuncio presenta a Seth Thomas, un superviviente de la caída de un rayo en Durham, Carolina del Norte, que, a pesar de su encontronazo con la electricidad, utiliza Wallbox para cargar su vehículo eléctrico por su historial de seguridad, facilidad de uso y respeto al medio ambiente. "Si Seth puede hacerlo, vos también", pensaron desde la agencia.

Cómo se pensó la idea

Todo comenzó cuando Wallbox se comunicó con la filial española de la agencia internacional. Ellos, muy acostumbrados a trabajar en red con los distintos países donde tiene presencia David, se comunicaron con los creativos de Buenos Aires para trabajar en conjunto en el proyecto.

"Era una oportunidad de Super Bowl, muy tentadora y un desafío muy grande para cualquier agencia. Las oportunidades que tienen las agencias de estar ahí son muy escasas. Y además que sea una agencia argentina es casi imposible. Eso ya es cercano a lo inimaginable", dice a APERTURA Nicolás Vara, director General Creativo (DGC) encargado de la campaña en Buenos Aires.

Desde la oficina de Buenos Aires, entonces, pusieron a trabajar la creatividad, sabiendo que tenían el desafío de presentar la marca al mercado estadounidense en un contexto de masividad en donde habría televidentes que entendieran del tema y otros que tendrían su recelo. "Por eso la empresa tenía que dar un golpe fuerte y efectivo para conectar con los consumidores. La tanda de Super Bowl es algo que la gente está esperando, en tiempos de ‘skip intro' es el único reducto donde la gente todavía está esperando para verte. Y eso marca un piso creativo altísimo", explica el DGC.

En el show deportivo más importante del fútbol americano, las marcas suelen apostar por grandes producciones y contratan a celebridades internacionales. Pero en este caso, la apuesta fue por otro lado. Los publicistas decidieron contar una historia real, pero con clave de humor. Un combo que, sumado a la creatividad, dio con una pieza efectiva.

"Es un público súper masivo. Sabíamos que si íbamos por lo esperable de lo eléctrico, de la categoría o si nos poníamos en un discurso muy técnico o con argumentos muy racionales, no iba a funcionar. En el contexto de una tanda que te bombardea con tantos estímulos y recursos el humor siempre con tono justo es un gran vehículo para conectar con la gente. La historia, que es real, pero con guiños de humor, hizo su trabajo", dice Vara.

El comercial se filmó en Los Ángeles, Estados Unidos, con una casa productora de cine publicitario local. Allí viajó parte del equipo de David Buenos Aires y el mayor desafío estuvo en apostar por un protagonista que no era actor. Pero se sorprendieron con el resultado: "Él nunca había estado frente a una cámara y no podemos creer lo bien que resultó".

La creatividad argentina sigue, entonces, haciendo ruido en el mundo. "Nosotros somos exigente en cuanto a la creatividad porque entendemos, y los clientes también, que genera valor para el negocio. No es solo algo decorativo, sino que está probado que con buena creatividad los negocios crecen", asegura el directivo.

Y concluye: "La creatividad argentina sin duda sigue siendo atractiva como un recurso. El creativo argentino siempre fue valorado acá y afuera y sigue siendo así. Obviamente la situación país y región hace que nosotros para tener posibilidades de mostrarnos y tener visibilidad, tengamos que buscar clientes de afuera o gente que pueda invertir lo necesario para los proyectos de mayor calibre. Pero Argentina no perdió valor creativo". 

Temas relacionados
Más noticias de Super Bowl

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.