Expansión internacional

Dos empresas de alimentos congelados freezan sus planes en Chile: por qué

Frizata y Simpleat crecen en la Argentina y reenfocaron sus proyectos internacionales en Brasil y México, respectivamente. El motivo por el que pusieron en stand by sus planes en el mercado chileno.

El aumento de costos y el contexto no solo afecta a las empresas a nivel nacional, sino que también impacta en sus planes fuera del país. En este caso, dos compañías que juegan fuerte en el rubro de alimentos congelados decidieron freezar sus proyectos en Chile y los Estados Unidos debido al contexto actual.

Una de ellas es Frizata, la foodtech rosarina fundada por Adolfo Rouillon y José Robledo. La firma que opera desde 2019 había levantado una ronda de inversión de u$s 5 millones a comienzos del año pasado. En abril de 2021 realizó algunos envíos a Chile, luego plantó bandera en Brasil, más precisamente en San Pablo; y en noviembre empezó a vender sus productos en San Francisco, California.

"Hoy seguimos creciendo en Argentina, pero el foco lo tenemos en Brasil", comenta Rouillon. A su vez, agrega: "Los otros mercados los dejamos en stand by hasta que sea un buen momento". La firma, asegura, tuvo un crecimiento interanual del 25% en el mercado argentino en 2021 y la proyección es multiplicar por cinco su negocio brasileño para este año.

Por qué freezaron sus planes

¿Qué sucedió con Chile y los Estados Unidos? "Se dio el caos del mundo por problemas logísticos, los costos de los fletes internacionales, la devaluación de la moneda chilena y el atraso cambiario argentino", enumera el emprendedor. Y ejemplifica: "Un flete de u$s 4500 pasó a costar u$s 18.000 y el tiempo de tránsito de 45 días a Estados Unidos pasó a demorar 100 días".

Frizata tiene su centro de producción en Rosario desde donde abastece al mercado interno y a Brasil.

Actualmente Frizata cuenta con un centro de producción en Rosario desde donde exporta los alimentos congelados que se venden en Brasil. "Hoy tenemos que hacer foco donde las operaciones puedan ser viables", afirma.

Por otro lado, Simpleat también puso un pie en el freno para sus planes en el mercado chileno. En octubre de 2020 habían inaugurado sus oficinas en México y un mes más tarde recibieron una inyección de u$s 600.000 para continuar financiando su expansión. Chile era el objetivo de 2021, sin embargo se postergó.

El foco en México

"Lo de Chile al final no sucedió y hemos hecho mucho foco en México", señala Tomás Iakub, cofundador de la firma. Al respecto, puntualiza: "Seguramente venga más adelante, pero el contexto fue cambiando los planes. Hoy estamos en un contexto macro de inversión, a nivel país y en el mundo, muy complejo".

Simpleat se enfoca en platos elaborados congelados y envasados al vacío.

En el mercado local, la compañía especializada en platos listos congelados triplicó su volumen de ventas versus 2020 y se mudó a un centro de producción que le permitió quintuplicar su capacidad de elaboración. Además, durante la pandemia incorporó una unidad de negocios B2B orientada a clientes corporativos y la misma ya representa casi la mitad de sus ingresos.

Detrás de la Argentina, Chile es el país de la región que más devaluó su moneda frente al dólar. El 6 de julio pasado el peso chileno marcó un récord histórico al situarse en 1000 pesos por cada dólar. A esto se le suma la inflación que, según el informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), exhibió un alza interanual del 13,1% en julio, la mayor variación desde marzo de 1994.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios