Elon MuskExclusivo Members

Tesla se derrumba, pero apuesta por la Fed, la IA y Trump para resurgir

La líder en autos eléctricos decepcionó a inversores en la presentación de su último balance y su acción cayó casi 13%, pasando de cotizar u$s 207 a u$s 182 en dos ruedas.

Era el mejor de los tiempos en Wall Street, era el peor de los tiempos en Tesla; la edad de la sabiduría y la Inteligencia Artificial, y también de la locura en las cotizaciones de las acciones; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación inversora.

Ese contraste estuvo en las últimas ruedas a flor de piel, con el Nasdaq subiendo y el S&P 500 tocando máximos en los últimos dos años, mientras que Tesla, la nave insignia de Elon Musk, decepcionaba a inversores en la presentación de su último balance y su acción caía casi 13%, pasando de cotizar u$s 207 a u$s 182.

La empresa de Elon Musk arrancó el año con fuertes pérdidas.  En lo que va de enero cayó 26%. En la fatídica rueda del jueves perdió u$s 80.000 millones de valuación de mercado. 

En su balance y en la comunicación con inversores, Tesla advirtió sobre una fuerte ralentización del crecimiento del volumen este año. Pero también dio indicios sobre sus apuestas a futuro.

"Nuestros equipos trabajan en el lanzamiento de la próxima generación de vehículos en la gigafábrica de Texas", dijo la compañía en un comunicado. El récord de entregas del trimestre redujo los márgenes, ya que los recortes de precios y los costos asociados al aumento de la producción del nuevo Cybertruck compensaron los menores costos de las baterías.

Musk está intentando transformar a la empresa líder de los automóviles eléctricos en una potencia de la Inteligencia Artificial, al tiempo que pulsa por aumentar sus acciones al 25% para consolidar su control sobre esa metamorfosis. Hoy ostenta con el 13% del paquete accionario.

Pero quizás el dato más interesante tuvo que ver con la lectura económica y geopolítica que hizo en diálogo con los inversores. El empresario supeditó el desempeño de Tesla a la decisión que tomará la Fed en los próximos meses. "Si las tasas de interés bajan rápidamente, los márgenes serán buenos, y si no bajan rápidamente, no serán tan buenos", aseguró. El mercado espera al menos seis bajas de tasas en 2024, pero el último dato del PBI, que indica que la economía estadounidense creció 3,3% en el último trimestre, pone en riesgo esa decisión.

Musk también vinculó el éxito de su negocio con la disputa geopolítica entre Estados Unidos y China. Lo hizo al referirse a las automotrices chinas: "Francamente, creo que, si no ponen barreras comerciales, arrasarán con la mayoría de las demás empresas automovilísticas del mundo".

En noviembre se celebrarán en EE.UU. elecciones presidenciales. Si Donald Trump gana la primaria republicana, y, luego, derrota a Joe Biden, el pedido de Musk estará más cerca de cumplirse. Incluso, podría sumar una T al slogan preferido del republicano: "Make America and Tesla Great Again".

Temas relacionados
Más noticias de Tesla

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.