Informe monetario

La señal monetaria del Banco Central para que no se dispare aún más la inflación

La Base monetaria se contrajo en febrero en términos reales y volvió a niveles de 2019. La compra de divisas del sector público ayudó a absorber liquidez, que se expandió con el desarme de los pases a siete días. Registró la menor expansión de los últimos cinco meses

En esta noticia

En febrero, la Base Monetaria se ubicó en promedio en $ 3,751 billones, un aumento mensual de 1,8% en la serie original a precios corrientes, según se desprende del Informe Monetario Mensual del Banco Central (BCRA) publicado ayer. Estas cifras marcan la menor expansión de los últimos cinco meses, remarcó la entidad.

Ajustada por estacionalidad y por inflación, la Base Monetaria se habría presentado una contracción de casi 1%, registrando en términos interanuales una contracción del orden del 5 por ciento.

Como ratio del PBI, la Base Monetaria se ubicaría en 6,3%, guarismo similar al de fines de 2019 y en torno a los mínimos valores desde 2003.

Desarme de pases

Por el lado de la oferta, la expansión mensual de la base monetaria estuvo explicada fundamentalmente por el desarme de los pases a siete días por las entidades financieras. 

Por el lado de la oferta, la expansión mensual de la base monetaria estuvo explicada fundamentalmente por el desarme de los pases a 7 días por parte de las entidades financieras. 

Esto respondió a la reducción de la tasa de interés de este instrumento en el marco de la reconfiguración de los instrumentos de política monetaria que llevó adelante el BCRA a comienzos de enero.

Dicho efecto expansivo más que compensó la absorción de la liquidez a través del resto de los instrumentos de regulación monetaria.

Efecto contractivo

En cambio, las operaciones del sector público y las compras de divisas al sector privado tuvieron un efecto contractivo en el mes. En lo que respecta a los pasivos remunerados, y en línea con los objetivos y planes fijados para 2022, el BCRA decidió elevar las tasas de interés de referencia y crear un nuevo instrumento de regulación monetaria

Estas medidas apuntan a lograr una mejor gestión de la liquidez de las entidades financieras, así como también aumentar el plazo promedio de los instrumentos de esterilización, dice el Central.

DEPÓSITOS EN AUGE

Otro de los puntos destacados del informe monetario es que los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado registraron, por segundo mes consecutivo, una tasa de expansión mensual positiva en términos reales (1,6 por ciento).

De este modo, las colocaciones a plazo continuaron expandiéndose en términos del PBI (0,2 p.p.) hasta ubicarse en 6,8%. Así, el guarismo de febrero se ubicó 1,3% por sobre el registro promedio de 2010-2019 y 1,2% por debajo del máximo de mediados de 2020.

El crecimiento del mes se explicó fundamentalmente por las colocaciones de personas humanas, destacándose el segmento de entre $ 1 y $ 10 millones. 

Cabe señalar que este estrato fue el que experimentó la mayor suba de tasa de interés desde que el BCRA comenzó a elevar las tasas de interés de referencia a principios de enero.

En tanto, los depósitos a plazo de personas humanas por menos de $ 1 millón crecieron a un ritmo menor al de los precios. El resto de los depósitos del sector privado no financiero registraron un leve aumento en términos reales.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.