Traspié del BCRAExclusivo Members

Por qué el Bopreal aún no seduce a los importadores

El BCRA lleva colocados u$s 1.644 millones pero la expectativa era mayor. El drama de las automotrices, que prolongan paradas de producción. El efecto Bopreal en el despegue del CCL.

La cuarta subasta de la Serie 1 de los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre, los Bopreal, tuvo como resultado la adjudicación de u$s 340 millones en valor nominal, acumulando un total de u$s 1.644 millones en las cuatro licitaciones realizadas hasta ayer. La operatoria sigue sin seducir a los importadores, quienes, los más urgidos por cancelar deuda con proveedores del exterior, están demandando divisas a través del "contado con liqui" ampliando así la brecha con el dólar oficial.

El problema está planteado de la siguiente manera: en la gestión de Alberto Fernández, ante la escasez de reservas y la decisión de atrasar el tipo de cambio y dejar al ganador de las elecciones presidenciales una inevitable devaluación, se indujo a los importadores a que se financien con sus proveedores del exterior, y así evitaron tener que ceder aún más dólares de las reservas. El nuevo gobierno asumió con una deuda de importadores con el exterior por u$s 30.000 millones aproximadamente según el registro abierto por la secretaría de Comercio.

El Gobierno y bloques opositores arrimaron posiciones y se acerca la firma del dictamen

Sin dólares en las reservas, Luis Caputo y Santiago Bausili impulsaron la emisión de estos Bopreal por parte del BCRA al 2027. Recién en la tercera licitación realizada la semana pasada pudo captar u$s 1.179 millones merced a una compra mayoritaria de Toyota. Ayer fue el cuarto intento con los u$s 340 millones. La duración del bono, tres años, es lo que más traba la adhesión de las empresas, especialmente las PyMEs que tienen que cancelar deuda con sus proveedores en el exterior.

Las complicaciones se van sumando dado que el resto de las automotrices aún no están convencidas de las ventajas de aceptar estos Bopreal al 2027 por más incentivos que les fueron otorgando. Incluso, ante las deudas acumuladas con proveedores y el corte del crédito, no les quedó otra alternativa que frenar la producción. Tras las paradas de planta por vacaciones, muchas de ellas postergan el reinicio de las operaciones. 

En General Motors, sus proveedores externos están condicionando el envío de piezas por el atraso en el pago de deudas y por ello postergaron el reinicio de las operaciones previsto para el 29 de enero por un par de semanas más. Renault está en igual situación y este lunes iba a reanudar producción, lo que fue suspendido por tiempo indeterminado. En igual sintonía están Volkswagen y Nissan. En total, la deuda por importaciones sólo del sector automotriz asciende a u$s 6.000 millones.

Las Pymes importadoras más urgidas de divisas directamente se rindieron y están accediendo al "contado con liqui" siendo los motores del despegue de esta cotización. El bajo precio del Bopreal en la plaza tampoco ayuda a que se acreciente la demanda. Hasta ahora hubo muy pocas operaciones a una paridad del 67% pero en el mercado estiman que el precio real debería rondar el 50%. Así el "dólar Bopreal", el tipo de cambio que surge al comprar este título del BCRA y vendiéndolo inmediatamente en la plaza contra dólares "cable", es decir en el exterior, no es atractivo. Mientras más baja la paridad, mayor el "dólar Bopreal". 

El mejor escenario para que haya demanda de este papel sería que cotice a una paridad elevada y que el "contado con liqui" amplíe su distancia con el dólar oficial. De esa manera, actúa como una suerte de estabilizador del CCL en teoría. En la práctica aún ello no ocurre dado que el papel no tiene liquidez, no hay precio cierto y de la emisión total por u$s 1.644 millones en las cuatro licitaciones, la enorme mayoría está concentrada en pocas empresas.

Milei ya pasó la motosierra: cómo fue el mega ajuste fiscal en diciembre

Seguramente la semana próxima el BCRA volverá a insistir en una quinta licitación de los Bopreal apuntando a completar los u$s 5.000 millones establecidos como meta en esta primera etapa. En la plaza reina el escepticismo por las complicaciones del instrumento. Por lo menos logró retirar de circulación a través de este mecanismo ayer $279 mil millones y en las cuatro subastas $1,3 billones.

Las miradas del tándem Caputo-Bausili están centradas en abril cuando en teoría ingresen los dólares de la soja. Un clásico argentino la soja-dependencia.

Temas relacionados
Más noticias de Bopreal

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • CC

    Carlos Ceva

    19/01/24

    Hay otras cosas que traban el comercio exterior que es el impuesto al giro de divisas. La solución del problema automotriz es fácil: Un porcentaje de libre disponibilidad de sus exportación. Que liquiden en el mercado local el 40% de las divisas y el 60% lo use para pagar la deuda. Lo único contraproducente es que eso hace que prioricen la exportación al mercado interno. Pero podría ser un instrumento para que aumenten la exportación para generar dolares de libre disponibilidad.

    Responder