Por la tensión cambiaria, los depósitos en dólares se acercan al piso de 2020

Cayeron otros u$s 900 millones en julio y se ubican apenas u$s 36 millones por encima del piso de noviembre de 2020. El bajo nivel de reservas y la incertidumbre, los principales motivos de la caída. Pero la solidez del sistema está en niveles récord.

La tensión cambiaria se sintió también en los bancos. La incertidumbre económica y financiera que se desató en junio con la corrida contra los bonos CER y que se acentuó hace un mes con la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía dejó como saldo una salida de casi u$s 1000 millones de los depósitos en dólares, que cayeron así a su nivel más bajo desde noviembre de 2020.

Solo durante las cuatro semanas posteriores a la renuncia de Guzmán, los depósitos en dólares vieron salidas por u$s 919 millones. Así, cerraron julio en niveles de u$s 14.647 millones, por lo que se ubican apenas u$s 36 millones por encima del piso de u$s 14.611 millones que tocó 21 meses atrás, el nivel más bajo de la gestión de Alberto Fernández.

No cede la salida de dólares: el Central vendió más de u$s 400 millones en tres días

Esta dinámica de retiros de dólares, que se repite cada vez que hay incertidumbre cambiaria, se da a pesar de cómo se blindó el sistema después de la crisis de 2001 y de que la liquidez del sistema financiero se mantiene en niveles históricamente elevados.

Milagros Suardi, de Eco Go, marca que esta salida de depósitos no es más que la respuesta de los ahorristas a la incertidumbre. "La desprolija salida de Guzmán y la falta de directrices concretas de Batakis impulsaron la salida de depósitos. Luego el drenaje fue menor de la mano de un discurso más a favor de recortar el gasto. Pero cuando el CCL tocó niveles de $ 350 la sangría fue mayor", recordó.

Solo durante las cuatro semanas posteriores a la renuncia de Guzmán, los depósitos en dólares vieron salidas por u$s 919 millones.

Pero ahora, añadió la economista, "con la expectativa de la llegada de Massa y su posterior confirmación, el goteo de depósitos parece haber bajado un cambio, en línea con la caída de la brecha".

También la consultora LCG hizo hincapié en que "la incertidumbre política se hizo notar en el mes de julio". A través de un informe, subrayó que durante julio se observó una contracción de los depósitos en dólares del 5,8%, lo que implica una salida de unos u$s 900 en el acumulado del mes, siendo ésta la mayor caída desde octubre de 2020.

Pero no solo la incertidumbre política y la tensión cambiaria impulsaron este goteo. También lo hizo el bajo nivel de reservas netas del Banco Central y las dificultades que está teniendo la entidad por sumar dólares para sus arcas.

Solo durante las cuatro semanas posteriores a la renuncia de Guzmán, los depósitos en dólares vieron salidas por u$s 919 millones.

El BCRA cerró el mes pasado con ventas netas por unos u$s 1275 millones y anotó así el peor julio en 20 años. Así, según estimaciones privadas, el nivel de reservas netas se ubica en niveles cercanos a los u$s 2000 millones. 

Según cálculos de Eco Go, las mismas se sitúan en torno a los u$s 2250 millones. Adcap, en cambio, las ubica incluso por debajo. "Según los criterios de desempeño cuantitativo del acuerdo con el FMI, las reservas internacionales netas del Banco Central se ubican en u$s 1574 millones", precisaron en un informe.

NIVELES HISTÓRICOS DE SOLIDEZ

Según explica Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra, la liquidez en moneda extranjera de las entidades financieras se ubica por encima del 80% de los depósitos. Sin embargo subraya que si se observa solo la liquidez de los bancos, esta se ubica en niveles del 90%, un récord histórico.

"Algo no menor es que un cuarto de esos dólares está en los mismos bancos, ni siquiera en el BCRA", destacó.

Esto es posible no solo por cómo se blindó el sistema después de la crisis de 2001 sino también porque "la brecha entre depósitos y préstamos es enorme". Es que si bien los depósitos en dólares se ubican lejos de sus máximos de 2019 -cuando rozaron los u$s 32.500 millones en la previa de las PASO-, también los préstamos en moneda extranjera se ubican en mínimos.

Hoy el stock de préstamos en dólares al sector privado alcanza los u$s 3850 millones, muy por debajo de los más de u$s 16.000 millones de hace tres años atrás. De esta manera, y dado que los depósitos en dólares se ubican en niveles de u$s 14.647, los bancos apenas prestan un 26% de los depósitos que reciben. Es decir, uno de cada cuatro dólares.

"En 2001, cuando se desató la crisis, esa brecha era muy chica. Es decir, los bancos tenían prestado gran parte de los depósitos", recordó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios