Presiones cambiarias

Vuela el dólar en el mundo: toca su mayor valor en 20 años y le suma presión al BCRA

El Dólar Índex sube 0,56% y alcanza su mayor valor desde 2002. En el acumulado del año, avanza 7,9%, lo que hace que aumenten los riesgos para la región y para la Argentina.

El dólar sigue subiendo frente al resto de las monedas globales y enciende las alarmas dentro del mundo emergente. El Dólar Index alcanza su mayor valor en 20 años, en medio de un contexto de aversión al riesgo y en el que continúa latente la expectativa de ver una Reserva Federal (Fed) más contractiva en su política monetaria.

Mientras los bancos centrales de Europa y Japón mantienen una postura más laxa (dovish), el resto de las monedas globales tocan mínimos y aumenta la presión devaluatoria tanto en la región como a nivel local.

¿A dónde van los pesos? La estrategia de tasas del BCRA orienta hacia el Tesoro

Dólar y Nasdaq, en veredas opuestas: apuntan a cerrar el mes con subas y bajas históricas

sube el dólar 

El Dólar Índex sube hoy 0,56% y de esta manera alcanza su mayor valor desde 2002. En el acumulado del año, avanza 7,9% y es su avance anual más importante desde 2015.

El mercado observa que la inflación acelerada en Estados Unidos le suma presión a la Fed a tener que subir la tasa más rápido respecto de lo que hizo hasta ahora.

De esta manera, el mercado reacciona rápidamente con una disparada en los rendimientos de los bonos americanos que tocan su mayor valor en dos años.

El escenario de suba de tasas de la Fed y de los bonos del Tesoro americano elevan los riesgos de reversión de flujos desde el resto del mundo hacia Estados Unidos.

También contribuye el sesgo laxo que muestran otros bancos centrales de mercados desarrollados como el europeo y el de Japón, que contribuyen a un fortalecimiento del dólar versus sus respectivas monedas, alentando al billete a alcanzar nuevos máximos. 

Por esta razón se ve una devaluación del resto de las monedas contra el dólar. El euro cae 7,4% este año y es su caída anual más importante desde 2015, a la vez que se ubica en su valor más bajo desde 2016.

Lo mismo ocurre con la libra, que en lo que va del año tiene su caída más importante desde 2016.

El yen japonés se devalúa contra el dólar a su mayor ritmo desde 2013. El dólar en Japón sube 13,6% este año y también se ubica el valor más alto desde 2002.

Desde Delphos Investment ven a los movimientos tan bruscos en las monedas globales como un riesgo de mayor envergadura.

"Cuando las principales monedas globales se mueven de manera violenta se pierden referencias de precios relativos, con potenciales consecuencias adversas sobre el comercio global, y por ende el crecimiento económico. Las fuertes oscilaciones recientes nos llevan a elevar nuestra percepción de riesgo sistémico", advirtieron.

El mundo afecta a la región a lo local

En la región, el peso argentino oficial es la moneda que más se devalúa en el año. El dólar oficial sube 10,8%, seguido por la lira turca que también se devalúa 10%.

En la vereda de enfrente, el real brasilero, el sol peruano, el rublo ruso y el peso colombiano son las únicas monedas que se aprecian en 2022, con una caída del dólar del 11,4%, 4%, 3,9% y 2,3% respectivamente.

Hacia adelante y teniendo en cuenta la tan fuerte apreciación del dólar global contra el resto de las monedas, el futuro cambiario para los mercados emergentes y el resto de las monedas globales comienza a ser amenazada.

En ese contexto, la estrategia cambiaria del Banco Central (BCRA) puede verse afectada.

Dante Ruggieri, productor de Invertir en Bolsa (IEB), afirmó que la política cambiaria del BCRA ya se ve afectada por los desequilibrios macroeconómicos y problemas endógenos que siguen latentes en Argentina.

"El principal de ellos el déficit. La emisión no cesa y donde se puede observar que el tipo de cambio oficial tiene un retraso histórico, sumado a que hoy corre por detrás de la inflación. Mientras la tasa se encuentre por debajo de la inflación y del ritmo de devolución, el público seguirá volcándose a un dólar libre sobrevalorado", dijo.

Además, Ruggieri advierte que si a ello se le suma el incremento del Dólar Índex, inevitablemente es un factor adicional para que el tipo de cambio sufra presión al alza y luego ello se traslade a precios.

"Mientras el Gobierno no tenga un plan donde se tomen medidas estructurales en el cual se mejoren los términos de intercambio y se pauten políticas que favorezcan la acumulación de reservas, el público seguirá refugiándose en un dólar libre que en términos reales está muy alto principalmente por no tener un plan de fondo", proyectó.

Desde el BCRA remarcaron que la política de paso devaluatorio no responde a shock inesperados, internos o externos.

"La idea es mantener una política de paso devaluatorio que permita sostener la competitividad en el mediano plazo. De todas maneras, para medir la competitividad es más correcto analizar los términos de intercambio, que son el gran determinante para saber si un tipo de cambio está o no apreciado. En todo el período los términos de intercambio se mantienen en niveles altos", dijeron.

Pese a ello, el mercado mira los movimientos cambiarios globales y regionales con cautela.

Mateo Reschini, senior research analyst de Inviu, advierte que la suba del dólar global impacta en lo local.

"Buena parte de la suba que tuvo el dólar financiero local en estos días tiene que ver con el contexto global. Era raro que haya estado estable durante bastante tiempo, ahora se le suma una volatilidad externa y le suma presión al tipo de cambio. Por ese lado veo que el mundo afecta a la parte cambiaria local", dijo.

Finalmente, Gloria Patrón Costas, analista de PPI, también considera que existen ruidos y amenazas en el horizonte a partir del rally del dólar a nivel global.

"Con la suba del DXY hay varias alarmas que se encienden en la región primerio y en términos de la política cambiaria del BCRA luego. El BCRA viene acelerando el crawling peg más cerca del 47%. Si la suba del DXY se acentúa, sumando los ruidos en monedas de Latinoamérica, si ambos factores generan demasiada presión, hay que ver qué tanto puede el BCRA acelerar el crawling peg sin limitar aún más su margen de maniobra en términos de acumulación de divisas en el MULC", remarcó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios