Desequilibrio

Más presión al dólar y la inflación: un factor clave volvió a crecer y suma tensión al mercado

La base monetaria registró en enero un alza de alrededor del 4% en términos reales respecto al mes previo. Los pagos por los intereses de las Leliq y pases del BCRA crecieron 205% real en un año.

La base monetaria sigue expandiéndose y suma más presión sobre la inflación y el dólar. El mes pasado registró en promedio un incremento nominal superior al 10% en relación a diciembre. En términos reales, ajustado por estacionalidad e índice de precios estimado, la expansión se habría ubicado en torno al 4 por ciento.

La mayor oferta monetaria y la caída sostenida en la demanda de dinero ejercen más presiones en el desequilibrio de la macroeconomía, por lo que los analistas anticipan que la inflación de este año volverá a ubicarse alrededor del 100% y los mercados cambiarios paralelos se mantendrán bajo tensión.

Así es el nuevo plazo fijo 2023: cómo funciona y cuánto deja de ganancias

El Banco Central indicó que la expansión monetaria de enero se explicó, en gran parte, por la por el arrastre estadístico que dejó diciembre, sumado a la emisión monetaria para las compras de "dólar soja" y de títulos públicos en pesos en el mercado de deuda local y el uso de instrumentos de regulación por parte de los bancos.

La base monetaria creció en enero alrededor del 4% real respecto al mes previo.

No obstante, LCG afirmó que la principal variable expansiva de la base monetaria en enero fue el pago de intereses de los pasivos remunerados del Banco Central, ya que entre Leliq y pases sumaron más de $ 700.000 millones. A pesar de que la entidad absorbió casi $ 500.000 millones, no alcanzó a compensar los pagos por intereses.

El pago de intereses por los pasivos remunerados del Central registró en enero un incremento de 205% en términos reales respecto al mismo mes del año pasado. De este modo, el total inyectado por esta partida fue equivalente al 13% de la base monetaria y al 17% del total del dinero circulante, destacó la consultora.

Para este año, espera que la demanda de dinero (M2 privado) se mantenga en niveles similares a los actuales, producto de la alta nominalidad y baja demanda de pesos, mientras que para el M3 prevé que "siga mostrando un sendero creciente a raíz de un escenario de alta liquidez, una inflación que no cede y un riesgo de renovación de la deuda en pesos del Tesoro que podría redireccionar fondos hacia las colocaciones a plazo".

Los analistas esperan que la tarea de esterilización de los pesos no demandados mantenga una dinámica similar a la que exhibió en 2022, sujeta a "factores de presión que pueden generar el sostenimiento de la curva de rendimientos en pesos y eventuales esquemas de tipos de cambio diferenciales", como el programa del "dólar soja".

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.