Pese al rally

Los bonos argentinos siguen entre los más riesgosos del mundo

Los bonos siguen operando con bajas paridades y altas tasas de interés. Esta entre la deuda más riesgosa del mundo. Los analistas le siguen viendo potencial alcista a la renta fija local a mediano plazo.

En esta noticia

Todos los tramos de la curva soberana argentina operan a la baja el viernes. La semana no deja grandes cambios para los bonos soberanos locales.

En el mediano plazo, la deuda cotiza en su mayor valor desde comienzo de 2022.

Los bonos siguen operando con bajas paridades y altas tasas de interés. Están entre la deuda más riesgosa del mundo. Sin embargo, los analistas le siguen viendo potencial alcista a la renta fija local a mediano plazo.

Después del boom de cobertura, las ON entran en "wait and see"La deuda CER quedó cara y los inversores ahora apuestan por estos bonos

 Apertura estable

Los bonos argentinos abren en rojo el viernes. El Global 2029 y el Global 2030 bajan 0,4% y 0,16% respectivamente.

En el tramo medio, los bonos a 2035 y 2038 retroceden 0,25% y 0,21%, mientras que la deuda a 2041 y 2046 cae 0,48% y 0,24% respectivamente.

En la semana, los Globales registran leves subas de entre 0,28% y 0,57% en los distintos tramos de la curva.

Tomando una perspectiva más amplia, desde octubre los bonos locales muestran una excepcional performance.

El Global 2029 gana 56% desde octubre, similar a la suba del Global 2030 que avanza 51%.

En el tramo medio se ven subas de entre 42% y 46%, mientras que los Globales a mayor plazo, como el 2041 y 2046 registran avances de 38% y 46% respectivamente.

La recuperación reciente se dio luego de las expectativas de cambio político y de las recientes medidas de ajuste fiscal y cambiarias tomadas por el Ministro de Economía, Luis Caputo.

Los analistas de Grupo IEB remarcaron que, "en paridades cercanas al 40% creemos que el mercado empezará a demandar acciones concretas principalmente en relación a la política fiscal que es el eje central del programa y recién a partir de esto probablemente veremos nuevos avances en los precios de los bonos".

Sin embargo, hacia adelante se muestran constructivos con los bonos.

"Este nuevo escenario se avizora constructivo para la deuda, pero dependerá de que se logre atravesar los meses siguientes sin una pérdida significativa de capital político y de la capacidad de anclar expectativas que permita la estabilización de la macro. Luego del reciente rally, el mercado ahora querrá ver medidas concretas y recién a partir de esto tal vez, se pueda observar otro avance en los bonos", comentaron desde el equipo de research de Grupo IEB.

Con una visión similar, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI), remarcaron que los bonos soberanos en dólares tomaron de forma muy positiva las nuevas medidas anunciadas por el nuevo ministro de Economía Luis Caputo.

"El plan de estabilización comprende los primeros pasos camino a una unificación ordenada lo que incrementa la probabilidad de pago de la deuda en los años siguientes, un escenario muy constructivo para este segmento", dijeron.

Lejos de sus pares

Hoy los bonos cotizan con niveles de paridad de 39% en promedio, siendo su mayor valor desde el primer trimestre de 2022.

A su vez, medidos por tasa de interés, los Globales del tramo corto rinden 34% en el Global 2029 y 31% en el Global 2030.

En el tramo medio y largo, los bonos argentinos rinden entre 18% y 21%.

Con estos niveles de tasa de interés sobre la deuda, el mercado sigue desconfiando de la capacidad y/o de la voluntad de pago de la Argentina.

La deuda local opera con niveles altísimos de tasa de interés y lo hace junto a los peores créditos a nivel global.

Las tasas a 10 años de Argentina están junto a los bonos de Sri Lanka y Ecuador.

Argentina cotiza con tasas mayores a los bonos de Pakistán, Egipto, Angola, que rinden entre 10% y 15%.

A su vez, la deuda local está muy lejos de otros créditos como Turquía, Honduras, Colombia, Costa Rica, Paraguay, Perú o Chile, que rinden entre 5%b y 8% a 10 años.

La comparativa de la deuda local a 5 años contra sus pares es aun peor. Argentina está, junto con Ecuador, en el fondo de la tabla, con tasas del 31%.

La deuda de Sri Lanka a 5 años rinde 22%, por debajo de la de Argentina. A su vez, los bonos locales también estan lejos de la deuda de Pakistan, Egipto, que rinden entre 15% y 17% a 5 años.

Más lejos se ubican los bonos de Honduras, Turquía Costa Rica, Brasil, Paraguay, México, Uruguay y Perú, que rinden entre 5% y 7% a 5 años.

Estos son valores de tasas de interés que le hacen imposible al país acceder a los mercados.

De esta manera, el potencial de suba que puedan tener los bonos en el trayecto hacia la convergencia de créditos similares va a depender de la profundidad de las reformas que se puedan llevar a cabo.

Adrián Yarde Buller, estratega de Facimex Valores, remarcó que a medida que haya éxitos en la implementación del programa, los Globales irán convergiendo hacia los créditos "B".

Argentina cotiza como un crédito "CCC", una calificación que solo se asigna a países con muy alto riesgo de default como Ucrania (en guerra), Etiopía (hasta hace poco en guerra civil), Bolivia o Pakistán. 

La siguiente escala es "B", economías altamente vulnerables como Angola, Ecuador, El Salvador y Egipto", dijo.

Además, agregó que "para sumarse a ellos Argentina debería resolver las principales anomalías de la economía, como remover los controles cambiarios o detener la espiralización inflacionaria"

Según cálculos de Yarde Buller, la mediana de créditos "B" rinde 11,0%, por lo que si los Globales comprimieran instantáneamente a esos niveles mostrarían subas entre 62% a 88% con los más cortos siendo los más beneficiados.

"Vemos gran atractivo en el tramo corto, destacando AL30 y GD29", dijo el estratega de Facimex Valores.

Los analistas de Schroders detallaron cual sería el potencial alcista que tendrían los Bonos Soberanos en dólares si convergiesen a la curva promedio de los pares más próximos, con Rating entre BB+ y B-.

La conclusión de Schroders es que, en un escenario de administración satisfactoria de la deuda, los bonos más cortos (2029 y 2030) son los que evidenciarían el mayor potencial alcista producto de una mayor compresión, especialmente si la convergencia se hace a los pares de peor Rating.

Según cálculos de Schroders, si la Argentina cotizase como Ecuador, Egipto, Turquía o Nigeria, el potencial alcista sería de entre 141% en el GD29, mientras que el GD30, y el GD35 subirían 121% y 119% respectivamente.

Temas relacionados
Más noticias de Deuda

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.