Pequeños inversores

Dónde invertir si tengo $ 10.000

Existen dos inversiones ideales para quienes cuentan con menos de $ 10.000. Una es segura, pero congela el dinero; la otra es arriesgada, pero permite salir sin problemas.

Durante la semana estuvimos analizando alternativas de inversión para personas con capitales entre los $ 100.000 y $ 50.000. Ahora nos centraremos en el pequeño ahorrista que cuenta con solo $ 10.000 para invertir o simplemente preservar el valor de su capital en el tiempo.

Lo primero que se debe considerar es si la totalidad del dinero está disponible para ser invertido en algún activo o si debe estar disponible para el pago de deudas a corto plazo. De esto dependerá la adopción de un mecanismo seguro, con buenos retornos, pero que mantiene el dinero inmovilizado por varios días, o, por el contrario, de otro más arriesgado, pero que permite tener el capital disponible al instante.

Así será el mega polo comercial premium bajo las vías del tren Mitre

PLAZO FIJO UVA

El principal instrumento que se recomienda para este tipo de ahorrista es el plazo fijo UVA, una inversión la cual se ajusta según el índice CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) establecido por el Banco Central de la República Argentina.

El plazo fijo UVA es una inversión que se ajusta por indice CER y se paga a 90 días.

El mismo tiene una tasa de retorno que se calcula según los índices inflacionarios y se paga a un mínimo de 90 días o a un máximo de un año, dependiendo del plazo que se elija. A esto se le suman diferentes primas que se acuerdan según la entidad bancaria y el tiempo durante el cual se mantiene el plazo fijo.

Dólar blue hoy: la city en alerta por la aparición de los billetes chinos falsos con tinta rosa

ACCIONES ARGENTINAS

Por otro lado, si el dinero a invertir puede ser requerido en algún momento para el pago de deudas, lo ideal es destinarlo a la compra de acciones argentinas.

Esta recomendación se centra en que el valor de las mismas está en mínimos históricos, y son por lo tanto una apuesta a futuro ya que pueden multiplicar su valor si la economía comienza a recuperarse.

Esta inversión permite retirar el dinero en el momento que se necesita, la contracara es que su rentabilidad depende de que se la mantenga invertida durante un plazo de al menos tres años. Además, puede llegar a perderse la totalidad de lo invertido ya sea por un mal rendimiento de los activos o una devaluación del peso. Por ello, se dice que este es un movimiento arriesgado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios