La escasez de un componente clave en China amenaza a las automotrices de todo el mundo

La crisis energética está provocando faltantes de magnesio, materia prima esencial para las aleaciones de aluminio indispensables en la industria automotriz.

Los fabricantes de automóviles más grandes del mundo podrían enfrentar una escasez potencialmente paralizante de aluminio, ya que la crisis energética de China amenaza el suministro de un componente clave utilizado para fabricar el metal liviano.

El magnesio es una materia prima esencial para la producción de aleaciones de aluminio que se utilizan en todo, desde cajas de cambios hasta las columnas de dirección, las estructuras de asientos y las tapas de los tanques de combustible.

Debido a las reducciones de la producción en China, que casi tiene un monopolio en el mercado del magnesio, las reservas del metal se están agotando peligrosamente en toda Europa.

"No hay sustitutos para el magnesio en la producción de láminas y palanquillas de aluminio", dijo el analista de Barclays Amos Fletcher en un informe. "El 35% de la demanda posterior de magnesio es chapa para automóviles, por lo que si el suministro de magnesio se detiene, toda la industria automotriz se verá potencialmente obligada a detenerse".

La empresa canadiense de metales Matalco dijo a sus clientes la semana pasada que la disponibilidad de magnesio se había "agotado" y que si la escasez persistía tendría que reducir la producción de palanquillas de aluminio el próximo año, según un informe de S&P Global Platts.

La advertencia de Matalco muestra cómo la crisis energética en China está afectando las cadenas de suministro globales, elevando el precio de materiales industriales clave y alimentando las preocupaciones sobre la inflación.

Si bien la escasez de semiconductores ha sido el principal problema que enfrenta la industria automotriz este año, el enfoque ahora se está desplazando hacia el magnesio, que aumenta la resistencia del aluminio cuando se agrega como agente de aleación.

Baja producción de magnesio... y pocas reservas

"Una escasez de magnesio podría desencadenar una escasez de aluminio, que a su vez también podría afectar la producción de automóviles", advirtieron analistas de BofA Securities en un informe. "Hacemos hincapié en este punto en que tal escenario aún no está incluido en nuestras estimaciones. El problema acaba de surgir y ningún fabricante de automóviles lo ha advertido todavía".

Alrededor del 85% de la producción mundial de magnesio proviene de China y una gran parte de una ciudad de la provincia de Shaanxi, Yulin. Hace aproximadamente un mes, el gobierno local ordenó que aproximadamente 35 de sus 50 fundiciones de magnesio cerrarán hasta fin de año y les dijo al resto que redujeran la producción en un 50% para alcanzar los objetivos de consumo de energía.

Para producir una tonelada de magnesio se necesitan entre 35 y 40 megavatios hora de energía, en comparación con el aluminio a 16 MHW, según BoA Securities.

Como el metal es difícil de almacenar -comienza a oxidarse después de tres meses- las existencias podrían correr críticamente bajas antes de fin de año si China no aumenta la producción.

Esto se ha reflejado en los precios, con el magnesio importado en Europa aumentando un 75% durante el último mes a un récord de más de u$s 9,000 la tonelada, según Argus Media, una empresa de evaluación de precios.

Negociaciones con China para que no frene la producción de autos

En un comunicado emitido a principios de este mes, WV Metalle, la asociación comercial de metales no ferrosos de Alemania, pidió a su gobierno que inicie conversaciones diplomáticas urgentemente con China.

"Se espera que las reservas actuales de magnesio en Alemania y en toda Europa se agoten en unas pocas semanas, a fines de noviembre de 2021 como muy tarde", dijo el comunicado. "En el caso de un cuello de botella de suministro de esta magnitud, existe el riesgo de pérdidas masivas de producción".

Otros grupos de la industria también han dado la alarma. European Aluminium, cuyos miembros incluyen a Norsk Hydro, Rio Tinto y Alcoa, pidió a la UE y a los gobiernos nacionales que trabajen urgentemente en acciones inmediatas con sus contrapartes chinas. Teme que Pekín dirija ahora la producción restante a su vasta industria nacional del aluminio.

"La actual escasez de suministro de magnesio es un claro ejemplo del riesgo que está asumiendo la UE al hacer que su economía nacional dependa de las importaciones chinas", dijo EA en un comunicado. "La estrategia de la UE en materia de metales industriales debe reforzarse". El magnesio ya está en la lista de materias primas críticas de la UE.

Por qué EE.UU. está mejor parado que Europa

Las empresas europeas, incluida Norsk Hydro, solían producir magnesio, pero se detuvieron porque no podían competir con los costos más bajos de los productores chinos.

A diferencia de Europa, América del Norte cuenta con un gran productor nacional de metales, US Magnesium, que ofrece cierto grado de protección, dijo Stephen Williamson, gerente de investigación de la consultora de materias primas CRU.

"Los productores de aluminio de América del Norte también están trabajando en sus cadenas de suministro de chatarra de manera muy agresiva para compensar el magnesio en bruto que no pueden obtener".

La pregunta clave ahora es si la producción de magnesio en China se reiniciará antes de fin de año. Dada la importancia del aluminio para el sector de manufactura del país, es razonable suponer que la reanudación es inminente. "Pero este es un riesgo que vale la pena observar con atención", dijo Barclays Fletcher.

Inventarios de metales por el piso = precios más altos

Actualmente, los inventarios son bajos en varios metales.

Esto es especialmente cierto en el caso del cobre, donde las existencias disponibles en la Bolsa de Metales de Londres se hundieron al nivel más bajo desde 1974 el viernes pasado después de un aumento de pedidos. El cobre subió un 10% la semana pasada y el martes se cotizaba a u$s 10,300, no muy lejos de su precio récord de u$s 10,747 alcanzado en mayo.

Durante el último mes, el cobre que aún no estaba destinado a ser retirado de los almacenes de la LME se ha desplomado a solo 15.225 toneladas, desde más de 150.000 toneladas. Poniendo esa cifra en perspectiva, anualmente se consumen alrededor de 25 millones de toneladas de cobre refinado. En China, las existencias de cobre en la bolsa de futuros de Shanghai han caído al nivel más bajo desde 2009.

Para la LME, el mercado de metales industriales más grande del mundo, la disminución de las existencias de cobre podría presentar un problema porque la bolsa ejecuta un contrato que se liquida físicamente si no se cierra.

"Si bien es posible que algo de metal ingrese al sistema de almacenamiento, es posible que no haya ningún remedio inmediato, más allá de quizás una desaceleración económica global'' dijo Michael Widmer, estratega de materias primas de BofA Securities.

Tags relacionados

Comentarios

  • JN

    juan neuma

    20/10/21

    Durante decadas alimentamos al monstruo chino, le aportamos tecnologia , transferimos alegremente patentes , invertimos cuantiosos fondos, y hoy somos chino dependientes en innumerables rubros. Y ahora?. Hay gobernantes de los paises centrales que comienzan a abrir los ojos.

    0
    0
    Responder