¿Crisis en puerta? El Banco Mundial alerta sobre la deuda en los países más pobres

El organismo advirtió que la suba de las tasas de interés y la caída de las divisas elevan en más de un tercio el costo del servicio de la deuda.

Los países más pobres del mundo se enfrentan a tres años de aumentos en los costos de servicio de la deuda, lo que podría drenar los recursos vitales del gasto en salud, educación y asistencia social, dejando a docenas de países con deudas insostenibles, advirtió el Banco Mundial.

Un grupo de 69 países de ingresos bajos y medios realizará pagos por u$s 62.000 millones en concepto de deuda pública este año, lo que supone un aumento del 35% con respecto a 2021, según datos anuales del banco.

Los pagos para 2023 y 2024 seguirán siendo altos, advirtió el Banco Mundial, debido a las altas tasas de interés, a un gran número de vencimientos de bonos y a que los países han tenido que empezar a recuperar el servicio de la deuda que se aplazó durante la pandemia.

Inestabilidad financiera: a la caza de la próxima crisis del mercado

El repunte de la inflación ha obligado a los bancos centrales a subir bruscamente las tasas este año, aumentando de paso los costos de los préstamos mundiales. El valor del dólar también se ha disparado tras varias subas de tasas importantes por parte de la Reserva Federal estadounidense.

"El aumento de las presiones de liquidez en los países pobres va acompañado de problemas de solvencia, lo que provoca un exceso de deuda insostenible para decenas de países", declaró David Malpass, presidente del Banco Mundial.

"Con las perspectivas de crecimiento para 2022 reducidas a la mitad, las tasas de interés mucho más altas y muchas monedas depreciándose, es probable que la carga de la deuda aumente aún más".

Zambia y Sri Lanka figuran entre los países que han incumplido el pago de sus deudas soberanas desde el inicio de la pandemia. Ghana y Egipto se encuentran en fases avanzadas de conversaciones con el FMI sobre paquetes de rescate.

Esta semana, Ghana les comunicó a los tenedores de bonos del Estado en moneda local que esperaran una reducción de los pagos de cupones. El mes pasado dijo que el valor de sus bonos en moneda extranjera podría reducirse en un 30%, aunque el FMI todavía tiene que completar el análisis de sostenibilidad de la deuda que sería la base de cualquier paquete de ayuda. Su moneda, el cedi, ha perdido más de la mitad de su valor en dólares este año, lo que dificulta mucho el servicio de las deudas denominadas en dólares.

Estos problemas distan mucho de ser casos aislados. Según el Banco Mundial, casi el 60% de los países de ingresos bajos corren un alto riesgo de sufrir dificultades de endeudamiento o ya las están sufriendo. 

 FMI: Georgieva advierte sobre una "incertidumbre excepcional" mientras el Covid golpea a China

El total de la deuda externa de los sectores público y privado de todos los países de ingresos bajos y medios alcanzó los u$s 9,3 billones en 2021, frente a los u$s 8,2 billones de 2019 y los u$s 8,6 billones de 2020, según el informe anual de estadísticas de deuda del Banco Mundial publicado este martes.

Muchas economías en desarrollo han dado un estirón al salir de la pandemia. Como resultado, sus deudas se redujeron como proporción de la renta nacional bruta (RNB) hasta el 25,7% en 2021, desde un máximo del 28,5% de la RNB en 2020, el primer año de la pandemia. Según los datos del banco, esta cifra era inferior al nivel anterior a la pandemia, de 26,3% de la RNB en 2019.

Pero la deuda de los países más pobres siguió siendo elevada el año pasado, tanto en términos absolutos como en porcentaje de la renta nacional. Para los 69 países elegibles para recibir asistencia de la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial, las deudas externas cayeron ligeramente al 36,2% de la RNB el año pasado, desde el 36,8% en 2020. Esa cifra fue superior al 32,8% registrado en 2019.

América Latina está peor que en la 'década perdida' de los '80, dice funcionario de la ONU 

En dólares, sus deudas combinadas fueron de u$s 948.000 millones, frente a los u$s 767.000 millones de 2019 y los u$s 859.000 millones de 2020, según datos del Banco Mundial.

Los bancos centrales mundiales recortaron las tasas de interés a mínimos históricos e inyectaron billones de dólares en el sistema financiero a través de sus programas de expansión cuantitativa tras la crisis financiera mundial. Los costos del endeudamiento se han mantenido en niveles ultrabajos hasta este año, desencadenando una gran expansión de la deuda mundial.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.