DESEQUILIBRIO FINANCIERO

Tarifas: qué harán Edenor y Edesur con sus ingresos tras el aumento

Las distribuidoras eléctricas siguen endeudadas con Cammesa. La suba de tarifas no alcanza para cubrir el déficit de fondos.

Edenor y Edesur anotaron desde mayo una mejora en el Valor Agregado de la Distribución (VAD, su margen bruto) de 20,9% y 21,8%, respectivamente, según las resoluciones que firmó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Los porcentajes, que traducidos a las boletas impactan en un aumento para usuarios residenciales de 9% respecto a los valores de marzo, resultaron inferiores a los que pidieron las empresas para atender sus gastos de operación y mantenimiento.

También quedaron muy por debajo de lo que hubiera correspondido si se continuaba la política tarifaria del anterior Gobierno: un 160% más.

Entre ambas compañías que operan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sostuvieron en las audiencias públicas que necesitaban $ 55.000 millones para cubrir los desequilibrios financieros previstos este año.

La reciente actualización de las tarifas, si bien mejora la ecuación, no les alcanza para todos los gastos estimados, por lo que una opción que tendrán a mano es continuar endeudándose con Cammesa -no pagar la energía mayorista que compran-.

Hasta el mes pasado, Edesur debía $ 26.810 millones y Edenor, $ 22.468 millones, según datos del mercado a los que tuvo acceso este diario.

La Secretaría de Energía lanzó una moratoria eléctrica para las deudas que todas las distribuidoras del país tenían con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) hasta el 30 de septiembre de 2020, con tasas y plazos preferenciales.

Lo que Cammesa no recauda de las distribuidoras se lo tiene que pedir al Tesoro para girárselo a las generadoras y mantener en pie la cadena de pagos. Es decir, se financia con subsidios.

Por otro lado, las compañías mantienen sus derechos para reclamar a futuro unos $ 60.000 millones por los ingresos no percibidos durante los dos años de congelamiento de las tarifas.

Con todo, desde marzo las facturas eléctricas de los usuarios de la Ciudad y el Gran Buenos Aires acumularon incrementos de 12%: el primero fue de 3% en abril, por la actualización del Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE), un cargo sobre la parte mayorista de la energía; y desde el 1 de mayo, el restante 9%.

En un comunicado enviado a la Bolsa el viernes a última hora, Edesur presentó el balance del primer trimestre, en el que reportó una caída de ingresos a $ 14.300 millones (-31% anual), un EBITDA negativo de $ 162 millones y un leve incremento de las inversiones de 7% interanual, hasta $ 2344 millones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios