Actividad

¿Recesión en puerta? Los indicadores que anticipan un freno de la economía en el segundo trimestre

Por el ajuste fiscal que exige el FMI, la sequía, crisis energética y suba de tasa de interés, los analistas sugieren que habrá una caída de la actividad en el segundo trimestre de 2022.

Luego de que la economía tuvo en 2021 una recuperación mayor a la prevista, con un PIB en el cuarto trimestre del año pasado un 4% por encima del de 2019 -pese a que no todos los sectores están igual que antes-, la tendencia parece haber encontrado un freno. Por la crisis energética, el rápido avance de la inflación que frena el consumo y la sequía, estiman que en el segundo trimestre la economía tendrá una caída del 3% sin estacionalidad.

La economía, en contra de lo que suele suceder, arrancó el año con un dato negativo. En enero el EMAE cayó un 0,5% respecto a diciembre por la ola de Covid que impactó ligada a la variante Ómicron, sumado a que el desempeño externo tampoco fue favorable. 

Empresas rechazan pagar un bono a trabajadores y tensan el diálogo tripartito

Vientos cruzados le ponen un techo a las proyecciones de mejora del PBI

En febrero la actividad rebotó, pero para los próximos meses los principales riesgos que enumeran los analistas son la inflación, la crisis energética, la sequía y el encarecimiento del crédito por las subas en la tasa de interés.

"La economía tiene diversos desafíos a lo largo del año que probablemente determinen una recesión en los próximos trimestres. Como factor exógeno, prevemos que el descenso de la oferta agrícola de la campaña de granos gruesos descienda 9% respecto al año previo, con una particular incidencia negativa en el segundo trimestre del año", advirtió Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, a El Cronista.

Por su parte, el economista de EconViews, Andrés Borenstein anticipó que esperan una contracción contra el primer trimestre de 0,6%, pero que aun no se puede hablar de recesión.

"A la contracción del primer trimestre todavía no la llamaría recesión porque no son dos trimestres seguidos. Pero obviamente no lo descarto. Hay que ver cómo impacta la inflación en salarios y jubilaciones. Del lado de la oferta el problema es que no hay dólares para aumentar la producción", explicó. 

Crisis energética

Mientras aumenta la probabilidad de cortes de energía en el invierno, el Gobierno licitó la semana pasada los primeros barcos de gas natural licuado (GNL) donde se determinó un precio promedio de u$s 39 por millón de BTU, más de cuatro veces de lo que pagó la Argentina en 2021. 

La disponibilidad de dólares es fundamental para el desempeño económico. Con estos números las importaciones de gas se proyectan en u$s 5700 millones para GNL y u$s 1410 millones correspondientes a las compras a Bolivia. Significa importaciones 260% superiores al año pasado. 

Inflación: cuatro gráficos que explican por qué es el peor año desde la híper 

Marzo cerró con un piso de inflación de 6%: cuánto aumentarán los productos de Precios Cuidados desde abril 

"Si se suma la restricción que impone la necesidad de acumular reservas internacionales acordada con el FMI y la duplicación de las importaciones de energía, estamos esperando que la cantidad de dólares disponibles para las actividades no energéticas se vea limitada en un 4% con respecto al año pasado", precisó Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, a El Cronista.

Gas licuado: las importaciones ya costaron el 75% de todo 2021 pero falta comprar 60 barcos

La menor disponibilidad de dólares para importar afecta negativamente tanto a la inversión como a la compra de materia prima y partes necesarias para la industria.

 Por otro lado, anticipan que la producción industrial puede frenarse ante la indisponibilidad del gas, en el caso de no poder comprar la energía suficiente. 

Sequía

La sequía por segundo año consecutivo afectará la producción de la cosecha gruesa que se está llevando a cabo. ¿Cuánto? De acuerdo a los datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) cuando comenzó la siembra se esperaban 48 millones de toneladas de soja, mientras que actualmente proyectan 40,5 millones y, en el caso del maíz, estimaron de acuerdo a los rindes históricos 56 millones mientras esperan una cosecha de 46,7 millones de toneladas. 

El recorte de la producción de soja y maíz estiman que significará una caída del Producto Bruto Agroindustrial (PBA) de unos u$s 2.726 millones, que representa casi un punto del PBI argentino, exactamente 0,9%.

Inflación

La aceleración inflacionaria que impactó principalmente en el precio de los alimentos y la Canasta Básica, amenaza con recortar el consumo de las familias que explica el 70% del PBI. 

"El ajuste de tarifas, sumado al tipo de cambio y la presión de la suba de los bienes internacionales van a tender a que suba la inflación y presionando al poder adquisitivo", explicó Santiago Manoukian, consultor económico.

Empresas rechazan pagar un bono a trabajadores y tensan el diálogo tripartito

"Nosotros proyectamos en el segundo trimestre una caída trimestral sin estacionalidad algo mayor a 3%, producto del descenso de la campaña agrícola principalmente. Y que, a pesar del elevado arrastre estadístico que dejó enero (3,6%), la expansión anual se vea limitada al 0,5% en 2022", aportó Menescaldi en diálogo con este medio. 

Proyectamos en el segundo trimestre una caída trimestral sin estacionalidad algo mayor a 3%

Suba de la tasa de interés

A eso se le suma la suba de la tasa de interés que provoca que pedir dinero prestado, tanto para consumo como para inversión sea más caro. Con la última suba del Banco Central (BCRA) de la tasa de referencia que pasó de 42,50% a 44,50%, la tasa para refinanciar la tarjeta de crédito pasó a 51%. Por su parte, los préstamos personales pasaron a tener una tasa por sobre el 75%.

 Con esta perspectiva, anticipan que el crecimiento de 2022 no alcanzará para cumplir las metas fiscales pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios