POLÉMICA

Variante Ómicron: Estados Unidos y Europa con menos restricciones, ¿es demasiado pronto?

Luego de atravesar el pico de la ola de Ómicron, la caída de los contagios en Europa y los Estados Unidos alienta a los países a eliminar la mayoría de las restricciones, aunque algunos cuestionan que es demasiado pronto

Mientras el mundo entra en el tercer año de la pandemia, Europa y los Estados Unidos -una vez epicentros del virus-, se preparan para volver a la normalidad, alentados por la baja de los contagios y muertes por Covid-19.

Alemania anunció que levantará casi todas las restricciones -excepto el uso de barbijo en lugares cerrados y transporte público- el próximo 20 de marzo, cuando termine el plan de flexibilización de tres etapas. Austria, que a comienzos de año había ordenado un nuevo confinamiento, también hará lo mismo a partir del 5 de marzo.

Desde la semana pasada Suiza sólo exige aislamiento por cinco días después de un resultado covid positivo y el uso de barbijo en espacios cerrados y transporte público, pero se espera que esos requisitos también sean levantados a fines de marzo, cuando Suiza vuelva completamente a la normalidad.

COVID: cuál es el país que fue considerado modelo y ahora sufre récord de casos y protestas por el coronavirus

Francia ya descartó la obligatoriedad del uso de barbijo en espacios públicos que requieren certificado covid como restaurantes, bares, eventos deportivos y de entretenimiento. El requisito sigue existiendo para el transporte público y algunos espacios cerrados, aunque se esperan más flexibilizaciones para mediados de marzo.

Países Bajos adelantó sus planes al próximo 25 de febrero, cuando los bares, restaurantes y discotecas volverán a los horarios pre-pandemia, y el distanciamiento social y barbijos dejarán de ser obligatorios, excepto en el transporte público y aeropuerto.

Al igual que Dinamarca y Suecia, Noruega ya no considera que el coronavirus sea una amenaza sanitaria mayor y desde el sábado pasado ya no exige distancia social ni barbijos y los contagiados no deben hacer cuarentena, aunque se recomienda que se queden en sus casas cuatro días. El Reino Unido tampoco exigirá a los positivos que se aíslen a partir del 24 de febrero.

COVID: desecharán 55 millones de vacunas en Europa, ¿por qué?

Portugal dejará de pedir test negativo para eventos masivos, bares y discotecas y tampoco será obligatorio el pasaporte covid. El uso de barbijo en espacios públicos cerrados y transporte seguirá siendo obligatorio, aunque el Gobierno dijo que espera levantar la mayoría de las restricciones para marzo.

En Estados Unidos -donde casi un millón de personas murieron por Covid-19, aunque las cifras podrían ser mayores-, California anunció que empezará a tratar al coronavirus como un riesgo endémico. "Estamos pasando de una fase de crisis a una fase donde trabajaremos para vivir con el virus", dijo el gobernador Gavin Newsom.

California es el estado más poblado del país (40 millones de habitantes) y ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Ahora será el primero en pasar a establecer la fase endémica del virus

Omicron hace estragos entre los no vacunados de Brasil, que hoy tuvo la mayor cantidad de muertes por coronavirus desde julio

El plan de Newsom es pasar de una "mentalidad de crisis" a un enfoque que enfatice la prevención, a través del mayor acceso a las vacunas, barbijos, testeos y aumentar las campañas de concientización, preparación y educación sobre el virus. El objetivo es aumentar la vigilancia sanitaria, para detectar nuevas variantes y poder responder rápidamente a los brotes.

Pero ¿es demasiado temprano para volver a la normalidad o, por lo menos, algo parecido? Por los síntomas más moderados, muchos vieron en Ómicron el fin de la fase más difícil de la pandemia, pero la variante disparó los casos a nivel mundial y todavía hay zonas que están muy afectadas. Hong Kong, está atravesando su peor brote desde el inicio de la pandemia (6000 casos diarios), por lo que el Gobierno está planeando hacer tests obligatorios para sus más de 7 millones de habitantes.

Por otra parte, Ómicron ha dejado claro que ya no alcanzan con dos dosis sino que se necesitan tres para tener una buena protección contra la variante -el CEO de Moderna, Stéphane Bancel, prevé otro refuerzo para agosto- y con amplios sectores de la población sin vacunar, es probable que aparezca una nueva variante en el futuro.

Entusiasmados con la caída de casos después de atravesar la última ola de Ómicron, los países desarrollados están apuntando a la mayor disponibilidad de vacunas y auto-tests, además de los tradicionales, para poder seguir en su estrategia de convivencia con el virus. Por otra parte, los antivirales de MSD y Pfizer (orales y de uso ambulatorio) están llegando a los mercados.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.