Misa, Presupuesto y suspicacia

Por qué la oposición desconfía del llamado al diálogo del Gobierno

Hasta ahora no hubo más que contactos informales por parte del ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, con algunos referentes de la oposición. La convocatoria a la Basílica de Luján "desvirtuó" los intentos. El Presupuesto 2023 será la prueba de fuego.

"Pasa por lo menos dos veces al año desde 2009", dijeron desde la Coalición Cívica. ¿A qué se referían? A la convocatoria que le hizo a la oposición el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro. ¿El motivo? "Bajar un cambio" en ambos lados de la grieta y abordar la "intolerancia política en la sociedad". La propuesta se recibió con matices en la coalición opositora, pero la organización de una misa en nombre de la Vicepresidenta terminó inclinando la balanza para el mismo lado: el de la suspicacia y el empantanamiento. El Presupuesto 2023 será la prueba de fuego de una propuesta que parece enfriarse.

A igual planteo, igual respuesta. El jefe de la bancada de los lilitos en Diputados, Juan Manuel López, a quien contactó el ministro del Interior, fue el encargado de trasladarle, una vez más, la postura que tiene su partido: "El lugar para dialogar y que ya funciona es el Congreso". Misma postura que sostienen desde el año 2009.

Discursos de odio: especialistas en comunicación política analizan su impacto en la democracia

Alberto Fernández participará de la misa contra el odio en Luján convocada por la Iglesia

Los lilitos desconfían. Remarcan que la convocatoria, que fue totalmente "informal", se produjo apenas tres días después de que el propio ministro haya aludido, vía Twitter, a las "tres toneladas de editoriales en diarios, televisión y radios dándole lugar a los discursos violentos. Son los que sembraron un clima de odio y revancha, y hoy cosechamos este resultado: el intento de asesinato a CFK".

En concreto, les resulta contradictorio que quien los culpe del ataque a la Vice después los convoque a hablar de intolerancia política.

El otro dirigente que recibió el llamado de De Pedro fue el presidente de la UCR Gerardo Morales, quien como gobernador constantemente mantiene diálogos institucionales con el ministro. La respuesta del jujeño fue que primero debería hablar con la mesa de la UCR y de Juntos por el Cambio.

Pero con el correr de las horas, el radical también puso en duda su predisposición a entablar una conversación con referentes del Ejecutivo. No puso la mira en el referente de La Cámpora. "Yo veo que Wado de Pedro tiene la mejor voluntad", dijo el jujeño en Radio Mitre.

Sino que apuntó a la misa que se celebrará este sábado en Luján. La convocatoria "por la paz de los argentinos" a la basílica, impulsada por las agrupaciones sociales afines al kirchnerismo, dicen, "desvirtuó" las cosas. "No es el mejor contexto para convocar al diálogo", dijeron altas fuentes radicales.

De Pedro llamó a los radicales Morales y Manes.

"Wado" también llamó al neurocientífico Facundo Manes. El diputado nacional insiste con la idea de que "las causas estructurales de los problemas económicos de argentina tienen que ver con los consensos". "Sin diálogo, esto va a ser cada vez peor", alertó. De todas maneras, el diputado dejó el tema en manos de Morales. Cree que el diálogo "debe ser institucional".

El diputado Emiliano Yacobitti es otro de los que recibió el llamado del ministro. Es su caso, como referente de Evolución Radical, espacio que conduce Martín Lousteau. 

El porteño planteó que el diálogo debe hacerse "de cara a la gente". Como vicerrector de la UBA, radical añadió un segundo ámbito para concretar el intercambio: las universidades.

El PRO, socio fundador de la coalición opositora, sigue sin recibir llamado alguno parte del Poder Ejecutivo. Pero, por las dudas, la titular del partido, Patricia Bullrich, ya salió a decir: "No vamos a ir a un diálogo con quien nos acusa de ser instigadores". Se refería al ataque a la Vicepresidenta.

Diputados aprobó un rechazo unánime al ataque contra la Vicepresidenta luego de una tensa negociación

La UCR apuesta a la unidad para derrotar a un PRO dividido en las PASO

Así las cosas, la propuesta del oficialismo, al menos por ahora, quedó en eso: una mera propuesta y por canales informales.

La prueba de fuego

"Diálogo ya existe y es lo que funcionó para aprobar el acuerdo con el Fondo", dijeron desde Juntos por el Cambio. Y agregaron que también "funcionaba con el Presupuesto 2022, hasta que Máximo Kirchner se hizo el pillo". 

Juntos por el Cambio insiste con que el diálogo debe ser en el Congreso.

El discurso encendido que hizo el por entonces presidente de la bancada oficialista terminó de dilapidar cualquier posibilidad de acuerdo. El texto se sometió a votación y fue rechazado por la oposición.

Casualmente, la semana que viene el oficialismo podrá demostrar si la voluntad de diálogo es genuina. El ministro de Economía, Sergio Massa, tiene hasta el jueves para enviar el Presupuesto 2023. Habrá que ver de qué manera se encaran las negociaciones para que el proyecto, esta vez, llegue a buen puerto. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.