Estrategia radical

La UCR apuesta a la unidad para derrotar a un PRO dividido en las PASO

En el partido centenario imaginan unas PASO con el PRO dividido y los radicales unidos. Destacan que, a diferencia de los amarillos, no tienen pujas que dañen al partido. Buscan sacar provecho de las internas entre Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y tal vez Mauricio Macri.

Las diferencias entre el PRO y la UCR de cara al 2023 son notables. Mientras que los candidatos a presidente del primer partido se vienen enfrentando en público y privado (el vallado en la casa de Cristina Kirchner fue un capítulo más), en el partido centenario el clima es otro. Las fotos entre los aspirantes radicales a presidir la Argentina el año que vienen son moneda corriente. El miércoles en La Plata, Facundo Manes invitó a Alfredo Cornejo y hasta lo subió a subir al escenario.

Es la tercera vez en un mes que los dos radicales se muestran juntos. Primero, el neurocientífico visitó Mendoza. Después, participaron de un evento organizado por Coninagro. Anteayer Cornejo se sumó a un acto de Empatía, el movimiento ciudadano desde el que Manes convoca a la sociedad civil.

Asado de la UCR con aplausos a Mario Negri y un reproche de Facundo Manes

La trama del operativo despegue de Facundo Manes en Juntos por el Cambio

El mendocino también aceptó la invitación de Maximiliano Abad, presidente de la UCR en la Provincia de Buenos Aires, al comité radical. El mendocino no lo dudó, se zambulló en el reducto de Manes. 

En el entorno del neurocientífico hubo un gesto que llamó la atención. Por primera vez, en un evento de Empatía, que no es un espacio partidario, el diputado subió a dos dirigentes políticos al escenario a Manes y a Abad. 

Por primera vez, Manes subió a dirigentes políticos. 

Pero Manes también tiene fotos con otro aspirante a presidir la Argentina: Gerardo Morales. Es más, esta semana, el jujeño organizó un asado con los referentes radicales que le responden y lo invitó. Manes fue.

Solo falta una foto: la de Morales y Cornejo. Los vínculos entre ambos no son del todo fluidos. Pero tampoco exponen diferencias y mucho menos pelean en público. 

En esto, los radicales se diferencias del PRO. Es más, dan por descontado que cuando los amarillos se pelean en público no hacen más que debilitarse. Mientras que ellos se fortalecen. En concreto, imaginan unas PASO con el PRO dividido y ellos, unidos. 

¿Por qué los radicales quieren competirle a Mauricio Macri en las PASO?

Casta o outsiders: Juntos por el Cambio debate sumar peronistas

"En el radicalismo hay un ordenamiento más grande de lo que parece", dijeron desde las usinas de Manes. Esto se lo atribuyen a que dentro del partido hay un consenso: que el radicalismo sea gobierno el año que viene y que hay que ampliar la coalición opositora.

"Se están dejando de lado las internas, no están dañando al partido", remarcaron en el entorno de Manes.   

La postura de más de uno de los laderos de Morales es que no deben llegar a las PASO con tres candidatos. El objetivo es encolumnarse detrás del candidato más competitivo. Y hacerlo rápido. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.