PROTESTA CALLEJERA

Del diálogo a la presión: los 4 modelos de acción del Gobierno frente al conflicto social

Las situaciones de paros, acampes y protestas callejeras se encaran de diversas maneras en la Casa Rosada. El Presidente evitó referirse al tema e intervino el ministro de Economía, Sergio Massa

En medio de un clima de alta conflictividad social el Gobierno expuso diferencias internas, reflejó una variedad de modelos de resolución de problemas ante las protestas, faltó un mensaje unificado y quedó expuesto en un denominador en común: que la crisis económica está golpeando fuerte en la Argentina y que Alberto Fernández deberá reaccionar rápidamente ante los conflictos para evitar problemas mayores en las calles.

Si bien las protestas que se vieron en los últimos días en la Argentina responden a problemáticas y orígenes diferentes, en el Gobierno se pudieron visualizar al menos cuatro modelos de resolución de conflictos:

1-EL MODELO 'Moroni'

Ante el conflicto gremial de los trabajadores de empresas de neumáticos, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, buscó sentar a las partes y dialogar una salida. No tuvo hasta ahora una solución concreta. 

Este sector del Gobierno volverá hoy a reunir a las empresas fabricantes de neumáticos con los representantes sindicales del sector para tratar de solucionar el conflicto que mantiene paralizada la producción de cubiertas y que impacta sobre la industria automotriz.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni

A la vez, allegados al ministro Moroni dijeron a El Cronista dijeron que se buscó conseguir un apoyo de otros gremios ajenos al trotskista Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna). La idea del ministro de Trabajo en este caso fue dejar aislado al gremio más combativo para alcanzar un acuerdo con las empresas. Según los funcionarios de Trabajo la intención es en este caso acercar posiciones entre los gremios y los empresarios. Pero nada parece indicar hasta ahora que este modelo tenga efectos esperados.

2-EL MODELO 'MASSA'

El ministro de Economía, Sergio Massa, se metió de lleno ayer en la búsqueda de una solución al conflicto de las empresas de neumáticos y propuso que el Gobierno liberará la importación de neumáticos para evitar que se frene la producción de automóviles y, con ello, que se dañe el nivel de actividad económica.

El ministro de Economía, Sergio Massa, buscó dar una respuesta inmediata a los empresarios

Así, el esquema de Massa será pedir a las empresas que accedan a sentarse nuevamente a la mesa con el sindicato en la cartera laboral para encontrar una solución. 

Pero el ministro de Economía fue taxativo en su mensaje al gremio de Sutna: "No podemos ser de ninguna manera rehenes de situaciones de inflexibilidad, situaciones casi de capricho, y mucho menos que un grupo muy chiquito ponga en riesgo 150 mil empleos, más de 1.000 autopartistas y todas las terminales automotrices", dijo a manera de advertencia.

La posición de Massa llega luego de varias reuniones en las que el Ministerio de Trabajo reúne a los empresarios con los referentes de Sutna sin que se arribe a una solución. En medio de ello las plantas de Fate, Pirelli y Bridgestone permanecen paralizadas con la amenaza de frenar la producción en las terminales de automóviles.

3-EL MODELO 'ZAVALETA'

Ayer hubo una nueva movilización piquetera en más de 150 ciudades, cortes de calle y una amenaza de acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social. El reclamo de más de 40 agrupaciones sociales nucleadas en el bloque Unidad Piquetera es unánime: exigen más planes sociales, incremento de alimentos en comedores escolares y un freno a los recortes en el Presupuesto 2023.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, está convencido de que detrás de ello se esconde una "jugada política" de los sectores duros de la izquierda liderados por el Polo Obrero de Eduardo Belliboni.

El líder piquetero del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, fue señalado por el ministro Zabaleta

En este contexto, Zabaleta encomendó a sus funcionarios una directiva inflexible: no atender ni recibir a los piqueteros mientras se encuentren ocupando la calle con protestas o acampes.

La visibilización de este mensaje llegó de parte del viceministro de Desarrollo Social, Gustavo Aguilera, quien consideró que "la salida es con trabajo y no con planes sociales". No sólo esto: graficó que "los problemas no se resuelven cortando la calle o acampando".

4-EL MODELO 'ANíBAL'

En Villa Mascardi recrudeció la violencia de grupos autodonominados mapuches que esta semana quemaron un puesto móvil de Gendarmería.

La gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, advirtió ayer que "esto no puede pasar inadvertido. Se agredió al Estado nacional. Esto no es aceptable", dijo. La violencia mapuche en la zona no es nueva y ya colmó la paciencia de los vecinos de Bariloche.

El gobierno reforzará con fuerzas federales la zona de Villa Mascardi por el recrudecimiento de la violencia

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, optó ayer por armar un comando con la policía provincial y las cuatro fuerzas federales: Policía, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeronáutica.

Ante los ataques reiterados de la agrupación mapuche Lafken Winkul Mapu el ministro de Seguridad acordó con la fiscal federal de Bariloche, Cándida Etchepare, el refuerzo de fuerzas de seguridad en la zona y unidades móviles de control y monitoreo conjunto de la zona.

El modelo de Aníbal Fernández irrumpe en el Gobierno luego de varios años de pasividad en la zona expuesta por las fuerzas federales que respondían a la ex ministra Sabina Frederic. Allegados al ministro de Seguridad dijeron a El Cronista que "hay un decisión política de resolver cuanto antes la violencia en Villa Mascardi". 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.