ESTRATEGIA DIPLOMATICA

La historia secreta del viaje de Alberto Fernández a la cumbre en EE.UU.

El presidente concurrirá a la cumbre de las Américas y se quejará, en calidad de titular de la CELAC, de la exclusión en ese encuentro de Nicaragua, Cuba y Venezuela

Un llamado telefónico del presidente de México, un tuit del venezolano Nicolás Maduro, los consejos por lo bajo del embajador en Washington, Jorge Argüello y una comitiva de avanzada en Los Angeles. Todos estos factores y otros elementos de la política internacional confluyeron en las últimas horas para que Alberto Fernández definiera viajar a Estados Unidos para participar en la cumbre de las Américas.

Hasta hoy el Presidente tiene definido ir a Los Angeles el 9 y 10 de junio a "dar pelea", como dijeron sus allegados. Iría como presidente pro tempore de la CELAC. Aunque todo puede variar en cuestión de horas o minutos.

Hasta hace menos de 24 horas el Presidente se había empecinado en no asistir a la reunión de presidentes de la región ya que Joe Biden, como anfitrión de la cumbre, decidió excluir a Nicaragua, Venezuela y Cuba de la cumbre por considerar que estos regímenes vulneran la democracia y los derechos humanos. 

Alberto Fernández incluso había dicho que "la cumbre de las Américas no se trata de una fiesta de cumpleaños" en la que Biden puede definir las invitaciones a la reunión en Los Angeles. No sólo ello. Cuando Christopher Dodd, el enviado del presidente de Estados Unidos lo visitó la semana pasada en la Casa Rosada, Alberto Fernández le mandó a decir a Biden que le parecía "una verguenza" que se excluya de la cumbre a Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Sin embargo, un llamado telefónico con el presidente mexicano Manuel López Obrador el domingo pasado, el tuit de Maduro elogiando la defensa de la Argentina ante la embestida de Estados Unidos y los consejos del embajador Argüello cambiaron el panorama.

En la charla telefónica López Obrador le pidió a Alberto Fernández concurrir a Los Angeles en carácter de presidente de la CELAC, el conjunto de países de América latina y el Caribe que la Argentina preside este año. También el mexicano, con quien el canciller Santiago Cafiero había estado hace menos de una semana en México, aconsejó concurrir a la cumbre de las Américas para "dar la pelea en el terreno". Es decir, en Los Angeles.

Diputados apura el "alivio fiscal" para monotributistas y autónomos para que llegue antes de julio

Empresas apuestan a la exportación, pero les preocupa el atraso cambiario y la falta de insumos clave

El presidente de México finalmente no irá a Los Angeles. Pero explicó que Alberto Fernández debía concurrir por representar a la región desde la CELAC y le brindó todo el aval político para ir.

Algo similar ocurrió con Maduro. El presidente de Venezuela lanzó un tuit que representó todo un apoyo a la presidencia de Alberto Fernández en Los Angeles. "Quiero agradecer las declaraciones valientes del Presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el presidente argentino Alberto Fernández. Sabemos que su voz, firme, clara y valiente, va a ser una de las voces más poderosas para cuestionar la exclusión y el intento de división de América Latina y el Caribe, con esta política errática del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, escribió Maduro.

Desde Washington, el embajador Argüello aconsejaba asistir a la cumbre de las Américas. Un desplante a Biden no sería bien visto en la Casa Blanca y mucho menos con un presidente que ayudó bastante a a Argentina en las negociaciones con el FMI por el acuerdo de la deuda, deslizó.

COMITIVA Y AVANZADA

Según pudo saber El Cronista, el embajador argentino en Estados Unidos evaluó también que el gesto de faltazo a la cumbre implicaría un retroceso en las relaciones bilaterales. Es decir, la contradicción plena de los consejos que dio a los empresarios a la hora de incursionar en el mercado norteamericano.

En Los Angeles ya estaba desde hace unos días una comitiva de avanzada de la Cancillería preparando el terreno. El diplomático Gustavo Martínez Pandiani lidera esa avanzada que analiza los detalles de lo que será el documento final de la cumbre. Allí la Argentina buscará imponer un párrafo en el que se deje sentado el malestar de la CELAC por la exclusión de Nicaragua, Venezuela y Cuba de la cumbre de las Américas.

La comitiva presidencial que viajará a Los Angeles ya esta definida. En la lista están el canciller Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Producción, Matías Kulfas; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la portavoz oficial, Gabriela Cerruti; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario del Presidencia, Julio Vitobello; y el embajador Argüello.

Hasta ahora, hay una decisión tomada de Alberto Fernández de viajar a Los Angeles con las banderas de la CELAC elevadas y la decisión de dar un fuerte discurso en el plenario de presidentes. 

De todas maneras, en el mundo de Alberto Fernández todo puede cambiar en cuestión de minutos. La política exterior se ha transformado en un permanente zigzagueo en el que la Argentina no se sabe donde está posicionada.  

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.