Industria

El Gobierno celebra un dato económico récord: cuál es y por qué es importante

El aumento en el uso de la capacidad instalada de la industria en enero es una de las pocas noticias que puedan celebrar las autoridades económicas en los últimos días, luego de conocerse el muy negativo dato de inflación de febrero y de las constantes informaciones acerca de la pérdida de reservas.

El aumento en el uso de la capacidad instalada de la industria argentina en enero es una noticia alentadora para la economía del país, quizá una de las pocas que puedan celebrar las autoridades económicas en los últimos días, luego de conocerse el muy negativo dato de inflación de febrero y de las constantes noticias acerca de la pérdida de reservas.

Según el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos, la Utilización de la Capacidad Instalada Industrial (UCII) fue del 62%, lo que representa un aumento de 4,5 puntos porcentuales interanuales y de 5,9 p.p. respecto al mismo mes de 2019, alcanzando así el nivel más alto para un mes de enero en los últimos siete años.

"Este aumento en el uso de la capacidad instalada de la industria es importante porque significa que las empresas están produciendo más y, por lo tanto, generando más empleo y contribuyendo al crecimiento económico del país. Además, el hecho de que la mayoría de los sectores industriales relevados estén por encima de los niveles de enero de 2022 indica que la recuperación económica en la industria es generalizada y no está limitada a algunos sectores específicos", señalaron fuentes que siguen de cerca la dinámica del sector.

En cambio, según un trabajo de la Universidad de Rosario, "un bajo uso de la capacidad instalada significa subutilización de la infraestructura y por ende mayor costo por unidad. Y agrega que "este elemento es determinante en la competitividad del producto o servicio frente a otros competidores en el mercado. En general se habla de un sobredimensionamiento frente al tamaño real de la demanda .

"Para el cálculo de la utilización de la capacidad instalada en la industria se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede lograr con la capacidad instalada actual. Tiene en cuenta criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas empleando el máximo de turnos posibles y las interrupciones necesarias para el mantenimiento apropiado , señala el trabajo

Para José Ignacio de Mendiguren, secretario de Industria y Desarrollo Productivo, "la industria está en un momento de mucha producción fruto de nuestra convicción sobre la importancia del sector para toda la economía. Sin duda atravesamos una coyuntura compleja, pero trabajamos día a día para resolver cada problema y acompañar a los rubros productivos que atraviesan más dificultades. Tomamos medidas concretas para mantener el nivel de actividad, fomentar las exportaciones y generar más empleo".

Entre los sectores industriales que más destacaron en el informe se encuentran la metálica básica, la metalmecánica y los alimentos y bebidas, que registraron alzas significativas en el uso de la capacidad instalada. Por otro lado, el sector de químicos registró una ligera baja en su uso de la capacidad instalada. Estas diferencias entre sectores pueden explicarse por factores específicos de cada industria, como cambios en la demanda de sus productos, pero en general, el panorama es positivo para la industria en su conjunto.

El informe oficial subraya que el aumento en el uso de la capacidad instalada de la industria en enero es parte de una tendencia más amplia que se ha venido observando en los últimos años. De hecho, el informe señala que 2022 fue el año con mayor nivel de UCII desde, por lo menos, 2016, con un total de 66,5%. Este registro implica una expansión de 3,3 puntos porcentuales respecto a 2021 y de 7,1 p.p. respecto de 2019.

Capacidad industrial, qué pasó en los últimos años

Durante los últimos años, la capacidad instalada de la industria argentina estuvo fluctuando en niveles bajos en comparación con su capacidad total. En 2019, el índice de uso de la capacidad instalada de la industria se ubicó en alrededor del 60%, lo que significa que solo se utilizó el 60% de la capacidad de producción disponible. Esta baja utilización de la capacidad instalada se atribuyó a la recesión económica que afectó a la Argentina en el período.

En la década de 2000, por su parte, la industria argentina experimentó un aumento significativo en el uso de la capacidad instalada, alcanzando niveles cercanos al 85% en 2006. Este aumento se debió en gran parte al crecimiento económico del país en ese momento, impulsado por la demanda de materias primas y productos manufacturados de China.

Temas relacionados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.