Elecciones 2021: en el día después del triunfo, Juntos por el Cambio define su estrategia

La mesa nacional del espacio se reúne esta tarde para delinear los pasos a seguir. Las disputas de poder que se avizoran y los temas a tratar después de los festejos.

Juntos por el Cambio consolidó ayer su triunfo en las elecciones legislativas. Luego de un buen resultado en las PASO, la alianza opositora ratificó el apoyo electoral y se impuso en 13 de los 24 distritos del país, incluidas las provincias centrales. Esta tarde, a partir de las 16 horas, habrá reunión de la mesa nacional del espacio, en donde se delinearán los próximos pasos.

A pesar de que se achicó la diferencia en la provincia de Buenos Aires, de cuatro a un punto, en Juntos por el Cambio están convencidos de que sobra los motivos para celebrar el resultado. Es que la lista encabezada por Diego Santilli se impuso al peronismo unido, algo que no sucedía desde hace 24 años.

También se logró el objetivo de que el Frente de Todos pierda el quórum en el Senado. Con victorias en seis de las ocho provincias que eligieron senadores -incluidas La Pampa y Chubut, las que aparecían más disputadas-, el oficialismo tendrá 35 senadores propios. Incluso hubo una elección mejor de lo esperado en Tucumán, a dos puntos del Frente de Todos, lo que podría haber aportado una banca extra en la tierra del jefe de Gabinete.

Por eso es que, a pesar de que del lado del Gobierno se trate de instalar una idea de recuperación electoral, la coalición opositora buscará reforzar la idea de que se ganaron las elecciones. Aunque, al mismo tiempo, se conjugue el mensaje de que "no hay nada para festejar" por la actual situación del país, lo que anoche transmitió María Eugenia Vidal en su discurso en Costa Salguero.

Si bien nadie lo reconocerá públicamente, 2023 está en el calendario de todos. El resultado de los comicios no dejó un panorama claro respecto a la discusión por los liderazgos de cara a las elecciones ejecutivas. Horacio Rodríguez Larreta, que era la ficha puesta para muchos, había sido el responsable político del armado de las listas en ciudad y provincia de Buenos Aires. En ambos casos hubo un leve retroceso respecto a las primarias, aunque es cierto que Vidal y Santilli se impusieron.

Mientras tanto, hubo varios referentes del espacio que quedaron bien parados hacia el futuro para distintos cargos. Los radicales se adjudican las victorias en varios distritos importantes, como Santa Fe, Mendoza y Córdoba. La lista de Gerardo Morales en Jujuy sacó el 49% de los votos. Patricia Bullrich y Martín Lousteau, sin haber sido candidatos, también apuntalaron listas ganadoras. Facundo Manes, después de una buena interna y del lanzamiento encubierto de su candidatura presidencial, también se anota para lo que viene.

Habrá varios lugares de poder para discutir en el corto plazo. Como la presidencia del interbloque en la Cámara de Diputados: ese lugar es ocupado por el radical Mario Negri. Pero el PRO tendrá más bancas que el radicalismo, por lo que se especula con que Cristian Ritondo pueda ejercer más presión para asumir ese lugar.

El radicalismo, por su parte, tendrá que definir quién sucede a Alfredo Cornejo como presidente del partido. Desde hace varios meses existe una interna entre Gerardo Morales y Martín Lousteau. Pero en los últimos días apareció un nuevo contendiente, Gustavo Valdés. El gobernador correntino, envalentonado con su reelección y la victoria en estas elecciones, subió el perfil y también sus pretensiones.

En cambio, lo que parece quedar en un segundo plano es la posibilidad de que Juntos por el Cambio dispute la presidencia de la Cámara de Diputados. Había sido mencionado en campaña por Vidal. No solo por una cuestión numérica hoy parece difícil -a pesar del triunfo, Juntos por el Cambio no llegaría al número necesario-, sino por el consenso interno: son varios los dirigentes del espacio que creen que no hay que pelear por ese cargo.

Por un lado, recuerdan que en el gobierno de Cambiemos Emilio Monzó presidió la Cámara incluso cuando el peronismo tenía más diputados. Por el otro, creen que sería una forma de compartir costos con el oficialismo en un contexto que no se avizora despejado.

A las 16, en el barrio porteño de Palermo, se reunirá la mesa nacional del espacio, con referentes de los partidos que componen la coalición: PRO, UCR, Coalición Cívica y Peronismo Republicano. También se debatirá sobre un eventual llamado al diálogo del gobierno nacional. En este punto, la idea que parte con más posibilidades es la de que el ámbito de consenso debe ser el Congreso y que no hace falta otro tipo de foto simbólica.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios