DEBATE

Salario Básico Universal: ¿es un alivio al bolsillo o se lo come la inflación?

Mientras que un ala del kirchnerismo se vuelca a las calles para reclamar la implementación de la medida, desde Juntos por el Cambio alertan que podría agravar la crisis económica

En esta noticia

Los movimientos piqueteros y agrupaciones sociales prometen que hoy habrá cortes de calles en todo el país. ¿El motivo? Piden por el Salario Básico Universal (SBU). La iniciativa, con la que presionan a Silvina Batakis desde que asumió como ministra de Economía, es resistida por el Ejecutivo, y criticada por buena parte de la oposición. Alertan que podría acelerar aun más la inflación y que podría romper la relación esfuerzo - salario.  

A horas de que se concrete la marcha, desde el Ejecutivo enviaron un mensaje a las agrupaciones piqueteras. "Nosotros tomamos la decisión en febrero de no dar más altas en las inscripciones del Plan Potenciar Trabajo y convertir ese programa en proyectos productivos", dijo Juan Zabaleta esta mañana, tras una reunión que mantuvo con el jefe de Gabinete, Juan Manzur. 

Salario Básico Universal: el Gobierno se prepara para otro día caliente en las calles

Salario básico universal: el nuevo caballo de batalla kirchnerista que le marca la cancha a Batakis

Pero más allá de la resistencia por parte del Ejecutivo -Batakis incluida- la oposición tampoco ve con buenos ojos el tema que en las últimas semanas se convirtió en el reclamo por excelencia de las agrupaciones sociales. 

Pese al ruido, por ahora, hay un solo texto oficialista presentado en el Congreso. Se trata del texto presentado por el economista y referente del Frente Patria Grande, el diputado Itai Hagman.  

A grandes rasgos, Hagman propone que unas 7,5 millones de personas de entre 18 y 64 años que no poseen ingresos provenientes del mercado laboral formal y que se encuentren en una situación de vulnerabilidad, reciban un monto equivalente a la Canasta Básica Alimentaria individual. Hoy, ese monto no supera los $ 15.000.

Según estimó Hagman, su costo fiscal anual bruto sería del 2,1% del PIB. Si se descuentan los gastos actuales además del retorno fiscal por impacto en la actividad, el costo neto de la iniciativa bajaría a 0,9% del PIB.

Su par, el también economista Martín Tetaz, del bloque Evolución Radical, es de los referentes de la oposición que cuestiona con mayor dureza a la medida. Para el radical, "el mejor argumento en contra del SBU" lo dio días atrás el presidente de Chile, Gabriel Boric.

El diputado Martín Tetaz cuestionó con dureza la propuesta de su par. 

De acuerdo al economista, Boric se negó a dar "un nuevo IFE" en su país porque "sube la inflación". El motivo es que "hay que emitir para pagarlo". ¿Conclusión? "No podemos proponer como solución a un problema causado por la inflación, algo que agrava la inflación", relató Tetaz.

Salario Básico Universal: el operativo clamor para presionar a Alberto Fernández 

Salario Básico Universal: qué es y a quién le corresponde este reclamo del kirchnerismo a Batakis

Además, ante la distinción que hace Hagman entre costo bruto y neto, el diputado de Evolución Radical señaló que, resuelto ese cálculo, la propuesta generaría "un agujero de $ 200.000 millones por mes y tienen que explicar cómo lo tapan".

El diputado radical Lisandro Nieri fue en el mismo sentido que Tetaz. "No nos alcanzan los recursos para los gastos que ya existen, pensar en cualquier tipo de gasto adicional requiere o deuda o impuestos", agregó el exministro de Haciendas y Finanzas mendocino. 

Ambas opciones, para el diputado, resultarían impracticables, por lo que prevé que, en caso de que el Gobierno avanzara con la medida, "derivaría en emisión".

El mendocino consideró que si se implementara la iniciativa habrá que advertirle a los argentinos que "se va a financiar con pérdida de poder adquisitivo, con más inflación".

una cuestión semántica

"Lo que están proponiendo es un IFE autopercibido como SBU", criticó Tetaz, al subrayar que "de salario no tiene nada" porque el salario es la contraprestación del trabajo. 

"O se confundieron y están llamando una cosa con otra", dijo el economista radical. En este sentido, alertó que, si no es una "confusión", el problema sería mayor: "Están pretendiendo romper la relación entre el esfuerzo y el salario. No puede ser un SBU si no hay ninguna tarea a cambio".

Hagman aseguró a El Cronista que no tienen problema en cambiarle el nombre a la iniciativa. Lo bautizaron así porque fue el nombre que le dio el Papa cuando aludió a esa medida, tiempo atrás. 

"También podría llamarse 'refuerzo de ingresos', como la política que se lanzó en mayo. Es indistinto. La diferencia con el IFE es que fue excepcional, esto sería estructural; sería individual, no familiar", remató el diputado oficialista. 

Neutralidad fiscal

"El Salario Básico Universal no genera mayor emisión", sintetizó Hagman ante las críticas que recibió su proyecto de ley, que cobró notoriedad cuando la vicepresidenta, Cristina Kirchner, en un acto de la CTA en Avellaneda, se expresó en contra de la "tercerización" de la ayuda social. El proyecto de Hagman sortearía a las agrupaciones sociales, porque la trasnferencia del dinero sería desde el Estado al beneficiario, sin intermediarios.  

De acuerdo al economista, su medida se puede poner en marcha sin tener que apelar a la "maquinita". Plantea que puede implementarse con "neutralidad fiscal". Esto es, que se pueda financiar sin aumentar el déficit fiscal.

"El Salario Básico Universal no genera mayor emisión", aseguró el autor del proyecto, Itai Hagman. 

Entre los ejemplos que arrojó el diputado del Frente Patria Grande, el Salario Básico Universal se podría financiar reorientando el gasto social. Por caso, que algunas de las inversiones que el Estado ya realiza en programas sociales, podrían ser absorbidas por el SBU.

Además, Hagman señaló que podrían reorientarse otros gastos públicos. Por ejemplo, que haya un mayor ahorro en subsidios energéticos y que se mejore la  recaudación tributaria, dándole mayor progresividad a algunos tributos.

Por último, el economista detalló que la implementación de la política podría ser por etapas, para que su concreción no implique una erogación significativa en forma repentina. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.