Golpe al bolsillo

Cuánto suman a la inflación los tres aumentos de naftas de lo que va del año

Los combustibles encadenaron su tercer incremento en el primer mes del año y comienzan a compensar el fuerte atraso que tuvieron en 2020 contra la inflación. Cuánto impactará en los precios en general, tanto directa e indirectamente.

Los tres incrementos de los combustibles en lo que va del año sumarán directamente 0,5 puntos porcentuales a la inflación que esperaban los analistas para los primeros meses del año. 

Entre las subas promedio de 1% de este lunes, la de 2,9% del 5 de enero y la de 3,5% de hace dos semanas acumulan una escalada de 7,4%, pero su efecto sobre la inflación será acotado.

Se trata del impacto directo por su participación en el índice de precios al consumidor (IPC), que los economistas denominan "de primera ronda", que se añade a la inflación prevista e independiente de la suba de los combustibles, que puede rondar el 4% al igual que en diciembre.

En tanto, el aumento indirecto que ocasiona en cascada por su uso en actividades de producción y comercialización, que terminan elevando los costos y los precios a corto plazo, también será bastante acotado por el bajo nivel de demanda que dejó el desplome de la economía en 2020, superior al 10% del PBI.

"El cálculo de la incidencia en la primera ronda va a ser poco, cercano al 5% de la suba. Y el ajuste de segunda ronda en este caso va a ser menor que otras veces, por la menor demanda. Cuando no hay ventas, aunque haya aumentos de costos, es más difícil trasladarlos a los precios. Va a ser un impacto menor al de 2019", explicó Matías Rajnerman de Ecolatina.

La inflación que esperan los analistas para enero es de 3,7%, mientras que febrero podría seguir una tónica similar, según las previsiones de la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) y el Relevamiento de Expectativas Macroeconómicas (REM) que realiza el Banco Central (BCRA).

No obstante, el analista Joel Lupieri, de la consultora EPyCA señala que estas proyecciones podrían tener incorporados los incrementos de combustibles, aunque destaca que el primer trimestre sufrirá presiones inflacionarias al alza. "Está todo dado para que los primeros meses del año 2021 sean bastante preocupantes en materia de estabilidad de precios", señaló.

Los combustibles fueron de los productos regulados que se mantuvieron contenidos durante 2020, entre la suspensión dispuesta a fin de 2019 por la entrante administración de Alberto Fernández y la crisis económica generada a partir de la pandemia del coronavirus y la cuarentena de más de 200 días.

En agosto, el Gobierno retomó la senda alcista con cinco aumentos mensuales que llevaron a los precios a subir 20% en el tramo final del año, contra una inflación bastante superior de más de 36%, por lo que si bien sufren de un atraso, éste es mucho menor al de otros regulados de influencia más robusta, como son las tarifas de luz y gas, cuya actualización todavía está en debate dentro del equipo económico y generan preocupación a los analistas.

El aumento de precios regulados de diciembre fue del 2,6%, bien por debajo de la inflación núcleo de 4,9%, aunque fue la mayor suba desde diciembre de 2019.

"Puede que el aumento de regulados esté en ese mismo orden, con valores parecidos en enero y febrero (aunque con una composición diferente). Algunos aumentos de enero ya dejan arrastre para febrero, que además desde el primer día ya tiene aumentos propios", señaron desde la consultora Empiria.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios