COLOQUIO IDEA

Comenzó IDEA 2021: el empresariado resalta la "crisis de confianza" y pide "consensos mínimos"

Paula Altavilla, líder de Schneider Electric para Argentina, Uruguay y Paraguay y presidente del Coloquio IDEA, abrió el evento seguida de Ricardo Hausmann, el fundador y director del Laboratorio de Crecimiento de la Universidad de Harvard.

Ya comenzó el primer día de disertaciones del 57º Coloquio IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), el evento que reúne a los empresarios más importantes del sector privado en Argentina para conversar estratégicamente sobre el contexto nacional y posibles soluciones a futuro.

Esta edición, la cual se llevará a cabo entre el 13 y el 15 de octubre bajo el lema de "Logremos una Argentina sostenible", se enfoca en la creación de empleo genuino, productivo y sostenible en el país como puente para salir de la crisis, potenciando la integración social.

IDEA 2021: tres propuestas concretas para generar trabajo 

En esta línea, Paula Altavilla, líder de Schneider Electric para Argentina, Uruguay y Paraguay y presidente del Coloquio IDEA, abrió el evento resaltando las 4 décadas de recesión que sufre el país y el 40% de pobreza al que se llegó hoy en día.

En este contexto adverso, Altavilla resaltó la "enorme crisis de confianza" del empresariado argentino en el país: "La confianza es muy limitante, limita a las personas a tomar decisiones, a asumir riesgos incluso para cumplir sus sueños y a las compañías las limita a operar solo pensando en el corto plazo", manifestó.

Aunque reconoció que existe un "enorme potencial" en el país, recalcó que este "puede quedar enterrado sin inversión, puede nunca desarrollarse sin educación y también puede irse", por lo que instó a pensar en diálogo con todos los actores sociales -tanto públicos como privados- una salida a esta crisis.

Así, Altavilla -como vocera del empresariado nacional- exigió el encuentro de los distintos sectores para lograr "consensos mínimos pero trascendentales" para "empujar todos juntos" en busca de un modelo de país sostenible en el largo plazo.

IDEA 2021: las definiciones de Guzmán sobre el cepo, devaluación y cambios en las normas laborales

"El gran desafío que tenemos es que no estamos acostumbrados a colaborar, estamos acostumbrados a una dinámica de confrontación, de puja de intereses", observó la ejecutiva, quién nuevamente apremió por una unión en el esfuerzo de todos los actores para colaborar en la reconstrucción del país: "Cuando caemos todos perdemos, tenemos que dejar de tirar y colaborar", manifestó.

"Eso requiere humildad, para reconocernos todos importantes, todos tenemos un rol que jugar acá y necesitamos juntarnos todos juntos en la mesa, y lo que es mas importante, necesitamos estar dispuestos a ceder todos al mismo tiempo, comprometiéndonos a lograr una salida en conjunto", se explayó la representante y presidenta del Coloquio, pidiendo nuevamente un "consenso mínimo".

Es por esta razón que el enfoque de esta edición del evento hace foco en la generación de empleo genuino ya que, según Altavilla, este es "la llave para ganar terreno" en la creación de acuerdos y diálogo.

"Nos proponemos cambiar el eje de la conversación, dejar de hablar del pasado para poder pensar el futuro", concluyó la CEO de Schneider Electric para la región.

EL EMPLEO Y LA TECNOLOGÍA EN EL PAÍS

Luego de la apertura del evento, el primero en inaugurar los paneles fue Ricardo Hausmann, fundador y director del Laboratorio de Crecimiento de la Universidad de Harvard, quién ha asesorado a más de 40 países en vías de desarrollo en el diseño de políticas de crecimiento.

El economista comenzó refiriéndose al empleo y al avance del capitalismo sobre el trabajo no registrado, punto en el que propuso que este creció "hasta que se le acabaron los trabajadores de los países ricos y se estancó cuando había empleado nada más a la mitad de los trabajadores en Latinoamérica".

Arrancó IDEA 2021: el programa completo del coloquio

Entonces, esta cuestión invita a pensar en el largo plazo sobre como generar una región en la que "se acaben los latinoamericanos antes que los empleos", es decir, que la generación de trabajo cubra a toda la población. 

Por otro lado, el economista se refirió a la economía del conocimiento y defendió con fuerza la necesidad de todos los sectores de adoptar tecnologías nuevas que puedan apuntalar a la industria y, en consecuencia, al trabajo sostenible: "La informalidad y el trabajo por cuenta propia no permiten que las tecnologías modernas se implementen y en Latinoamérica, en cierto sentido, el trabajo se agotó antes de que se pudiese transformar todo el aparato productivo", aseguró.

Según el profesor de la escuela Kennedy, en Harvard, la tecnología es "una fuente de dinamismo fenomenal", y el problema tanto en la región como en el país es que existe un déficit tecnológico muy grande.

E ilustró: "Eso se refleja en las cosas que funcionan bien en Argentina, el país exporta poquísimo y lo que exporta es producto de una revolución tecnológica y, con todo eso, son el único país del mundo capaz de producir estos cereales y, aunque le cobran impuesto a los exportadores -en el grueso de los países subsidian a la agricultura- son muy productivos en el campo".

"Es obvio que nos falta tecnología, si hubiese más se acabarían los argentinos antes que las posibilidades", concluyó respecto a la cuestión.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios