La aclaración de Alberto Fernández: "No pretendo instalar un régimen maoísta en nuestro país"

El presidente destacó el hecho de que la oposición acordó acompañar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en el Congreso y recalcó que se trata de "un primer paso".

Este sábado el presidente Alberto Fernández se refirió al principio de entendimiento al que se llegó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y destacó como positivo el hecho de que la oposición quiera "acompañar el acuerdo con el FMI", conclusión a la que la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio llegó durante la semana al indicar que se debe evitar un default, aunque recalcaron que no avalarán subas de impuestos.

Según el primer mandatario, lo compartido por la oposición se trata de "un dato de sensatez que nos ayudará a resolver un problema muy serio que tiene la Argentina".

Acuerdo con el FMI: Alberto Fernández y Martín Guzmán, recalculando en Olivos

Ni default ni suba de impuestos: JxC espera la letra chica del acuerdo con el FMI

UN CONGRESO FRACCIONADO Y UN DEBATE ESENCIAL

El principio de acuerdo que Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, apuraron con el FMI ahora deberá debatirse en un Congreso que encuentra al oficialismo fraccionado luego de la renuncia de Máximo Kirchner a la titularidad del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados debido a las diferencias internas en torno al entendimiento con el Fondo. 

En este marco, los votos de los diputados y senadores opositores en un contexto de virtual paridad parlamentaria entre las distintas fuerzas serán clave para que Alberto Fernández pueda aprobar sin demasiadas modificaciones ni hostilidades la letra chica de lo acordado con el organismo financiero internacional, elemento que aún resta conocerse públicamente.

Ante este contexto, el presidente recalcó en diálogo con Radio 10 que el pacto al que se llegó con el FMI se trata de "un primer paso" que luego deberá ratificarse en el Congreso: "Preferimos que este acuerdo sea objeto de debate en el Parlamento", se expresó Fernández.

Además, agregó: "No se buscan artilugios legales para que el acuerdo se apruebe de espaldas a la gente. Prefiero este camino aunque sea más complejo, aunque haya miradas diferentes, todo es válido".

Respecto al acuerdo en sí, el presidente reconoció que esta reestructuración alcanzada por Guzmán obligará a "hacer pagos durante cuatro años" y recibir auditorías de parte del FMI, pero recalcó que el entendimiento permitirá a la Argentina "seguir con la idea de inversión pública".

"Es un acuerdo por el que el mundo conservador maltrata al Fondo porque no incluye un ajuste", aseveró Fernández, despejando las dudas en torno a un posible ajuste, un punto que preocupa a los oficialistas más temerosos del acuerdo.

Finalmente, pese a su afabilidad con la actual postura de la oposición respecto al acuerdo con el Fondo, el primer mandatario también aprovechó para criticar la toma de deuda por u$s 44.000 millones durante la gestión del expresidente Mauricio Macri: "Cuando no se trata en el Congreso, en un minuto y medio nos enteramos que quedamos endeudados por décadas".

FMI: las 'manos amigas' que porotea Alberto Fernández y las cartas que juega Sergio Massa para seducir opositores

Negociación "intensa" de Argentina con el FMI para cerrar "lo más pronto posible", según el vocero del Fondo

LA GIRA PRESIDENCIAL A RUSIA Y CHINA: EL IMPACTO EN ESTADOS UNIDOS

En otro momento, el primer mandatario se refirió a su gira presidencial en la que visitó Rusia, China y Barbados , donde se reunió con las tres cabezas de Estado de cada nación: Vladimir Putin, Xi Jinping y Mia Mottley, respectivamente.

Las primeras dos escalas del presidente, Rusia y China, generaron una lluvia de críticas hacia Fernández por sus dichos desligándose del FMI y los Estados Unidos en los que remarcó la "dependencia" Argentina con el organismo financiero internacional y la nación a cargo de Joe Biden en busca de la ampliación de influencias y acuerdos productivos con Putin y Xi, personajes con los que Estados Unidos sostiene tensiones geopolíticas.

En este marco, Alberto Fernández buscó conciliar el debate en torno a las relaciones internacionales argentinas y aseguró que "no tiene amigos ni enemigos permanentes".

"No sé por qué viajar Rusia y China significa tener mala relación con EEUU", se preguntó el presidente en diálogo con Radio 10, remarcando que "el mundo hoy es multilateral", lo que considera que obliga a generar vínculos y "relaciones maduras y de respeto".

El video de la TV Pública china que escracha a Alberto Fernández: "Nos sentimos muy identificados con el Partido Comunista"

Nueva Ruta de la Seda: 5 claves del megaproyecto de China para expandirse en el mundo

"Hay que trabajar en favor de los intereses que la Argentina necesita", aseveró Fernández, especificando que el objetivo de su gira fue el de promover los "vínculos comerciales y financieros" entre Argentina y las naciones elegidas.

"Cuando hablé de abrir la puerta de Rusia a la Argentina, hablé de inversiones, no significa que pretenda instalar un régimen maoísta en nuestro país", manifestó Fernández en una clara alusión a las críticas recibidas luego de que alabara frente a Xi Jinping la historia del Partido Comunista chino y su trayectoria, la cual equiparó con la de Argentina.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios