Zoom Editorial

La pandemia daña la imagen del Gobierno y también la de la oposición

La pandemia, la cuarentena, las vacunas, la economía. El Presidente, Cristina, Macri, Kicillof, Larreta, Patricia Bullrich, Vidal, la Argentina económica y política.

En un año electoral y en plena crisis, aumentada por la pandemia, la imagen de los principales referentes políticos no deja de caer.

Según una encuesta realizada por la consultora Fixer desde el 26 de abril al 2 de mayo entre 1200 casos, en una multiplataforma de redes sociales y donde ese universo analizado es usuario de internet y tiene entre 16 y 80 años, los resultados más destacados dan cuenta que la crisis no solo le pega al oficialismo.

En los últimos ocho meses, según Fixer, producto de la radicalización de sus posturas políticas, la impotencia de la sociedad frente a la pandemia, los magros resultados de la gestión, la confrontación contra la Justicia, los medios y la oposición, la imagen positiva de Alberto Fernández cae desde febrero. Por otro lado, el impacto del plan de vacunación continúa siendo el factor más determinante en la recuperación de la imagen de la gestión del Gobierno.

Al mismo tiempo, los consultados creen que el Presidente tiene la oportunidad de recuperar una perspectiva favorable, si la estrategia es salir de las constantes internas, si se corre del inicio de la campaña y se enfoca en la gestión y en recorrer el país con el plan de vacunación. Si a esta agenda le suma la moderación y la mesura, en lugar de subirse a la confrontación y kirchnerizarse, las posibilidades de recomponer con los sectores desencantados con el gobierno son viables y posibles, sostiene la encuesta.

La oposición tiene el mismo desafío. Lograr una moderación sin perder las convicciones y la firmeza en las posiciones.

Pero en definitiva, todos caen y pocos se mantienen. Así, entre abril y mayo, la imagen positiva del Presidente cayó de 33% a 31%. La de Rodríguez Larreta bajó de 45% a 41%. La de Axel Kicillof, sostiene, a nivel nacional, desde hace 6 meses tanto su imagen negativa como su positiva: oscila entre los 25 y 20 puntos de neto negativo. De abril a mayo, Kicillof subió un punto la positiva y dos puntos la negativa.

Bullrich tampoco está a salvo del ojo de la sociedad. De hecho, tuvo la peor performance entre abril y mayo, donde su imagen positiva pasó de 44% a 36%. Hay tres factores que explican la caída: la sobreexposición en un tono muy beligerante, su desafortunada frase en televisión sobre las Islas Malvinas y el enfrentamiento público con Rodríguez Larreta por la presencialidad de las escuelas secundarias en Ciudad de Buenos Aires.

María Eugenia Vidal es una de las dirigentes que mantiene su imagen neta positiva desde hace diez meses de forma consecutiva. De todas maneras, su reaparición pública le generó una baja de 4 puntos. La principal caída se generó en el segmento de entre 16 a 39 años y en el de entre 40 y 51 años.

Tampoco lograron revertir el ex presidente Mauricio Macri, cuya figura tuvo una caída de 6 puntos en su imagen positiva entre abril y mayo, y Cristina Kirchner, que también tuvo un impacto negativo en el 2021. Entre febrero y abril de este año bajó del 38% de imagen positiva al 31%.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios