EN FRANCIA

Murió la mujer más longeva del mundo: qué edad tenía y a qué se dedicaba

Lucile Randon, quien vivía en la ciudad francesa de Toulon, era reconocida a nivel mundial por su trabajo y había sido felicitada incluso por el presidente de su país, Emmanuel Macron.

La mujer más longeva del mundo murió a los 118 años en una residencia de ancianos en Toulon, Francia. Lucile Randon fue una monja francesa que dedicó su vida al servicio. Por su don de caridad, recibió el cariño y el reconocimiento no solo de su pueblo, sino de gran parte de su país natal.

La centenaria religiosa era conocida como Hermana André, y pasó sus últimas horas en un geriátrico donde se había retirado tras jubilarse hace 10 años. "Dicen que trabajar mata, pero es el oficio lo que me ha mantenido viva", señalaba nueve meses atrás la mujer que más décadas había vivido. Su logro primero se consolidó en Francia, luego en Europa y finalmente en el mundo cuando pronunció la famosa frase sobre su espíritu laborioso.

Los récords legendarios que puede romper Lionel Messi en el Mundial de Qatar 2022: está a un paso del lograrlos

Netflix: la película más vista en España que trata sobre un "milagro religioso" y genera intriga en todos los espectadores

El año pasado el presidente francés, Emmanuel Macron, le había escrito una carta de puño y letra para felicitarla por su logro, reconocer su entereza y saludarla por su cumpleaños. Pero no solo su vocero David Tavella se hizo eco de la noticia, sino que el alcalde de su pueblo, Hubert Falco, también decidió despedirla con un mensaje en sus redes sociales: "Con inmensa tristeza me entero del fallecimiento de nuestra Decana de la Humanidad".

La monja francesa de 118 años no llegó a tomar el lugar de la japonesa Kane Tanaka, quien falleció a los 119 años en abril pasado. Pese a que la muerte de Randon fue un golpe muy duro para su comunidad, su portavoz decidió dar tranquilidad: "Hay una gran tristeza, pero ella quería que sucediera. Era su deseo unirse a su amado hermano. Para ella, es libertad".

Macron le había escrito una carta para homenajearla en su cumpleaños.

LONGEVIDAD: Las dos mujeres francesas EN EL GUINNESS

Además de la hermana André, otra mujer francesa ostenta una cifra histórica vinculada a su edad. Se trata de Jeanne Louise Calment, quien vivió 122 años y 164 días desde 1875 hasta el 4 de agosto de 1997, según la organización Guinness World Records.

Por su parte, Lucille Randon es la monja más longeva en la historia según la afamada institución del libro de marcas históricas. Previo a su conversión religiosa, la religiosa francesa cuidó niños en la Segunda Guerra Mundial para luego dedicarse a la protección de personas mayores y huérfanos en un hospital.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.