Millonario en caída

El magnate que tuvo que vender su club y ahora se desprendió de una empresa por solo u$s 1

Roman Abramovich logró vender Truphone luego de meses de incertidumbre. Las sanciones impuestas por la guerra en Ucrania todavía siguen en pie.

En esta noticia

El magnate ruso Roman Abramovich era uno de los empresarios más reconocidos del mundo del fútbol. En mayo de 2022 se desprendió del Chelsea FC por u$s 5400 millones. Y ahora acaba de concretar la venta de su compañía de telecomunicaciones por tan solo 1 libra (u$s 1,2) luego de una larga investigación, según señaló Financial Times.

La caída del multimillonario se produjo tras el comienzo de la guerra en Ucrania. El Reino Unido decidió congelar los activos de varios empresarios rusos que residían en suelo británico, uno de ellos fue Abramovich. El exdueño de los Blues fue acusado de haberse beneficiado económicamente, durante décadas, por sus vínculos cercanos con el presidente ruso Vladimir Putin.

Abramovich fue dueño de Chelsea FC durante 19 años y cosechó múltiples campeonatos.

Abramovich adquirió el Chelsea FC en julio de 2003 por 140 millones de libras. Durante sus 19 años al mando, el club londinense se quedó con cinco Premier League, cinco FA Cup, dos UEFA Champions League y un Mundial de Clubes. Su nuevo dueño es el inversor estadounidense Todd Boehly.

La venta de £1

Ahora, el magnate oficializó la venta de Truphone, una compañía especializada en vender tarjetas SIM virtuales, de la cual poseía un 23% del capital accionario. La parte compradora está integrada por el empresario alemán Hakan Koç y el inversor Pyrros Koussios. Ellos la adquirieron por la suma simbólica de 1 libra, pero con la promesa de invertir 15 millones de libras (u$s 18,4 millones) en la empresa.

El misterioso empresario ruso que quiere vender un club inglés en el que juega un argentino

Truphone se encontraba en un limbo desde las sanciones impuestas por el gobierno británico a los empresarios rusos en marzo de 2022. Pero antes de concretar la operación, necesitaban obtener luz verde por parte de la Secretaría de Estado para la Estrategia de Negocios, Energía e Industria y una licencia de la Oficina del Tesoro de Implementación de Sanciones Financieras. Esta última es responsable de supervisar los activos congelados por parte del Estado.

Truphone acumula 15 años consecutivos de pérdidas y necesita inversión para continuar operando.

Abramovich no era el único dueño de la telco. Sus otros dos socios, los rusos Alexander Abramov y Alexander Frolov, también habían sido alcanzados por las sanciones británicas. "Están envueltos en sectores de significativa importancia para la maquinaria militar de Putin", indicaron desde el gobierno del Reino Unido.

Un último intento

El fundador de la compañía intento recomprarla a último momento. El alemán Alexander Straub ofreció u$s 250 millones en acciones en una empresa de adquisición de propósito especial (SPAC), no obstante ya habían aceptado la propuesta de Koç y Koussios

¿De leyenda a dueño? Por qué los inversores buscan a David Beckham para desbloquear una operación millonaria

Pero Truphone no atraviesa un buen momento. La firma está valuada en 410 millones de libras y recibió más de 300 millones en inversiones por parte de los tres socios, sin embargo acumula 15 años consecutivos de pérdidas. En 2020 el rojo fue de 16 millones de libras.

"Truphone no fue redituable hasta ahora, así que hay una cierta cantidad de dinero que tenemos que invertir para hacerla sostenible", indicó Koç. Los nuevos dueños planean expandir el modelo de negocios para ofrecer soluciones de compliance para grabar mensajes telefónicos y de texto para bancos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.