Lo maneja desde 2011

El misterioso empresario ruso que quiere vender un club inglés en el que juega un argentino

Maxim Demin le puso el cartel de venta al AFC Bournemouth. Maneja una firma petroquímica, pero se sabe poco de sus negocios.

Los multimillonarios y empresarios estadounidenses miran con atención el fútbol inglés. No solo por las estrellas que juegan en esa liga, sino también a la caza de jugosos deals. Después de la venta del Chelsea FC al consorcio liderado por el magnate Todd Boehly por u$s 5400 millones, un nuevo club activó conversaciones para cambiar de dueño para recibir una inyección de capital que lo mantenga en la máxima categoría.

Según consigna Bloomberg, el empresario Maxim Demin, dueño del AFC Bournemouth, contrató al banco de inversión californiano Montminy & Co para que busque un comprador "que capitalice el éxito actual del club". El equipo oriundo del condado de Dorset, al sur de Inglaterra, ascendió a la English Premier League para la actual temporada y se encuentra en la 13° posición.

Desde mediados del año pasado, asegura el medio, el management del club está en contacto con potenciales inversores y compradores. El mayor interés llega desde los Estados Unidos, cuyos inversores se sienten atraídos por la apreciación del dólar sobre la libra. Además, apunta Bloomberg, los seducen las valuaciones más "baratas" con respecto a las franquicias estadounidenses. Según el especialista en finanzas futbolísticas de la Universidad de Liverpool, Kieran Maguire, el Bournemouth podría valer al menos u$s 150 millones.

Marcos Senesi llegó al AFC Bournemouth en agosto de este año.

En la plantilla de los Cerezos (apodo que recibe el equipo) se encuentran el arquero brasileño Neto, quien vistió la camiseta del FC Barcelona y el argentino Marcos Senesi. El exdefensor de San Lorenzo y el Feyenord, de Países Bajos, fue convocado a la selección Argentina en mayo de este año y tres meses después arribó al club inglés.

Un dueño de bajo perfil

El empresario Maxim Demin compró un 50% del club en 2011 por 480.000 libras y poco después se quedó con el 100% a través de la compañía AFCB Enterprises. Maxim Vitorovich Demin nació en Rusia en 1969, pero es ciudadano británico por lo que no se vio afectado por el bloqueo de activos a los empresarios de este país durante la guerra en Ucrania.

Según Sky Sports, Denim es dueño de una empresa petroquímica, Wintel, que se dedica a vender químicos industriales, combustibles y metales, sin embargo el resto de su actividad es un misterio.

Maxim Demin compró un 50% del club en 2011 y luego se quedó con el 100%. Fuente: BBC

Eddie Mitchell, quien manejaba la otra mitad del AFC Bournemouth, fue el encargado de acercarlo al club y construirle su casa en Sandbanks. Poco antes de su llegada a los Cerezas, la institución había realizado un sale-and-leaseback de su estadio, Dean Court, con la firma londinense Structdane. La llegada del empresario nacido en Rusia provocó un shock de capital para el equipo y en la temporada 2015/2016 consiguieron el ascenso a la Primera División.

Se mantuvieron en la máxima categoría durante cuatro temporadas y volvieron a la Championship. En 2019 el club anunció un plan de 35 millones de libras para construir un nuevo estadio e incluso adquirió un terreno en un ex campo de golf por 3,7 millones de libras. No obstante, la pandemia congeló el proyecto.

Presencia estadounidense

Ya hay varios consorcios y empresarios estadounidenses que juegan en la Premier League. El último en sumarse fue Todd Boehly, quien le compró Chelasea FC al magnate ruso Roman Abramovich tras 19 años a su cargo.

Todd Boehly, nuevo dueño del Chelsea FC. 

A su vez, la compañía Kroenke Sports & Entertainment, del ejecutivo estadounidense Enos Kroenke, maneja Arsenal Holding, la sociedad dueña del club londinense. En tanto, desde 2010 el Liverpool es administrado por Fenway Sports Group, que pagó u$s 476 millones. Esta compañía tiene sede en Boston y fue fundada por Thomas Werner y John Henry.

El caso más emblemático es el de la familia Glazer, que es dueña del Manchester United desde 2003. Otros clubes ingleses que también son manejados por empresas norteamericanas son Burnley, Aston Villa, Crystal Palace y Fullham. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios