Proyecto

Las empresas argentinas tienen proyectos para expandirse y vender más pero necesitan garantías: qué falta

Desde Monapy sostienen que si hay cambios en las políticas impositivas, laborales y crediticias, se podrían liberar entre 5 y 7 proyectos nuevos por empresa pyme en la Argentina

El concepto de Stock de Proyectos Reprimidos (SPR) fue acuñado por un grupo de empresarios pymes para alertar sobre la potencialidad desperdiciada por la economía argentina.

El Monapy (Movimiento Nacional Pyme) impusieron esta idea luego de analizar los resultados de una encuesta que solicitaron a la Fundación Observatorio Pyme en la que preguntaron qué sucedería si se dieran las condiciones que proponen en un anteproyecto de ley que presentaron.

Los empresarios sostienen que si se corrigen algunas variables que funcionan como una máquina de impedir se podrían crear dos millones de empleos en solo un año.

"Los SPR surgieron de las conversaciones que tuvimos entre empresarios que conocemos nuestras actividades, las problemáticas regionales, que conocemos el territorio donde vivimos, las problemáticas sociales y que tenemos un montón de ideas para mejorar la producción. Para nosotros es fácil visualizar problemáticas y pensar que soluciones que pordíamos darles", señala Anahí Tagliani, miembro de Monapy.

Desde la agrupación calculan que hay entre 5 y 7 proyectos por empresa que quedan en un cajón por la falta de condiciones para llevarlos adelante. Porque no se quieren arriesgar ante la falta de políticas públicas que los acompañen.

La idea es que si se gestionaran los cambios que se proponen se podrían liberar cientos de miles de proyectos que hoy no encuentran su cauce. Son fundamentalmente tres los vectores sobre los que el proyecto de ley que desarrolló Monapy trabaja:

Hay que simplificar el pago de impuestos para bajar la carga y liberar fondos para la producción, con un esquema diferenciado y de incentivos. Piden que los eximan de pahar el impuesto al cheque, de pagar retenciones a las exportaciones o del pago de Ganancias.

Además proponen flexibilizar las modalidades de contratos de trabajo de manera de que el empresario pierda el temor a contratar personal. Fundamentalmente, resolver la problemática de despidos y terminar con la "industria del juicio".

Finalmente, proponen mejorar el acceso al financiamiento.

"La realidad es que si estas tres patas no tienen un cambio y no hay políticas que acompañen a las pymes a hacerlas sostenibles en el tiempo, profesionalizarlas y ayudarlas a que se puedan desarrollar, los proyectos van a seguir quedando en el cajón. Lo cual es más que una pena. Los SPR muestran el potencial que tienen las pymes en el país y la riqueza que podría generar si esos proyectos se llevan adelante". 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios