Ciencia

Científicos descubren la prueba más antigua del campo magnético de la Tierra

La existencia de un campo geomagnético hace 3.700 millones de años sugiere que la Tierra ya tenía un dínamo interno funcionando en ese momento.

En esta noticia

Un equipo de científicos, liderado por la Universidad de Oxford y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), logró encontrar el registró más antiguo del mundo del campo magnético terrestre, que data de hace 3,700 millones de años.

Lo que más sorprendió a los investigadores fue la similitud entre este campo magnético antiguo y el que nos protege hoy en día. 

Hito sin precedentes: descubren pruebas de un campo magnético primitivo. Fuente: Shutterstock. 

Quién sale de Survivor México el 26 de abril: filtraron el nombre del eliminado de esta semana

El reto de los 30 días que es ideal para ganar masa muscular sin ir al gimnasio

¿Qué es el campo magnético terrestre?

El campo magnético de la Tierra, también conocido como campo geomagnético, es un fenómeno natural que se produce en el interior del planeta y se extiende hasta el espacio exterior. 

Funciona como un escudo que nos protege de las partículas cargadas del viento solar y la radiación cósmica.

El núcleo externo de la Tierra experimenta movimientos convectivos por el calor interno. Estos movimientos generan corrientes eléctricas que, a su vez, son responsables de la creación del campo magnético terrestre.

La Tierra tenía un campo magnético hace 3.700 millones de años

Los científicos han analizado una antigua secuencia de rocas ricas en hierro provenientes de Groenlandia. Estas rocas, tras cristalizarse, retienen partículas de hierro que funcionan como diminutos imanes, que pueden registrar tanto la intensidad como la dirección del campo magnético en el momento de su formación.

Los investigadores han revelado que las rocas, con una antigüedad de 3.700 millones de años, contenían registros de una intensidad de campo magnético de 15 microteslas.

Este descubrimiento es la estimación más antigua hasta la fecha de la fuerza del campo magnético terrestre, obtenida a partir de muestras completas de rocas. 

Claire Nichols, profesora del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oxford y autora del estudio, comentó: 

"Extraer registros confiables de rocas tan antiguas es un desafío monumental, y fue verdaderamente emocionante observar cómo las señales magnéticas primarias emergían durante nuestro análisis en el laboratorio. Este avance representa un hito significativo en nuestros esfuerzos por comprender el papel del antiguo campo magnético en los albores de la vida en la Tierra".

 El campo magnético de la Tierra: un escudo invisible con una historia milenaria. Fuente: Shutterstock.

Groenlandia: un tesoro geológico para descifrar el campo magnético primitivo

Uno de los desafíos que han enfrentado los científicos a la hora de reconstruir el campo magnético primitivo es la susceptibilidad de las rocas a la alteración de sus firmas magnéticas por el calentamiento. 

Estas rocas, provenientes de la corteza terrestre, suelen tener registros geológicos complejos, que pueden modificar los datos magnéticos más antiguos. 

El cinturón supracrustal en Groenlandia ofrece condiciones geológicas únicas que han permitido obtener pruebas claras de la existencia del campo magnético hace 3.700 millones de años. 

El profesor Benjamin Weiss, coautor del estudio, destacó: "El norte de Isua alberga las rocas mejor conservadas y más antiguas conocidas en la Tierra. No solo han permanecido sin calentamiento significativo durante milenios, sino que también han sido protegidas por la capa de hielo de Groenlandia".

Temas relacionados
Más noticias de ciencia