CORONAVIRUS

Variante Ómicron: ¿hay que volver a usar el barbijo al aire libre por el aumento de casos de COVID-19?

Los contagios crecen exponencialmente, Argentina sumó más de 100 mil nuevos contagios en 24 horas. El alto nivel de transmisibilidad de Ómicron reabre la posibilidad de que se retome la obligatoriedad del tapabocas en lugares abiertos. Qué dicen los especialistas.

Todo indicaba que la pandemia comenzaba su retirada, pero, parafraseando a un ex presidente, "pasaron cosas". Apareció la variante Ómicron, altamente contagiosa en relación a la Delta, y provocó un crecimiento exponencial de casos en la Argentina. La cepa identificada en Sudáfrica ya tiene circulación comunitaria en el país, y ayer sumó más de 100 mil nuevos infectados por primera vez desde el inicio de la pandemia, con una positividad que supera holgadamente el 50% y que anticipa que lo peor en materia de contagios está por venir.

Y en pleno verano, con mucha gente vacacionando y disfrutando del aire libre, la decisión de que el uso de barbijo sea opcional en espacios abiertos, implementada en octubre cuando los contagios acumulaban 18 semanas de baja, vuelve a estar bajo la lupa.

Variante Ómicron: los 4 síntomas que revelan un "contagio seguro"

Ómicron: ¿durante cuánto tiempo contagia una persona infectada con la variante?

Variante Ómicron: ¿hay que volver a usar el barbijo al aire libre por el aumento de casos?

Grandes ciudades como Madrid y París decidieron decidieron reimplantar el uso obligatorio del tapabocas en las últimas semanas por el crecimiento de los casos.

Carla Vizzotti, por su parte, se refirió en una entrevista a la alta transmisibilidad de Ómicron y la tensión del sistema de testeos, pero no aludió a esa posibilidad.

"Emergió una variante nueva, con una transmisibilidad extraordinaria y con una gravedad mucho menor de la enfermedad", explicó la ministra de Salud en diálogo con el canal TN. Y agregó: "El aumento de casos no se traduce a hospitalizaciones y muertes, pero la situación sí tensa muchísimo el sistema de testeo en todo el país".

Carla Vizzotti, por su parte, se refirió en una entrevista a la alta transmisibilidad de Ómicron y la tensión del sistema de testeos, pero no aludió a esa posibilidad.

Fuentes sanitarias confiaron a El Cronista que, de momento, la cartera que encabeza Vizzotti no considera reimplantar el uso de barbijo en espacios abiertos.  Esas mismas fuentes argumentaron dos razones: por un lado, la cantidad de internaciones no crece a la par de la curva epidemiológica, sino que se mantiene estable; y por otro, aunque el uso del tapabocas es opcional al aire libre, la mayor parte de la gente lo sigue utilizando.

El uso del barbijo en espacios abiertos: qué dicen los especialistas

Aunque coincidieron en que el sistema de salud no está sometido a la tensión que soportó durante la segunda ola de Covid-19, los especialistas consultados por El Cronista consideraron que es necesario reinstalar la obligatoriedad del uso del barbijo en ambientes abiertos.

"Estoy absolutamente de acuerdo con volver a plantear el uso del barbijo en todos los ámbitos", señaló el investigador del Conicet, Jorge Geffner.

Los especialistas consultados por El Cronista consideraron que es necesario reinstalar la obligatoriedad del uso del barbijo en ambientes abiertos.

Y agregó: "Hay mucha confusión porque se dispuso su uso opcional en ambientes abiertos porque se asumía que había más espacio, pero eso no es lo que se ve en las playas donde tenés una gran cantidad de gente en pocos metros cuadrados".

Para Geffner, que es doctor en Bioquímica, "el uso en todos los ambientes" del tapaboca eliminaría esa confusión, mucho más en una contexto de más de 100 mil casos diarios como el que afronta Argentina.

En la misma línea se manifestó la infectóloga y asesora presidencial, Carlota Russ.

"Yo creo que sí. Primero por una cuestión de sentido común, pero también por una cuestión objetiva que tiene que ver con lo contagiosas que son las últimas variantes que aparecieron", detalló.

Variante Ómicron: curva en ascenso y permisos de circulación, ¿hay en carpeta nuevas restricciones?

Variante Ómicron: los 4 síntomas que revelan un "contagio seguro"

Russ, que integra la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), agregó: "Nosotros sabíamos con las primeras cepas del virus que la posibilidad de contagio era cierta si el contacto duraba entre 10 y 15 minutos, a menos de dos metros de distancia. Eso no aplica a cepas como Ómicron y Delta, donde con mucho menos tiempo el que está infectado puede contagiar".

Para la especialista, no hay dudas de que hay que volver a usarlo en todo momento.

"El fundamento del barbijo es generar una barrera de protección contra virus y líquidos, es una protección para la persona que lo usa contra el posible contagio de quien circule cerca. Bien colocado, por supuesto, no por debajo de la nariz como se suele ver", aseveró.

El doctor Amadeo Esposto opina igual. "El barbijo actúa como un elemento defensivo que hay que usar cuando uno está en un lugar donde no se puede mantener la distancia recomendada. Si no se lo usa, la posibilidad de diseminar el virus de parte de quien está contagiado es muy alta", afirma.

"El barbijo actúa como un elemento defensivo que hay que usar cuando uno está en un lugar donde no se puede mantener la distancia recomendada", señala el especialista Amadeo Esposto.

Para Esposto, que es jefe del servicio de Infectología del Hospital San Martín de La Plata, todo lo obligatorio es siempre discutible. El especialista considera que, más que obligar, hay que dar las razones lógicas por las que se debe volver a utilizar el barbijo en espacios abiertos.

"Al aire libre la exposición es menor que en un ambiente cerrado, pero no asegura la indemnidad porque la enfermedad se transmite por el aire. Hay que estar al aire libre de manera inteligente, es decir, respetando el distanciamiento, estando solo o con un grupo restringido", precisa.

Y agrega: "Esto no fue lo que pasó en los últimos meses y no es lo que está pasando ahora. No se respetan las distancias, se utiliza poco el barbijo, y se lo usa mal, en algunos como si fuera una gargantilla o como un adorno".

Uso de barbijos por Ómicron: qué pasó en otros países

Grandes capitales como París y Madrid debieron dar marcha atrás y reimponer la obligatoriedad del uso del barbijo por el aumento de casos.

"El uso en todos los ambientes" del tapaboca eliminaría esa confusión, mucho más en una contexto de casi 100 mil casos diarios como el que afronta Argentina.

En el caso de la capital francesa, lo dispuso el propio 31 de diciembre y tras un récord de 208 mil nuevos casos en tan solo 24 horas. La prefectura de la policía parisina informó que la norma se aplica a las personas mayores de 12 años, y solo están exentos al andar en bicicleta o motocicletas, viajar en automóvil particular, o practicar actividad deportiva.

Para quienes incumplan con la disposición, la multa es de 135 euros (u$s 153).

Madrid, por su parte, lo reinstauró el 24 de diciembre, ante "la imposibilidad de mantener una distancia de seguridad", según explicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Como en el caso francés, la decisión del gobierno de Pedro Sánchez exceptuó a quienes practiquen deportes o se encuentren "en un espacio natural", como el campo o la playa, y se puedan mantener la distancia.

"Nosotros sabíamos con las primeras cepas del virus que la posibilidad de contagio era cierta si el contacto duraba entre 10 y 15 minutos, a menos de dos metros de distancia. Eso no aplica a cepas como Ómicron y Delta, donde con mucho menos tiempo el que está infectado puede contagiar", explicó Carlota Russ

Finalmente, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que evaluaba avanzar en la misma línea, al anunciar multas de hasta 200 libras (unos u$s 266) para quienes no lo usen en el transporte público, tiendas y otros lugares como bancos, oficinas de correos o peluquerías. 

Estas multas ascienden a 6400 libras (u$s 8500) para quienes reincidan en la falta sanitaria.

Ómicron: LOS CASOS Y LA VACUnación en Argentina

La Argentina reportó este jueves 109.608 contagios en 24 horas, nuevo récord de positivos desde que comenzó la pandemia. 

El país acumula 6.025.303 positivos y se ubica en el 12º lugar entre las naciones con más infectados, detrás de Irán, según el sitio Worldometers., que registra datos estadísticos del coronavirus.

El 88,2% de la población inició su esquema de vacunación (son 38.498.937 personas).

El reporte del Ministerio de Salud consignó, además, 40 muertos por Covid-19. Con 117.386 fallecidos, la Argentina ocupa el puesto 13° a nivel global, por detrás de Francia, que acumula 124.809 víctimas fatales. 

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, hasta este viernes se habían distribuido a las provincias 97.007.592 dosis, de las cuales quedan 18,2 millones por aplicar.

El 88,2% de la población inició su esquema de vacunación (son 38.498.937 personas), mientras que el 76,2% lo completó con ambas dosis (33.292.978).

Por otra parte, 2.722.501 personas recibieron una dosis adicional y otras 4.218.615 una dosis de refuerzo. Esto representa el 15,92% de la población con tres aplicaciones, en el marco de la estrategia de vacunación iniciada en octubre para reforzar la inmunidad de diversos grupos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA VARIANTE ÓMICRON

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.