Crisis en el deporte

Insólito: ya hay escasez de pelotitas de tenis por trabas a las importaciones

La falta de insumos, problemas con las importaciones y poca inversión generaron que no se pueda cumplir con la demanda de pelotitas de tenis. Una verdadera crisis en el deporte a nivel nacional.

Argentina es reconocida como una de las potencias en el mundo del tenis, principalmente a grandes jugadores como Guillermo Villas, Gastón Gaudio y Juan Martín Del Potro entre los más reconocidos surgidos en el país. Pero esta situación podría ir cambiando en el futuro cercano si no se soluciona una de las crisis que tiene el deporte actualmente: la falta de pelotitas para poder entrenar debido a las trabas a las importaciones.

"Además del frío, en el país no hay pelotitas", declaró en agosto Guido Pella, integrante del equipo campeón de Copa Davis. Y las razones detrás de esta situación son varias, entre las cuales están las cuestiones impositivas, los bloqueos a la importación, diferentes posiciones antidumping, la problemática del transporte internacional, falta de inversión y el tipo de cambio variable.

Esto genera que a día de hoy no se pueda cumplir con la demanda que existe actualmente en el mercado argentino, el cual precisa de aproximadamente entre 700.000 y 1.000.000 de pelotas mensuales, de manera continua.

Por primera vez un barrio popular argentino aparece en Google Maps con sus calles y comercios

LA FALTA DE INSUMOS

El principal eje de este problema se puede encontrar en los fabricantes nacionales de pelotas de tenis que no logran llegar a producir al máximo de su capacidad y generan una falta de oferta de este producto.

En el país, hay dos grandes empresas que se ocupan de este sector: Mafer y Penn. La primera tiene capacidad de producir aproximadamente 5000 pelotitas diarias, mientras que la segunda tiene una capacidad aproximada de 26.000 cada jornada. Pero según aseguraron desde ambas compañías, actualmente se encuentran operando a la mitad de su capacidad.

¿La razón para esto? Aseguraron que no cuentan con los insumos suficientes para poder producir a pleno -sus materiales son importados y por la pandemia se volvió mucho más difícil de conseguirlos-, aunque también se explica que una falta de inversión en el sector afecta fuertemente a las capacidades de la industria.

La falta de pelotitas está afectando fuertemente al tenis argentino.

LAS TRABAS A LAS IMPORTACIONES

Por otro lado, la falta de importadores dispuestos a traer pelotitas de tenis de forma constante también afectó fuertemente a la oferta disponible en el mercado. Sucede que las empresas que representan a las firmas extranjeras Babolat, Wilson, Dunlop y Head en el país no consiguen mantener una regularidad en el ingreso de mercadería.

La razón está centrada tanto en cuestiones de regulación monetaria como arancelarias aunque lo que más parece influir en el ingreso de productos es el tiempo de espera hasta poder sacar la mercadería de la Aduana -suele tardar entre tres y seis meses-.

Cómo explicarle a un extranjero las PASO

LOS TORNEOS EN PELIGRO

Mientras que la falta de pelotas de tenis afecta en parte al consumidor independiente que no consigue nuevas pelotas para entrenar semana a semana, los verdaderos perjudicados son los principales torneos a nivel regional y nacional. Esto porque son los principales demandantes del producto a nivel nacional.

A modo de ejemplo, el torneo de menores y juveniles de Corrientes, entre varios otros, no pudo jugarse, mientras que la Asociación Argentina de Tenis analiza cómo hacer frente a esta crisis que sufre el deporte y poder así mantener la competitividad en los niveles formativos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios