GRAND SLAM

Arrancó Wimbledon: quiénes son los nuevos cracks que van a destronar a Federer, Nadal y Djokovic

Este lunes comienza el tercer Grand Slam del año, y además de estar pendientes de lo pase con la Legión nacional, hay que observar a una nueva generación de tenistas siglo XXI que quiere dar el golpe

Comienza Wimbledon, el tercer Grand Slam del año y el certamen de tenis más antiguo del mundo ofrece varios tópicos dignos de destacarse.

El Major británico, que se vuelve a jugar después del parate por la pandemia y repartirá premios a la baja por casi u$s 50 millones (unos u$s 2 millones para cada campeón single), tendrá este año algunas ausencias de peso, como el español Rafael Nadal (3), el austríaco Dominic Thiem (5) y la rumana Simona Halep (3), defensora del título que conquistó en 2019.

Se suspendió Wimbledon y toda la temporada de césped por el coronavirus

Sí estará Roger Federer, en el que muchos consideran podría ser su último Wimbledon, y por supuesto Novak Djokovic, quien va por su triunfo en Grand Slam número 20, con lo que alcanzaría en la cima al suizo y a Nadal.

El local Andy Murray, de 34 años, ex número 1 del mundo, acosado por una lesión de cadera que lo puso al borde del retiro, regresa tras cuatro años al torneo donde fue campeón en las ediciones 2013 y 2016. El escocés se encuentra fuera del Top 100 pero entró al cuadro principal gracias a una invitación de los organizadores.

Andy Murray es el nuevo número 1 del tenis, y festeja Under Armour

En este sentido, el inminente ocaso de los mejores jugadores de la historia está cada vez más cerca y las opciones de ganar títulos importantes se abre para los que vienen detrás, muchos de los cuales participarán de la competencia.

El francés Ugo Humbert, el suizo Dominic Stricker (no juega), el canadiense Félix Auger-Aliassime, el estadounidense Sebastian Korda, el español Carlos Alcaráz (el "nuevo" Nadal) o los italianos Jannik Sinner y Lorenzo Musetti, todos nacidos en los 2000, ya dan señales evidentes de su enorme potencial y muestran que están en condiciones de elevar a un nivel superior la influencia de la NextGen, un concepto impulsado por la ATP que responde al claro objetivo de generar un interés mediático y creciente por aquellos jóvenes llamados a derrocar al Big 3 (Federer, Nadal, Djokovic), de acuerdo al sitio especializado PuntodeBreak.

Iniciado el proyecto en 2017, por el momento, las anteriores "promesas" han logrado convivir con los mejores de la historia y vencerlos de manera esporádica, consiguiendo éxitos parciales muy destacables, pero sin dar mayores estocadas en los Grand Slams.

Pero más allá de resultados, lo que sí se consiguió es generar en su origen una enorme expectativa en jugadores nacidos en la década del '90, como Stéfanos Tsitsipas, Andrei Rublev, Alexander Zverev, Daniil Medvedev, Borna Coric, Taylor Fritz, Denis Shapovalov, Paul Ruud o incluso Dominic Thiem.

Sin embargo, la sensación es que los chicos nacidos a principios del Siglo XXI puede conseguir mejores resultados a una menor edad.

Entre los argentinos que se pueden incluir en este listado se encuentran Sebastian Baéz, nacido en el 2000 y Juan Manuel Cerúndolo del 2001 (foto), aunque no jugarán este Wimbledon.

Los que si participarán de la Legión argentina en la fiesta sobre el césped del All England Club en Londres son Diego Schwartzman, noveno preclasificado, Federico Delbonis, Facundo Bagnis y Nadia Podoroska, que serán los primeros en debutar hoy en el Abierto, y Guido Pella, Juan Ignacio Londero, Facundo Coria y Marco Trugelliti, que verán acción recién el martes.

Históricamente adverso para el tenis argentino por la característica de una superficie sin tradición en el país, las mayores expectativas están depositadas en Schwartzman.

El número 11 del ranking se estrenará ante el francés Benoit Paire (46) en el tercer turno de la cancha 17, cerca de las 15 hs de Argentina.

El "Peque" Schwartzman entrenó con el escudo del Capitán América, y algo salió mal

En sus cinco presentaciones en Wimbledon, Schwartzman registra tres eliminaciones en primera ronda (2015, 2016 y 2017), una en segunda (2018) y otra en tercera (2019).


Sólo dos argentinos alcanzaron la final en Wimbledon: Gabriel Sabatini, que la perdió ante la alemana Steffi Graf en 1991, y David Nalbandian, derrotado por el australiano Lleyton Hewitt en 2002.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios