De delivery a empresario: la motivadora historia de Leo, el joven que usó la plata de su viaje de egresados para fundar su exitoso emprendimiento

Le pidió a sus papás una moto en vez del viaje de egresados y comenzó como delivery. Actualmente, es programador y comenzó con su propio emprendimiento.

A pesar de la situación económica de Argentina, muchas personas salen adelante con esfuerzo y dedicación. La historia de Leonardo es un ejemplo de ello. Su vida inspira a cada segundo.

Su historia comienza antes del viaje de egresados de su escuela. Él le pidió plata al papá para comprarse una moto en vez de usarla para pagar el viaje. Esa decisión fue la que cambió su vida de arriba a abajo.

Leonardo vive en Villa Soldati; comenzó poco a poco como delivery. Luego, comenzó a estudiar programación y actualmente desarrolla una aplicación para hacer envíos en todo el país.

"Opté en vez de un viaje de egresados, una moto. Tenía una herramienta de trabajo y entonces dije: ‘bueno, voy a tener que trabajar de algo. Mientras, obviamente tiro CVs en cientos de lugares' -desde McDonald's, hasta la Policía de la Ciudad-'", comenzó el jóven en su relato.

Fabricó los primeros autos japoneses, estuvo al borde de la quiebra, pero su salvador se convertiría en "villano"

Los 7 secretos de Marcos Galperin: cómo lidiar con la angustia de emprender, qué es el éxito y qué tipo de empleados busca


Mente abierta y ganas de progresar

"Empecé a hacer envíos por conocidos de mi papá, que también trabajó en logística mucho tiempo. Fue mi primer trabajo formal dentro de todo", comentó al respecto.

Luego agregó: "la verdad que dio sus frutos". "Pude tener independencia económica y ayudar mucho más en casa", contó con una sonrisa.

"A partir de ahí dije: ‘bueno, ahora estoy más tranquilo y puedo volver a estudiar". Así fue como Leonardo inició la carrera de formación en Analista de Sistemas Informáticos.

Casualmente, Leonardo pudo conectar con un curso de formación intensiva en desarrollo web. Allí, logró ganar un sueldo mensual y pudo dejar de trabajar por completo como delivery, tomando la decisión de administrar y lanzar una marca propia.

Más tarde pudo dar inicio a su emprendimiento Repartear: el cual consiste en hacer envíos en moto y en auto.

A pesar de ello, el jóven comentó "siempre quise contratar más gente pero es difícil conseguir perfiles de confianza y gente responsable". De igual forma, el jóven nunca dejó la ilusión a un lado y con esperanza exclamó que su deseo más grande es llevar Repartear a nivel nacional. "Lo que quiero es hacer una aplicación como Uber pero que preste sólo servicios de envíos", aseguró.

Por último, el jóven concluyó: "Al fin y al cabo, si sos constante, te organizas bien y tenés un objetivo claro, los objetivos que te propongas lo cumplís".


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios