Se recalienta la emisión: nuevo giro del BCRA al Tesoro y récord en julio

La autoridad monetaria transfirió la semana última otros $ 50.000 millones y acumula $ 180.000 millones desde que comenzó el mes. Así, julio se convirtió en el mes con más asistencias desde que empezó el año.

La emisión monetaria comienza a tomar temperatura. Tras un primer semestre en el que el Banco Central (BCRA) debió asistir al Tesoro con unos $ 330.000 millones, el mes de julio está marcando una aceleración en términos de las necesidades de pesos cubiertas por la autoridad monetaria.

Según pudo saber El Cronista, la semana última la entidad que preside Miguel Pesce debió enviarle al Tesoro otros $ 50.000 millones. La transferencia, confirmada este martes, fue efectuada el jueves pasado. Y se suma a los $ 80.000 millones que el Central giró el 6 de julio y a los $ 50.000 millones que envió nueve días después.

Crece dolarización a pesar del freno oficial al contado con liquidación de bonos

De esta manera, el BCRA acumula envíos por $ 180.000 millones durante el mes de julio, lo que convirtió al séptimo mes del año como el de mayores asistencias al Tesoro desde diciembre de 2020. Con este nuevo giro, las transferencias del BCRA al Tesoro ya alcanzan los $ 510.000 millones desde que comenzó el año.

Los analistas del mercado ya descontaban que durante el segundo semestre la autoridad monetaria iba a tener que incrementar los envíos respecto de los primeros seis meses de 2021. Es que según anticipan, durante los meses pre-electorales se recurriría más al financiamiento monetario que al financiamiento por mercado.

Entre las consultoras, incluso, había cierta coincidencia de que durante el segundo semestre del año el Central iba a tener que transferir entre $ 900.000 millones y $ 1 billón a lo largo del semestre. De esta manera, el acumulado del año cerraría con asistencia del BCRA al Tesoro por cerca de 2,9 puntos del PBI. 

"Era lo que se preveía. Durante los primeros meses del año hubieron algunos factores extraordinarios y estacionales que explicaron las menores necesidades fiscales. Y eso cambió a partir de julio", explica Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma. "Además, habían habido medidas que se anunciaron que impactaban a partir de ahora, como por ejemplo el tema de Ganancias. Con lo cual, las necesidades fiscales iban a ser mayores y eso iba a requerir más asistencia del Tesoro, que es lo que estamos viendo", agrega.

Consultado respecto a qué impacto puede tener esta aceleración de la emisión, en meses en los que la inflación cede de forma moderada, Caamaño advirtió que "están aportando combustible para que la inflación se sostenga en niveles elevados". Es que según analizó, esta mayor emisión se da "sin anclar ningún tipo de expectativas" y en medio de un contexto en el que "la inflación tiene un piso alto y la tasa de interés sigue siendo negativa".

Sin embargo, Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, no imagina que el traspaso de emisión a inflación vaya a darse en el corto plazo. "En series tan cortas de tiempo, la relación entre emisión e inflación es débil, lo cual no implica que también lo sea en períodos más extensos".

"La emisión aumenta ahora por la proximidad de las elecciones. Se espera que el gasto aumente en estos meses, pese a que todavía no hay grandes anuncios al respecto. Creo que el segundo semestre va a ser más expansivo, pero creo que la inflación en este contexto está más vinculada a lo que pueda pasar con el dólar oficial, con las tarifas y con los salarios", agrega.

Si bien Rajnerman cree que es posible que en el segundo semestre haya una mayor emisión que en el primero, también subraya que "vamos a estar lejos de los niveles de 2020".

"En un escenario de dólar oficial y tarifas congeladas, la dinámica de los precios seguiría en descenso en las próximas semanas. El problema será el arranque de 2022, ya que esta desaceleración de la inflación se está logrando a costa de profundizar varios desequilibrios que, posiblemente, el FMI obligará a corregir", cerró. 

La nueva asistencia del BCRA al Tesoro se confirma en la antesala de una nueva licitación de deuda por parte del Ministerio de Economía, la tercera y última prevista para el corriente mes. La cartera que conduce Martín Guzmán buscará este miércoles $ 165.000 millones en el mercado local, a través de una nueva colocación de bonos en pesos. La recepción de ofertas comenzará a las 10 y concluirá a las 15 horas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios