Wall Street con volatilidad

Pesimismo extremo: los inversores operan con el mayor nivel de cautela de su historia

Las acciones tecnologicas caen cerca de 30% y el S&P500 cerca de 20%. Los riesgos recesivos golpean a las acciones y los inversores operan con la mayor cautela en la historia.

El pesimismo en Wall Street es extremo. Los inversores se tornan muy negativos en medio de riesgos recesivos en ascenso y muestran su mayor nivel de cautela en los portafolios desde 2008.

Analistas ven oportunidades aunque también recomiendan ir con cuidado. 

Alerta dólar: el mercado de futuros anticipa un verano cambiario caliente con devaluación por las nubes

El BCRA subió fuerte la tasa: cómo quedan todos los plazos fijos y los créditos

Selloff en Wall Street

El 2022 está siendo muy complicado para los inversores ya que las acciones siguen ajustando y mostrando fuertes bajas este año.

En la última semana las acciones caen 6,6% en el caso del Nasdaq, 5,65% en el S&P500 y una pérdida de 5% para el Dow Jones.

Analizando en lo que va del año, en el acumulado del 2022, el tecnológico retrocede 28%, un 19,8% en el caso del S&P500 y una baja del 15,8% en el Dow Jones.

Las acciones han operado la baja en un contexto en el que el mercado incorpora con mayores probabilidades las chances de ver nuevas subas de tasas de la Fed a causa de un contexto inflacionario histórico.

Si bien la inflación cayó al 8,3% desde el 8,5% del mes pasado, la baja fue menor de lo esperado ya que el mercado especulaba con una inflación interanual de 8,1%. 

Por otro lado, los datos de empleo siguen demostrando que la economía esta recalentada.

Todo esto hace que el mercado espere que la Fed siga subiendo la tasa de manera agresiva hacia adelante. 

El foco esta puesto en el corto plazo en la próxima reunión de la Fed, el 21 de septiembre próximo.

La Fed se ha tornado muy agresiva en su política monetaria este año. Subió la tasa 4 veces, pasándola desde niveles de 0% al 2,5% actual.

En la reunión de julio, la Fed subió la tasa en 75 puntos básicos, siendo su mayor aumento para una reunión de política monetaria en más de 40 años.

El mercado anticipa con un casi 80% de probabilidad que la volverá a subir en 75 puntos básicos y un 20% de chances de ver una suba de 100 puntos básicos.

Tras el mal dato de inflación de la semana pasada, se descartó la chance de que la Fed eleve el costo del dinero en tan solo 50 puntos básicos y comenzó a ponderar las chances de ver un hike de 100 puntos básicos.

Actualmente la Fed sigue estando detrás de la curva ya que las tasas del tramo más corto, a 2 años, se ubican en niveles de 3,86%, y la tasa de la Fed en 2,5%, sumado a que la aceleración inflacionaria coloca al ritmo de suba de precios aún en máximos de 40 años.

Los analistas de Cohen señalaron que el mercado tomó los últimos datos de empleo e inflación como una señal de que la Fed aún tiene un sólido margen para continuar con la suba de tasas para así llevar la inflación a su medida target de 2 por ciento.

 "Cabe destacar que este contexto refuerza la postura de que será casi imposible para la Fed alcanzar su pronóstico de tasas establecido en julio de 3,4%, llevando las expectativas del mercado a esperar tasas hasta por encima del 4%", dijeron.

Mayor cautela

De esta manera, la fuerte caída en las acciones ha colocado a los inversores en su postura más cautelosa desde 2007.

La suba de tasas amenaza con una recesión ya que se espera que la Fed enfríe la economía. 

Según la última encuesta de mercado de Bank of América, más del 60% de los inversores del mercado esperan una recesión, siendo el nivel más alto desde la pandemia y en niveles similares a los de la crisis financiera global de 2008-2009.

Ante un contexto de riesgos recesivos, los riesgos sobre las acciones van en ascenso ya que queda la duda sobre cual va a ser la capacidad de las compañías de seguir ganando dinero en un entorno económico desafiante.

Por ello es que se han visto fuertes caídas en las acciones.

De esta manera, y ante el contexto adverso desde el lado económico, los inversores han reducido su exposición a acciones globales a su nivel más bajo en la historia, según datos de Bank of América.

Del mismo modo, la liquidez en carteras es el más alto desde comienzo de siglo, superando incluso a los momentos de estrés como los visto durante la pandemia y de la crisis de 2008, lo que da cuenta el perfil cauteloso con el que están operando actualmente los inversores.

En línea con eso, el porcentaje de inversores optimistas dentro de Wall Street se ha ubicado en mínimos.

Actualmente, el índice de optimismo en los inversores minoristas es de 26,1%, creciendo desde los 18% de la semana pasada.

Aun así, los niveles actuales son extremadamente bajos ya que se ubican debajo del promedio de largo plazo de 38% de optimistas en el mercado.

OPORTUNIDADES

Dadas las abultadas pérdidas que se dan en los índices y en las acciones a nivel general, los actuales niveles de la renta variable americana podrían representar una oportunidad para inversores arriesgados que buscan posicionarse en acciones.

Analistas coinciden en que existen oportunidades de inversión aunque ponen el foco en los riesgos subyacentes en la economía americana a medida que la Fed suba la tasa de interés.

El sector tecnológico es el que más llama la atención tanto por la fuerte caída pero también por el potencial alcista que puede tener dado el mejor punto de entrada relativo al resto de los sectores.

Santiago Ruiz Guiñazú, head de Equity Sales & Trading de Adcap Grupo Financiero, coincide en que en este momento, el mercado está muy atento al nivel de actividad de la economía de Estados Unidos como principal riesgo.

En términos generales, Ruiz Guiñazú ve en el sector tecnológico las mayores oportunidades.

"Creemos que hay oportunidades en el mercado de Estados Unidos, sobre todo en el sector de tecnología, que bajó mucho de precio en los últimos meses. Vemos oportunidades puntuales en Mercado Libre, Tesla, Amazon y Apple. Es un buen momento para invertir en esas compañías clásicas", dijo Ruiz Guiñazú.

Julio Calcganino, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica le pone el foco en los riesgos recesivos y el impacto en las acciones.

"El hecho de que la probabilidad de recesión es alta y que el S&P 500 ha caído en promedio un 32% desde los máximos considerando las ultimas recesiones, un escenario de mayores bajas hacia los 3260 puntos es posible", advirtió.

Dicho esto, Calcganino remarca que para quienes busquen comprar acciones, el lineamiento sería solo para inversiones de largo plazo, y con el objetivo de promediar a la baja ante nuevas perdidas.

También advierte que "luce aconsejable evitar acciones de "crecimiento" por el momento".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.