Mercados

Volatilidad en Wall Street: se desploman las acciones y arrastran a los bonos

El riesgo país se ubica en 2347 puntos. Sube 118% desde el canje de deuda en septiembre de 2020.

Los bonos argentinos cierran la semana a la baja. Se acoplan a la dinámica negativa que se evidencia a nivel global ya que Wall Street también opera con pérdidas mayores al 1 por ciento. 

La volatilidad global va en ascenso a medida que el mercado incorpora con mayor probabilidad las chances de ver subas de 75 puntos básicos en la tasa por parte de la Fed.

Alerta dólar: el mercado de futuros anticipa un verano cambiario caliente con devaluación por las nubes

Emisión a pleno: desde el 2020 hay 2000 millones más de billetes en circulación

Bonos en rojo

Todos los tramos de la curva soberana argentina retroceden el viernes más del 1%. Los Globales 2029 y 2030 caen el viernes con bajas de 1,1% y 1,3% respectivamente.

En el tramo medio también se ven pérdidas para los bonos que caen 1,3% en el Global 2035 y 1,12% en el caso del Global 2038.

Finalmente, los Globales más largos, a 2041 y 2046 operan en rojo cayendo 1,26% y 1,25% respectivamente.

Con las bajas actuales, los Globales ensayan un retroceso de 2% en promedio en los distintos tramos de la curva y las tasas se vuelven a desplazar al alza. 

Los tramos cortos rinden entre 35% y 39%, mientras que la deuda a más largo plazo rinde 25% en promedio.

De esta manera, los bonos vuelven a operar en niveles de paridad debajo de 25% en la mayoría de los tramos de la curva soberana.

Así, la deuda cotiza en zona de mínimos históricos, como los vistos en el 2008 y en el 2002.

A estos precios, el mercado sigue incorporando elevados riesgos de default sobre los bonos argentinos.

 Las chances de ver un evento crediticio en 4 años es del 75% y del 95% de cara a los próximos 10 años.

Martin Polo, estratega jefe de Cohen, sostuvo que para el corto plazo, en el último mes, la voluntad de pago mejoró.

"La entrada de Sergio Massa como ministro de Economía incrementa las posibilidades de que pueda ser él un candidato para las elecciones en 2024 y lo obliga a tomar medidas más "market friendly". Así, si el puesto presidencial se disputase entre un perfil como Massa y alguien de Cambiemos tendría menor riesgo para los bonos soberanos que si la elección fuera entre opciones más extremas", dijo.

Sin embargo, el estratega de Cohen remarcó que, en cuanto a la capacidad de pago, no hubo cambios radicales últimamente.

"Sólo se vio una mayor voluntad de cumplir con las metas fiscales acordadas con el FMI. Lo importante es saber si Argentina podrá afrontar los próximos pagos y, si eventualmente no dan los números, cómo y quién lanzará una nueva reestructuración de deuda para volver a los mercados", dijo el especialista.

Los bonos se han recuperado más de un 30% en promedio desde los mínimos alcanzados a finales de julio y desde agosto hasta la fecha viene dentro de un proceso de lateralización, sin grandes cambios pero con elevados niveles de volatilidad.

A la hora de explicar la mejora en la deuda, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) puntualizaron que la llegada de dólares mitiga el riesgo de un escenario macroeconómico explosivo de corto plazo.

Según detallan, esto aumenta la probabilidad de pagar los próximos vencimientos en enero y julio 2023 (u$s 2.052 millones) sin entrar en una situación de altísima fragilidad.

Hacia adelante, destacan que la mejora en los bonos dependerá también de la liquidación de soja mantenga el ritmo actual (parece difícil, dado que el crawling-peg va afectando el percibido del productor) y que se confirmen los últimos acuerdos por financiamiento de multilaterales.

Cae Wall Street

Las acciones a nivel global también operan en rojo. Los índices americanos retroceden al cierre de la semana con bajas pronunciadas.

El Dow Jones opera con una caída de 1,3%, similar a la baja del S&P500 que pierde 1,39%.

Por su parte, el Nasdaq muestra una baja del 1,4% a comienzo del viernes.

Las acciones en Wall Street extendieron su caída esta semana y el dólar continuó su ascenso, lo que refleja la creciente preocupación de que los aumentos desmesurados de las tasas de interés de la Reserva Federal afectarán el crecimiento económico.

En la última semana las acciones caen 6,6% en el caso del Nasdaq, 5,65% en el S&P500 y una pérdida de 5% para el Dow Jones.

En el acumulado del año, el tecnológico retrocede 28%m, un 19% en el caso del S&P500 y una baja del 15,8% en el Dow Jones.

El mercado especula con una nueva suba de tasas de 75 puntos básicos por parte de la Reserva Federal y teme los impactos económicos que tal medida pueda provocar.

 

El día viernes, las acciones Fedex se desplomaron más de un 20% después de que la compañía haya recortado su pronóstico de ganancias, citando el debilitamiento de las condiciones comerciales.

La baja actual es su segunda mayor caída en la historia, es decir, desde 1980.

Por su parte, los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos años sensibles a la política extendieron un aumento al más alto desde 2007, profundizando la inversión de la curva que se ve como una señal de recesión en EEUU en el corto plazo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.