Efecto Ómicron

El riesgo país supera los 1900 puntos: Wall Street acelera la caída y empuja los bonos a la baja

Los activos argentinos se contagian. La deuda vuelve a caer y el índice que mide JP Morgan marca un nuevo récord para este año. Se ubica por encima de los 1900 puntos.

La nueva variante Ómicron de coronavirus sigue generando dudas y temores en el mercado. Tras el rebote anotado ayer, Wall Street vuelve a teñirse de rojo este martes, cae más del 1% y arrastra a la baja a los activos financieros locales. El petróleo, en tanto, retoma las pérdidas.

Tanto las acciones americanas como las locales operan en negativo, alentadas por dudas sobre la nueva variante de COVID.

La mayoría de las acciones argentinas en Nueva York operan a la baja, lideradas por Despegar que caer 7,8%, seguida por Vista Oil y TGS que retroceden 3,4% y 2,8%. 

Las acciones de Tenaris, Cresud, Corporación América, BBVA Argentina, MercadoLibre, Pampa, Loma, Central Puerto, también operan en negativo con bajas de entre 0,8% y 2,1%

Por el lado ganador, las acciones de Edenor, Globant, Ternium, YPF, Telcom, Grupo Supervielle y Banco Macro son las que operan en positivo, con avances de 3% y 1,1%

En este contexto, la deuda argentina vuelve a operar en negativo y se acopla al malhumor global. 

Dentro de la parte corta de la curva de ley extranjera, el Global 2029 cae 0,9% y el Global 2030 cede 1,04%. 

Por su parte, en el tramo medio, los Globales 2035 y 2038 caen 0,92% y 0,87% respectivamente, mientras que en el extremo más largo de la curva, los Globales 2041 y 2046 anotan pérdidas respectivas de 0,7% y 0,87%

En el último mes, los bonos caen más de 9% mientras que las últimas cinco ruedas la deuda retrocede 3,5% en promedio.

Si bien el contexto global de mayor volatilidad complica a la deuda local, los factores domésticos son los de mayor relevancia para los bonos argentinos, en particular el acuerdo con el FMI.

Nicolas Max, head de Asset Management de Criteria, considera que el ambiente internacional puede sumar o restar, pero en el caso de la actualidad de los activos locales luce marginal.

"La deuda, que cotiza en niveles de distrés, con amplia probabilidad implícita de default. El acuerdo con el FMI ocupa un lugar central en la dinámica de los activos locales", dijo.

Si se observa la dinámica de los bonos, la deuda cae 25% desde el lunes posterior a las PASO, y acumula pérdidas cercanas al 40% desde que comenzaron a operar tras el canje de deuda llevado a cabo por el Gobierno en septiembre de 2020.

Con el ajuste actual, la parte corta de la curva de ley Nueva York rinde cerca de 24% mientras que el tramo más largo rinde con un promedio de 18%.

Tanto la curva de ley local como de ley internacional operan con pendiente negativa, desplazadas al alza y con paridades debajo del 35%, lo cual refuerza los temores de un evento crediticio en el mediano plazo.

Dada la caída actual de los bonos, el riesgo país acelera las subas.

El indicador que mide JP Morgan supera los 1900 puntos basicos a poco mas de 15 meses de haber reestructurado la deuda. Opera en 1905 puntos y sube 76% desde el canje de deuda, es decir, mas de , 825 puntos básicos. 

Wall Street nervioso

La volatilidad regresa a Wall Street a medida que los inversores intentan analizar el riesgo que representa la nueva cepa sudafricana.

Los fabricantes de medicamentos han expresado su preocupación de que las vacunas existentes podrían ser menos potentes contra Omicron.

La falta de información concreta hasta ahora está generando incertidumbre y, con ella, volatilidad en los mercados de valores. 

El director ejecutivo de Moderna le dijo al Financial Times en una entrevista publicada el martes que era escéptico que las vacunas existentes fueran tan efectivas contra la nueva variante. De esta manera, las bajas vuelven a ser protagonistas en Nueva York.

Tanto el Dow Jones como el S&P 500 y el Nasdaq operan a la baja, después del rebote de ayer de más de 1%. El primero de ellos cae 1,2%, seguido por el S&P 500 que retrocede 1,18% y el Nasdaq, que pierde 1,19%.

En Europa, las acciones también operan con pérdidas en promedio del 0,6% medidas por el Stoxx600. La bolsa de España es la que más cae, con un retroceso de 1,2%, seguida por el FTSEMIB de Milán que pierde 0.66% y el DAX30 de Alemania que retrocede 0,68%.

Las bolsas de Londres y de Francia descienden 0,33% y 0,41% respectivamente.

Pese a ello, en el acumulado del año las acciones acumulan ganancias de más de 25%, y si se toma desde el peor momento de la pandemia, la renta variable en EE.UU. acumula subas del 125% en promedio.

De esta manera, en un escenario de ganancias abultadas, altas valuaciones y nuevos temores por el coronavirus generan una postura de cautela entre los inversores.

A todo ello se le suma las dudas entre los inversores del impacto de una Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) más hawkish sobre las acciones ya que la mayor y persistente inflación podría obligar a la entidad a ser más agresiva en el Tapering y acelerar en el tiempo el inicio de la suba de tasas.

"Los mercados están en un patrón de ´wait and see´ en el que nadie sabe si esto va a ser un problema o no", dijo Mike Bell, estratega de J.P. Morgan Asset Management. "Hasta que tengamos evidencia de cualquier manera sobre si las vacunas existentes todavía funcionan contra Ómicron, no tiene sentido hacer una gran apuesta en ninguna dirección", comentó.

Con las bajas actuales, el índice de volatilidad, VIX vuelve a dispararse y opera en niveles de 27 puntos. En medio de las pérdidas en las acciones, el VIX subió 54% el viernes pasado y de esta manera opera en los niveles más altos desde febrero pasado.

El indicador se ha mantenido en niveles deprimidos durante gran parte del año, lo cual refleja una elevada complacencia en el mercado, la cual, tarde o temprano llega a su fin, o a una sana pausa.

Hablo powell 

En un testimonio preparado, Powell dijo que la variante, identificada en Sudáfrica la semana pasada, corre el riesgo de intensificar las interrupciones de la cadena de suministro que han provocado un aumento sorprendente de la inflación este año y, al mismo tiempo, restringe potencialmente la oferta de mano de obra.

"Usaremos nuestras herramientas para apoyar la economía y un mercado laboral fuerte y para evitar que se arraigue una inflación más alta", dijo Powell en un testimonio preparado.

A partir de la mayor volatilidad, los inversores aplican estrategias de cobertura, demandando bonos del Tesoro estadounidense.

De esta manera, el rendimiento del bono de referencia del Tesoro a 10 años, considerado un activo seguro para mantener en momentos de volatilidad, cayó a 1,43% el martes desde 1,53% el lunes y de 1,6% el viernes pasado, momento en que las pérdidas en Wall Street tomaron mayor protagonismo.

Los inversores esperaban el martes el testimonio del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, para obtener pistas sobre cómo la nueva variante podría afectar las perspectivas de inflación y subidas de tipos de interés.

Se espera que Powell diga que la nueva cepa podría intensificar los problemas de la cadena de suministro que han provocado un aumento en la inflación.

El petróleo, por su parte, evidencia una baja sustancian en el día de hoy. Tanto el crudo Brent como el WTI operan con caídas mayores al 2%, tras haber rebotado el lunes un 1%. El Brent retrocede 2,97% hasta los u$s 71,26 mientras que el WTI cae 2,7% hasta los u$s 68.

De esta manera, con la caída actual, el crudo registra su mayor caída mensual desde el peor momento de la pandemia, al retroceder 27% desde su pico reciente.

En marzo de 2020 el petróleo había caído más de un 60% en ese mes solamente, siendo el registro actual, el peor desde entonces.

Johanna Kyrklund, CIO de Schroders, considera que no cree que sea el momento de que los inversores eviten el riesgo por completo, aunque las incertidumbres son demasiado grandes para que esto se llame una oportunidad de compra.

Kyrklund recuerda que hace un año se anunciaban las primeras vacunas Covid-19 y que, a partir de allí, las apuestas se redireccionaron hacia sectores cíclicos, especialmente aquellos vinculados a la reapertura comercial. Sin embargo, advierte que los mercados han avanzado desde entonces.

"El ciclo económico ha madurado y las valoraciones son más altas. Dado que la nueva variante presenta un riesgo adicional para el crecimiento, no creo que sea el momento de realizar mensajes amplios en este momento y creo que hora de tener más matices. Los inversores también deben tener en cuenta que la aparición de la nueva variante puede hacer que los bancos centrales retrasen el endurecimiento de la política monetaria. Es posible que los inversores quieran considerar ajustar su exposición a la renta variable, en lugar de abandonar las acciones por completo", dijo la CIO de Schroders.


Tags relacionados

Comentarios

  • JP

    julian perez

    30/11/21

    Genial!!!!!!!!!!!!!! Que suerte que tenemos un gobierno de genios!!!!!!!!!!

    0
    0
    Responder
  • G

    GDLL

    30/11/21

    LAS 10 PREDICCIONES RESPECTO A LA "MUTACIÓN" OMICRON PARA EL AÑO 2022-2030:

    Predicción 1: La histeria de la variante Omicron se utilizará para poner a cero los registros de vacunación de todo el mundo para obligarles a una nueva ronda de vacunas contra esta nueva variante. Aquellos lo suficientemente tontos como para involucrarse con la variante de Omicron optarán por una serie interminable de inyecciones de proteína de pico que acabarán matándolos.

    Predicción 2: La histeria omicrónica será explotada para justificar las regulaciones agresivas de vacunación y para exigir que esta "nueva emergencia" tenga prioridad sobre todos los derechos humanos, la libertad médica y la autonomía del cuerpo.

    Predicción 3: Aunque la variante Omicron sólo se ha encontrado hasta ahora en personas totalmente vacunadas, los medios de comunicación corporativos mentirosos culparán a los no vacunados de su aparición.

    Predicción 4: La variante Omicron será utilizada por los medios de comunicación corporativos como tapadera para explicar todas las muertes por aumento de anticuerpos (ADE) causadas por las vacunas Covid. Incluso cuando las personas vacunadas mueren en gran número, los medios de comunicación culparán a los no vacunados (véase el punto 3 anterior) y exigirán que los no vacunados sean encerrados completamente y se les niegue el acceso a la sociedad.

    Predicción 5: La histeria omicrónica se utilizará para tratar de criminalizar la disidencia contra las vacunas, las regulaciones, la "autoridad" del gobierno o los criminales detrás de la investigación de ganancia de función como Anthony Fauci. Todas las declaraciones discrepantes se califican de "peligro para la sociedad" y los que las hacen son acusados de matar a la gente.

    Predicción 6: La histeria masiva fomentada por los medios periodísticos-terroristas justificará que los gobernadores ordenen más cierres, lo que llevará a más fallos en la cadena de suministro, escasez de productos e inflación de precios.

    Predicción 7: Si los medios de comunicación consiguen avivar la histeria de Omicron con la suficiente ferocidad, se utilizará para cancelar las elecciones de mitad de mandato de 2022 o para llamar al voto generalizado a distancia, alegando los "peligros extremos" que supone cualquiera que se haga público.

    Predicción 8: Cualquier fracaso económico causado por el incompetente y criminal régimen de los "líderes" mundiales será atribuido a Omicron. Esta "variante" imaginaria se convertirá inmediatamente en el chivo expiatorio de unos precios de la energía por las nubes, de la escasez de suministros y de los estantes vacíos de las tiendas de comestibles. Los medios de comunicación culparán de todo a Omicron, y luego culparán a los no vacunados.

    Predicción 9: En algún momento, la variante Omicron o la próxima variante falsa que se publique se utilizará para justificar las vacunaciones obligatorias, junto con el secuestro médico de cualquiera que se resista para meterlo en campos de concentración de covid para su eficiente exterminio. (Esta práctica ya ha comenzado en Australia, donde los militares secuestran a los aborígenes y los llevan a campamentos a punta de pistola).

    Predicción 10: Omicron no será la última variante utilizada para causar histeria masiva y pagos multimillonarios del gobierno a la Gran Farmacia. Esta estafa se repetirá cada año más o menos mientras la gente viva con miedo y le siga la corriente.

    1
    0
    Responder