MervalExclusivo Members

Las acciones están sobrevaluadas: cuáles son las que aún recomienda el mercado

El riesgo país cayó pero no lo suficiente para justificar el valor actual de las acciones. Analistas ven una mejor relación riesgo retorno en los bonos y se muestran selectivos con las acciones a incorporar en los portafolios.

En esta noticia

La suba en las acciones fue mucho más fuerte que en los bonos.

El riesgo país cayó pero no lo suficiente como para justificar las valuaciones actuales de las compañías argentinas.

Ante esta situación, analistas ven una mejor relación riesgo retorno en los bonos y se muestran selectivos con las acciones a incorporar en los portafolios.

Sigue la racha bajista en los bonos: por qué igual son una oportunidadSe disparan los activos dólar linked: qué recomiendan los analistas

 Rally en acciones y menos en bonos

El S&P Merval en dólares sube 46% en el último año. Dentro de las acciones que cotizan en Wall Street se destacan Vista, Edenor, Corporación América, Mercado Libre, YPF y Despegar, que ganan entre 71% y 95% en el último año.

Durante ese mismo período, los bonos tuvieron un retorno sustancialmente menor.

El tramo corto de la curva sube entre 32% y 35% en el último año.

Por su parte, el tramo medio sube entre 11% y 14%, en los Globales a 2035 y 2038, mientras que el extremo más largo sube entre 5% y 11% en los Globales a 2041 y 2046 en el último año.

Esta dinámica en los bonos hizo que el riesgo país pueda caer desde los 2670 puntos hasta los 2050 actuales, lo cual es una baja importante, pero moderada.

Sebastián Azumendi, Head of internacional Sales de Adcap Grupo Financiero, explicó que, por las características de las acciones, estas subieron más que los bonos en el corto plazo.

"Las acciones subieron mucho más que los bonos, pero eso sucede porque una acción siempre tiene una mayor suba o caída potencial respecto que un bono ya que este último opera más que nada por tasa. También la liquidez de las acciones es totalmente distinta a la de los bonos", detalló Azumendi.

¿Sobrevaluación en acciones?

Para que el riesgo país baje, es necesario que suban aún más fuerte respecto de lo que acaban de trepar.

En ese sentido, para que las acciones valgan más, es necesario que el riesgo país también caiga más. Esto es así ya que el valor actual de una empresa es el flujo de fondos descontados de dicha compañía.

Para descontar esos fondos se utiliza una tasa de interés que se deriva del riesgo país. 

Por lo tanto, es clave que el riesgo país caiga para que las acciones suban más.

Si las acciones suben con fuerza, y el riesgo país no cayó lo suficiente, ocurre un contexto de sobrevaluación de la renta variable.

Esto es justamente lo que se observa hoy. El rally tan fuerte en las acciones, con un avance más moderado en los bonos, hizo que la relación del S&P Merval con el riesgo país deje a las acciones en un nivel de sobrevaluación.

Ignacio Sniechowski, head of research Grupo IEB, alertó que a la hora de analizar la valuación del S&P Merval frente a los niveles asociados de riesgo país, existe una sobrevaluación extremadamente alta en la renta variable.

Durante gran parte de 2023 dicha sobrevaluación se mantuvo en una banda de +30% a +50% y con un piso en +20%.

Sniechowski advirtió que, tras el triunfo de Milei, el nivel de sobrevaluación perforó el techo de +50% y se encuentra oscilando en un rango de +50% a +60%.

"Esto nos indica que los inversores, aún con Milei al frente de la presidencia, continúan prefiriendo riesgo privado a riesgo soberano. También nos indica que el recorrido que ha tenido la deuda soberana aún queda empañado por ciertas dudas que subsisten sobre su sustentabilidad más allá de 2024", detalló el head de research de Grupo IEB.

Desde el lado puntual de la valuación de las empresas argentinas, Sniechowski coincide en que existe cierta sobrevaluación.

La sobrevaluación también se presenta cuando lo hace frente a su media y mediana histórica y cuando lo analiza por múltiplos de ganancias (P/E) y valor libros (P/BV).

¿Bonos o acciones?

Los activos financieros tienen incorporado un elevado factor de expectativas en los precios. 

Nadie paga el precio de una acción o de un bono si cree que va a valer menos en el futuro.

La expectativa actual del mercado es que el actual equipo económico pueda solucionar los desequilibrios económicos y que esto derive en una mejor situación para las compañías, en donde estas puedan ganar más dinero.

Esto haría que el valor de las acciones pueda seguir subiendo a mediano plazo.

En el mismo sentido, si el equipo económico es exitoso en solucionar los problemas macro, las cuentas nacionales estarían más en orden, por lo que los bonos tendrían un riesgo menor de ser defaulteados y esto también haría subir al precio de la deuda a mediano plazo.

En este contexto, Azumendi plantea dos escenarios posibles. Uno de éxito y otro de fracaso del plan económico de Milei.

"Ante un escenario de éxito, que va a tardar mínimo uno o dos años, van a subir mucho más las acciones que los bonos. En un escenario de fracaso de este plan, tienen mucho más baja las acciones que los bonos. Los bonos tienen un piso que, si bien subió mucho, es más limitado que el de las acciones", afirmó.

Por último, también explicó cómo impacta la variable de flujos en el mercado local.

"En este momento te diría que también depende de los flujos. En las acciones, como no hay liquidez, si alguien quiere comprar para absorber la demanda que pueda haber, pueden caer menos y viceversa", dijeron.

Ahora bien, mirando hacia adelante, los analistas recomiendan selectividad en el posicionamiento, tanto en bonos como en acciones.

El equipo de inversiones de Schroders Argentina cree que los Bonos Soberanos en dólares son los que ofrecen la mejor relación Riesgo/Retorno.

"Vemos una asimetría de retornos sesgada positivamente hacia los bonos, con un Downside acotado y potencial alcista incluso en una Reestructuración. Las bajas paridades y los cupones actuales hacen que la Current Yield del 2035, 2038, 2041 y 2046 ya tenga cierto atractivo", dijeron.

Además, remarcaron que "los Bonos Soberanos Hard Currency por Spread, hoy cotizan por arriba del promedio CCC, con Z-Spread que van desde niveles de 1600 hasta 4500 bps dependiendo de la Duration".

Con una visión similar, Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, entiende que actualmente los bonos tienen una mejor relación riesgo-retorno que las acciones.

"A nivel agregado, hoy los bonos tienen una mejor relación riesgo retorno. Sin embargo, también existen casos particulares de empresas específicas que pueden tener aún recorrido adicional", dijo Martínez Burzaco.

Por eso mismo, de corto plazo Martínez Burzaco se inclina por el posicionamiento en la deuda ya que considera que los bonos están más baratos y es una mejor relación riesgo-retorno, tanto para el corto y el mediano plazo.

"Yo creo que hoy es más conveniente estar parado en bonos hard dólar. Si en el corto plazo se da una toma de ganancias en los activos argentinos, claramente veo más corrección relativa de las acciones respecto a los bonos. Hacia adelante también creo que los bonos quedaron más baratos que las acciones en el mediano plazo", dijo.

Acciones a mirar

El hecho de que las acciones parezcan sobrevaluadas hace que los inversores tengan que tomar recaudos a la hora de incorporar papeles a los portafolios.

En ese sentido, la diversificación y la selectividad lucen determinantes.

Mirando hacia adelante, Sniechowski considera que sigue habiendo potencial en el segmento de acciones reguladas.

"Recién comienza el proceso de normalización de tarifas y, por otro lado, frente a una desaceleración económica se trata de un sector defensivo. De dicho sector, me gustan particularmente Distribuidora de Gas Cuyana, Autopista del Sol, Central Puerto y Transportadora de Gas del Norte", detalló.

En cuanto a la parte cambiaria, Sniechowski ve valor en acciones de Aluar y Ternium a la vez que también destacó a BYMA como una acción defensiva por su gran posibilidad de defender sus ingresos frente a una aceleración de la nominalidad y/o devaluación.

Por otro lado, destaca que el sector Oil & Gas lo ve sobrevaluado, aunque le sigue viendo como una oportunidad en el mediano plazo.

"El sector de Oil & Gas tiene drivers genuinos, fundamentals sólidos. Queda claro que las valuaciones no son lo atractivas que eran en 2022 o 2023 y que la evolución en el precio del crudo no las favorece en el corto plazo, pero sigo considerando que tienen un gran potencial", dijo Sniechowski.

Finalmente, el head de research de Grupo IEB sostuvo que el sector bancario es el que ha quedado más retrasado y se muestra selectivo.

"Es un sector que presentará una alta volatilidad pero que si las cosas salen medianamente bien es el que presenta más potencial al alza. De dicho sector si tuviera que tomar posición me inclinaría por BBVA Argentina y Banco Macro", detalló.

Temas relacionados
Más noticias de acciones

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.