Post elecciones

Dólar: estiman que en el verano se acelerará la corrección cambiaria

Un informe privado proyecta que el cambio bilateral con EE.UU. llegará a diciembre con una pérdida de competitividad del 11%, pero aguarda que al empezar 2022 retome el promedio post convertibilidad.

El Gobierno está decidido a utilizar el ancla cambiaria hasta la elecciones, como garantía de que en 2021 los salarios venzan a la inflación. Un daño colateral de esta política es que puede hacer que los productos argentinos pierdan algo de la competitividad cambiaria obtenida con las últimas devaluaciones.

El BCRA tiene buenos argumentos para creer que hay margen para apreciar el peso sin generar disrupciones: principalmente porque el Tipo de Cambio Real Multilateral (compara al peso con una canasta de monedas con las que comercia Argentina) está en un nivel mucho más competitivo que el que tenía previo a los escenarios devaluatorios de los últimos años, además de que el Central viene comprando una importante cantidad de divisas.

El Tipo de Cambio Real Multilateral está en un nivel mucho más acorde que el que mostraba previo a la devaluación de 2018

Sin embargo, un informe de la consultora Econviews destaca que el tipo de cambio real bilateral con EE.UU. es 6,3% más bajo que el de diciembre 2020. 

"En los próximos meses, con un crawling peg cercano al 1% y con una inflación de casi 3% mensual, la competitividad se erosionará en al menos otro 5%", destaca el documento de la firma que dirige el ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel.

Los 8 puntos clave que seguirá el mercado durante esta semana

El informe amplía: "El atraso en diciembre llegará a ser del 11% interanual, el más alto para un año electoral desde 2007. Y hubiese sido más de no tener la inflación americana más elevada desde fines de los '80. Es usual que se use esta estrategia en los años impares, pero con una brecha que oscila entre 70/75%, y que incluso hoy por hoy está contenida por medidas muy restrictivas, será necesario más temprano que tarde darle más aire al dólar".

Este año, el Central engrosó sus reservas brutas en u$s 3545 millones (hoy están en u$s 42.392 millones), un poco gracias al cepo y otro poco a los precios extraordinarios de los commodities. No obstante, Econviews considera que en el segundo semestre las tenencias del BCRA sufrirán una merma de u$s 2000 millones, para terminar en cerca de u$s 41.000 millones.

Uno de los argumentos del equipo que conduce Kiguel para pronosticar un tipo de cambio más alto es que ello permite recomponer reservas.

El economista Fernando Marull, de FMyA.com, destacó que las reservas netas del BCRA (aquellas que no tienen como contrapartida un pasivo) crecieron u$s 3.000 millones en el año, para llegar a u$s 7.600 millones a fines de junio y a cerca de u$s 8.000 millones al día de hoy. 

Dólar CCL: los tres métodos que usa el mercado para anticipar su cotización

Sin embargo, para fin de año, Marull aguarda que las reservas netas se ubiquen en u$s 6.000 millones, mermadas por pagos de deuda a organismos internacionales (en parte solventadas con los Derechos de Giro que enviará el FMI) y por ventas de dólares en el mercado del contado con liqui.

En este contexto, Econviews anticipó: "De mínima, durante el próximo verano, momento históricamente elegido para las correcciones, volveremos a un nivel de tipo de cambio que se equipare con el promedio histórico de la postconvertibilidad. Una corrección mucho menor que la que se hizo en 2014 por ejemplo".

No es la primera vez que un informe privado prevé una corrección del peso para la temporada estival. Semanas atrás Morgan Stanley pronosticó un escenario similar para el período post electoral y comparó la situación con la de 2014, cuando se realizó un ajuste de 15% en el tipo de cambio en apenas tres días. 

Riesgo dolarizador 

En el mercado hay quienes creen que el Banco Central debería mejorar las tasas, de manera tal de evitar la fiebre dolarizadora, tanto en el mercado oficial como en el financiero. 

Ecolatina se preguntó al respecto: "¿Se animará el BCRA a mejorar el rendimiento de los plazos fijos, en un contexto de inflación transitoriamente a la baja, pero mayores tensiones cambiarias? El reciente endurecimiento del cepo invita a pensar que no".

En cuanto a la brecha cambiaria, el Banco Central viene interviniendo en los dólares financieros para acotar la distancia entre el contado con liqui y el oficial. 

En la última semana endureció el marco regulatorio, poniendo un límite a los nominales que se pueden operar en bonos en la semana, lo que posiblemente haga que los grandes jugadores tengan que dejar el mercado Prioridad Precio Tiempo para comprar sus billetes en el Senebi. O que tengan que apelar a acciones y Cedear para dolarizarse.

Al respecto, un informe de Quantum Finanzas advirtió: "El esquema actual es creciente en la segmentación de los mercados, característica que afecta sus profundidades relativas y resta fluidez y eficiencia a sus funcionamientos. Las restricciones y las intervenciones del BCRA podrían tener algún efecto en el corto plazo para evitar saltos en sus cotizaciones. Pero para lograr fluidez y eficiencia en el mediano y largo plazo requerirá estabilizar y normalizar la economía, incluyendo el funcionamiento del mercado de cambios"

Brasil en la mira 

Otro aspecto clave para determinar hasta qué punto puede apreciar el peso el Gobierno sin riesgos es lo que sucede en Brasil. Un informe reciente de Delphos Investment destacó: "En los últimos días la devaluación del tipo de cambio se redujo al 1% mensual, un ritmo 75% menor que en enero. Esta dinámica de apreciación real es sostenible por la apreciación del real brasileño y los buenos resultados en la balanza comercial".

Tipo de Cambio Real Bilateral con Brasil 

Sin embargo, en los últimos 20 días el dólar se apreció frente al real más de un 7%, encendiendo luces amarillas en Argentina. Una devaluación del real haría insostenible el crawling peg con freno de mano.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios