Ajuste del tipo de cambio

Pesce deberá desacelerar más el ritmo de devaluación para cumplirle a Guzmán

A pesar de que la autoridad monetaria redujo el ritmo de ajuste del tipo de cambio, necesitará hacerlo aún más para alcanzar la meta del 25% para este año que estableció el ministro de Economía.

Desde que a principios del mes pasado el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció que a lo largo de este año el tipo de cambio se devaluará 25%, de manera gradual, para finalizar diciembre con el dólar mayorista en la zona de $105, el Banco Central (BCRA) empezó a reducir el ritmo del deslizamiento diario. Con esta desaceleración del denominado crawling peg, evidentemente el dólar oficial viene corriendo a una velocidad más lenta.

Sin embargo, en lo que va del año, el ajuste del dólar mayorista acumula un poco más del 9%. Si se sostuviera este mismo nivel de avance, la devaluación oficial de este año sería muy superior a la planteada por Guzmán. Incluso, en caso de mantener de acá hasta diciembre el mismo ritmo reducido al que viene marchando últimamente por semana (0,5%) tampoco llegaría al objetivo.

Por lo tanto, la entidad que conduce Miguel Pesce deberá empezar pronto a desacelerar aún más el ritmo diario de devaluación para alcanzar la meta trazada por el Gobierno, la cual tiene como finalidad servir como ancla para intentar disminuir la escalada inflacionaria que se ha estado registrando durante los últimos meses.

"Es un clásico de los años electorales: tratar de utilizar el ancla cambiaria y tarifaria para intentar anestesiar la inflación y que el salario real pueda crecer durante los meses previos a las elecciones", afirmó ante El Cronista Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo. Según sus cálculos, para llegar al objetivo de devaluar gradualmente 25% a lo largo de este año, la autoridad monetaria tendrá que desacelerar el crawling peg al 1,5% mensual en promedio de acá hasta fin de año.

En ese sentido, el economista señala que es probable que dicha desaceleración del ajuste se acentúe con el paso de los meses, teniendo en cuenta que la inflación no afloja. Además, considera que, por ahora, con este cepo cambiario tan duro, el BCRA tiene la posibilidad de administrarlo como desee. "Obviamente, todas estas restricciones terminan pasando factura en términos de actividad e inflación. Pero, más allá de eso, tiene margen para manejarlo", sostuvo.

El analista financiero Christian Buteler coincide en señalar que la autoridad monetaria tiene margen para desacelerar el crawling peg, debido a que este cepo tan cerrado se lo permite y a que el tipo de cambio no está atrasado. Sin embargo, considera que el BCRA no debería desacelerar tanto el ritmo de la devaluación en este momento porque la inflación sigue siendo muy alta, por lo que la diferencia entre ambas tasas sería muy elevada.

"El problema es el nivel de inflación actual, que no sólo no afloja, sino que está en aumento. Desde hace tres meses la tasa de inflación interanual está subiendo. En ese contexto, al reducir la tasa de devaluación, los números no cierran. De todas formas, yo creo que igualmente el BCRA va a reducir el ritmo de devaluación aunque no la inflación no baje", indicó Buteler en diálogo con El Cronista.

De acuerdo con Vauthier, en la medida en que se busque recurrir al atraso cambiario en el tipo de cambio oficial para intentar "anestesiar" la inflación, no se está operando sobre las causas de este problema, las cuales están relacionadas con los desequilibrios monetarios, sino que se está operando sobre los mecanismos de transmisión, como el tipo de cambio, las tarifas, los salarios.

"Se puede operar transitoriamente sobre los mecanismos de transmisión, moviendo menos el tipo de cambio o anclando tarifas, pero esto no es sostenible en el mediano y largo plazo si no se avanza con un programa que encare las causas de la inflación. Básicamente, que apunte a recuperar la demanda de dinero, a dar una señal de una política monetaria que asegure tasas de interés positivas a futuro y, sobre todo, dar una señal fiscal que indique que se va a buscar converger lo más rápido posible hacia el superávit", afirmó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios