FINANCIAL TIMES

Variante Ómicron: tiene menos riesgo de necesitar atención en hospital, qué dicen los últimos estudios

Los primeros estudios realizados en Dinamarca, Sudáfrica y Reino Unido validan la hipótesis de que la infección producida por la variante ómicron del SARS-CoV-2 es menos grave que la causada por Delta y las tasas de hospitalización serán mucho menores.

Las primeras evidencias sugieren que la variante Ómicron podría ser menos severa que Delta: es probable que una menor proporción de personas infectadas con la primera requiera tratamiento hospitalario en comparación con los casos de la cepa Delta, según datos de atención médica de Sudáfrica, Dinamarca y Reino Unido.

OMS: "Nos enfrentamos a un tsunami de infecciones por Covid en el mundo"

Bloomberg

Los hallazgos comunes de equipos de investigación separados dan esperanzas de que habrá menos casos de enfermedad grave que los causados por otras variantes del virus, aunque los investigadores advierten también que la alta capacidad de contagio de Ómicron aún podría añadir más presión asistencial en los servicios de salud.

Ómicron: surgen nuevos datos sobre las internaciones, crecen los casos y más países avanzan con cuartas dosis de la vacuna

Aunque también es probable que las menores tasas de síntomas graves por ómicron se deban a su mayor infecciosidad en personas con inmunidad adquirida por infección previa o por vacunas los estudios de Reino Unido apunta, a una posible menor gravedad intrínseca a la variante.

Las personas no vacunadas siguen siendo las de mayor riesgo, pero como la gran mayoría de las infecciones y reinfecciones causadas por Ómicron son leves, la proporción de todos los casos que desarrollaron enfermedad grave es menor que con otras variantes.

Variante Ómicron: por qué Chile es el mejor país del mundo donde pasar las Fiestas en pleno rebrote de la pandemia

Reino Unido: las hospitalizaciones caen un 25% 

 Un análisis de datos realizado por investigadores del Imperial College de Londres revela la probabilidad de producir una enfermedad grave con Ómicron es un 11% menor en cualquier individuo después de ajustar factores como la edad, el sexo, las condiciones de salud subyacentes, el estado de vacunación y la infección previa.

Cuando el porcentaje se extrapola a la población general, la probabilidad de requerir atención hospitalaria con Ómicron desciende en un 25% en comparación con Delta, una disminución más pronunciada debido al hecho de que los casos de Ómicron se presentan en mayor proporción en personas vacunadas o que han pasado una infección previa, lo que puede conferir una protección sustancial contra la enfermedad grave.

Sudáfrica: un 85% menos de probabilidad 

 Otro estudio realizado por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica revela por su parte que entre las personas que dieron positivo durante octubre y noviembre, los casos sospechosos de Ómicron tenían un 80% menos de probabilidades de ser ingresados en el hospital que los de delta después de ajustar por varios factores que incluyen infección previa, aunque en este análisis no se tuvo en cuenta el estado de vacunación previa y los datos sobre infecciones previas no eran fiables.

Variante Ómicron: científicos advierten sobre la gravedad de los síntomas en Sudáfrica

Otro análisis llevado a cabo por el mismo equipo de investigación, esta vez controlando el estado de vacunación, encontró que una vez ingresados en el hospital, los casos de ómicron y delta de las últimas semanas tenían la misma probabilidad de progresar a una fase grave. Los análisis incluyeron más de 10.000 casos de ómicron y más de 200 ingresos hospitalarios.

"Algo está pasando (...) en lo que respecta a la respuesta inmunológica de Ómicron frente a Delta ", ha señalado la profesora Cheryl Cohen, epidemióloga de la Universidad de Witwatersrand y una de las autoras del estudio.

Los hallazgos sugirieren que las infecciones y reinfecciones de Ómicron fueron "menos graves" y que la protección inmunológica de las células T y las células B "medió" en la "progresión a una enfermedad grave" de ómicron pese a la caída de la protección de anticuerpos neutralizantes, señala esta experta.

Cohen añade que la reducción de la carga de los hospitales había permitido a Sudáfrica manejar la ola producida por ómicron sin imponer restricciones duras. No obstante, advierte que estos hallazgos pueden no ser aplicables a las naciones occidentales con poblaciones cuya edad media es mucho más avanzada.

"La raíz del problema giran en torno a lo que [Ómicron] significa en términos de números absolutos, ya que, si las cifras son altas, aún puede causar un problema sustancial de salud pública incluso aunque el riesgo de enfermedad grave sea menor", añade Cohen.

Dinamarca: tres veces menos 

 Por separado, los datos daneses muestran que entre las personas que dieron positivo entre el 22 de noviembre y el 15 de diciembre, los casos de Ómicron tenían tres veces menos probabilidades de ser ingresados en el hospital que los casos con otras variantes, aunque los expertos advierten también de que la concentración de brotes de ómicron entre los grupos más jóvenes es un sesgo importante para interpretar los datos.

"Son principalmente las personas jóvenes y vacunadas las que están infectadas con Ómicron, y cuando nos ajustamos a esta variable no encontramos evidencia de que esta variante produzca una enfermedad más leve", matizó Henrik Ullum, director del Statens Serum Institut, la agencia de salud pública de Dinamarca el pasado miércoles durante una rueda de prensa.

Pero aunque todavía hay pruebas limitadas de una reducción intrínseca de la gravedad, esto no impide que Ómicron dé como resultado resultados menos graves a nivel poblacional, debido a que Ómicron se presenta con mayor proporción en personas que están más protegidas contra la enfermedad grave por vacunación o infección previa.

"Debido a la mayor evasión inmune de ómicron, este patrón [de menos casos hospitalizados] persistirá en una evaluación a nivel de población", agregó el profesor Samir Bhatt, profesor de la Universidad de Copenhague y el Imperial College y miembro del grupo de modelado SPI-M del gobierno de Reino Unido.

El gobierno de Reino Unido está esperando nuevos datos sobre la gravedad de ómicron antes de decidir sobre nuevas restricciones en Inglaterra. Pero Bhatt ha señalado que el enfoque del Reino Unido es panglosiano -una visión exagerada e ingenua-, y cree que "exagera la esperanza que ofrecen estos datos incipientes sobre la reducción de la gravedad".

"Preveo que la tasa acumulada de hospitalizaciones será más lenta y menor porque la vacuna parece seguir siendo protectora", ha señalado la profesora Thea Kolsen Fischer, jefa de diagnóstico especialista en virus y microbiología del Statens Serum Institut. Pero los legisladores deberían tener "cuidado al elaborar su relato acerca de que ómicron es más leve" porque pasarán "algunas semanas" antes de que el impacto de la variante en los hospitales esté más claro. "Me temo que debido a la infecciosidad de ómicron (...) la situación que tenemos ahora será muy distinta a la que habrá dentro de unas dos semanas", ha señalado.

Una decisión difícil Dinamarca introdujo el pasado domingo una serie de medidas para contener la propagación de ómicron, incluido el cierre de teatros y museos y la reducción de aforo en bares, restaurantes y centros comerciales.

El profesor Peter Garred, inmunólogo clínico del Rigshospitalet de Copenhague, el hospital más grande de Dinamarca, ha señalado que una disminución en la gravedad podría llevar a hacer "prácticamente sostenible" la decisión de países como Inglaterra y Estados Unidos de no imponer restricciones.

"La cuestión de si ómicron es leve o no realmente no ha contribuido a la discusión sobre las nuevas restricciones [en Dinamarca]", dijo Garred. "El gobierno prevé problemas porque las tasas de infección están aumentando drásticamente, independientemente de la gravedad".

Cohen, de la Universidad de Witwatersrand, añade que la onda ómicron podría "desarrollarse de manera diferente" en el hemisferio norte debido a que coincide con el invierno, pero las señales positivas de Sudáfrica tienen "mucha relevancia para la respuesta que den otros países".

"La mayoría de las poblaciones de Occidente tienen altas tasas de vaunación e infección previa, o ambas, en estos momentos", ha señalado Cohen. "Si se mantiene, es probable que todos los países vean un efecto similar de ómicron en la pandemia al que hemos visto nosotros".


Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • SCC

    silvia cede cede

    26/12/21

    https://www.youtube.com/watch?v=7HF-mYFFUFw

    0
    0
    Responder
  • SCC

    silvia cede cede

    26/12/21

    https://www.youtube.com/watch?v=7HF-mYFFUFw

    0
    0
    Responder